Artistas que debes conocer: Desvirtual

Esta banda colombiana presenta una visión muy clara de lo que es el rock progresivo en el siglo XXI

Por  RICARDO DURÁN

marzo 12, 2024

Cortesía prensa Desvirtual

El rock progresivo ya tiene más de cinco décadas de historia, y su evolución ha sido evidente, en la medida en que sus caminos se han multiplicado hacia montones de estilos distintos, permitiendo que la misma sombrilla cubra a bandas tan disímiles como King Crimson, Yes, Dream Theater, Pink Floyd, Rush, Asia, Tool, Mastodon, UK, Coheed and Cambria, Opeth, Soen, Genesis o Emerson, Lake and Palmer.

La complejidad rítmica y sonora que caracteriza al rock progresivo ha dado pie a todas las posibilidades que representan esas bandas, y, aunque es claro que no se trata de un género masivo, siempre ha existido un público para estos sonidos que se manifiestan en piezas extensas de estructuras intrincadas. En América Latina históricamente han existido grandes bandas que han explorado el rock progresivo en sus composiciones; Spinetta fue uno de sus abanderados en varios proyectos, por ejemplo, y podemos recordar nombres como los de Vox Dei o La Máquina de Hacer Pájaros, en Argentina. Os mutantes, del Brasil, alcanzaron reconocimiento global por su exploración psicodélica y progresiva. Los Jaivas, en Chile, fusionaron estos sonidos con el folclor, y en Colombia Banda Nueva exploró estos caminos en compañía del latin jazz; esto para nombrar solo unos poquísimos ejemplos en la inmensa diversidad disponible.

Muchas bandas latinas que abordaron, y siguen abordando, el rock progresivo, lo han hecho cantando en inglés, y los resultados –comerciales y estéticos- no han sido muy destacables; se entiende su intención, pero se obligan a competir en un mercado absolutamente saturado, en el que tienen poquísimas oportunidades. Por eso es tan interesante lo que está haciendo Desvirtual, una banda de Cali, Colombia, que viene desarrollando un trabajo muy importante en nuestro propio idioma, con resultados más que favorables.

Desvirtual está compuesta por Andrés Samboní (teclados), David Palacios (voz), Camilo Casas (guitarra), Gabriel Lago (bajo), Jhoan Prado (batería), y Sebastián Álvarez (percusión), y nuevas audiencias en todas las ciudades. A finales de 2023 la agrupación se reunió para dar forma a su primer álbum,  El vértigo al mirar hacia adentro, que funciona como una especie de complemento para el EP Sobre el filo, en el marco de una filosofía inspirada por Nietzsche y Milán Kundera.

“Queremos invitar a las personas a cambiar las cosas con las que no se sienten cómodas en su vida. A explorar ser la mejor versión de sí mismos y a entenderse como seres individuales y seres colectivos”, dice la banda. “Toca temas tan personales como la soledad y tan sociales como la violencia de la guerra”, añaden. Como el género que lo enmarca, el álbum es una muestra de muchísimas sonoridades, y responde a otras características innegables de ese estilo: está ejecutado de forma impecable, y su producción es cuidada, perfeccionista y ambiciosa, en el mejor sentido de la palabra.

Se trata de un disco que realmente amerita una escucha profunda y detallada, por sus letras y por el trabajo de cada músico, para encontrar detalles como ese homenaje el ‘Frame by Frame’ de King Crimson en ‘Desvirtual’.

Lo que hace este sexteto nos invita a entender que el rock progresivo nunca dejará de existir, y se irá transformando de maneras insospechadas, más allá de los clichés y los prejuicios. Desvirtual nos invita a rescatar la música como forma de arte, mucho más allá del mero entretenimiento, valorando cada nota, cada compás y cada palabra. Este primer álbum es, sin duda, un gran primer paso para una banda que definitivamente deberías conocer.

CONTENIDO RELACIONADO