septiembre 16, 2022

Amando a los aliens con Oliver Sim

Hablamos con Sim sobre la vergüenza, sobre lo que significa ser un alien y sobre los múltiples referentes y recuerdos que se encuentran condensados en Hideous

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Oliver Sim, en "Hideous", el cortometraje estrenado por la plataforma MUBI

Cortesía de MUBI

El trío británico The XX tenía a su miembro más introvertido en su bajista, cantante y compositor Oliver Sim. Ahora, Sim decide dejar a un lado la vergüenza y enfrentarse solo a los reflectores con Hideous Bastard y con un video de larga duración llamado Hideous, dirigido por el francés Yann González (Encuentros de media noche, La daga en el corazón), el cual está disponible en la plataforma de streaming MUBI. Este vídeo que mezcla lo fantástico, lo kitsch y lo surrealista con varios elementos autobiográficos, también es la oportunidad para Sim para colaborar con su ídolo Jimmy Somerville, el legendario cantante de Bronski Beat y The Communards, pero también para revelar que convive con HIV desde que tenía diecisiete años.

Hablamos con Sim sobre la vergüenza, sobre lo que significa ser un alien y sobre los múltiples referentes y recuerdos que se encuentran condensados en Hideous.

ROLLING STONE: Tu video musical de formato largo, se siente como un viaje en el tiempo.

OLIVER SIM: ¡Sí!

ROLLING STONE: Quisiera preguntarte por el inicio del mismo, el cual incluye los créditos finales de la cinta Carnival of souls ¿Por qué?

OLIVER SIM: Creo que es una referencia por parte de Yann. Pero déjame decirte que gran parte de lo que se ve en el video y eso incluye a la música, trata sobre la niñez. Las cosas con las que crecimos. La televisión que vimos, la música que escuchamos y cómo todo eso hace parte de nosotros. Creo que parte de lo que somos tiene que ver con las películas y la música con las que crecimos. Y sí…como tú lo dijiste, Hideous tiene que ver con viajar en el tiempo.

ROLLING STONE: En ese viaje, Bimini hace un homenaje a Elvira, Mistress of the Dark. También creo que Fehinti Balogun se parece mucho al crítico de cine Elvis Mitchell…

OLIVER SIM: ¡OK! ¡Maravilloso! No he pensado mucho sobre eso, pero definitivamente la referencia a Elvira es muy muy…Quiero decir que no fuimos tímidos con nuestras referencias. Fuimos muy cuidadosos y cariñosos con ellas. A ellas se le suma la referencia a Buffy la cazavampiros, que se evidencia en el monstruo que yo interpreto.

ROLLING STONE: ¡Por supuesto!

Cortesía de MUBI

OLIVER SIM: Este es un homenaje a las cosas que nos formaron y no fuimos tímidos a la hora de compartirlas.

ROLLING STONE: ¿El micrófono rosado que se menciona en el video es real? ¿Todavía lo tienes?

OLIVER SIM: ¿El micrófono rosado? Me apena decir que el micrófono es usado para jugar a cantar. No es un micrófono que realmente funcione. Pero ahora pertenece al kit que usamos en las giras de The XX. Eso resuelve tu inquietud. Todavía lo tengo, sí.

Cortesía de MUBI

ROLLING STONE: Desde la perspectiva de un amante de la música pop de los ochenta, fue una bella sorpresa encontrarse con Jimmy Somerville actuando como tu ángel guardián. Cuéntame cómo conociste al Sr. Somerville.

OLIVER SIM: Yo no me aproximé a Jimmy con la actitud de “vamos a trabajar juntos”. Él es una persona muy importante para mí. Es alguien con quien crecí. Yo crecí acompañado de su voz angelical y pura. Fue un verdadero Ángel de la guarda. A medida que crecí, vine a comprender quién estaba detrás de la voz y todo lo que representaba. No solo por lo que tiene que ver con el HIV, sino también por lo que las personas sienten unas por otras y por lo que se siente ser excluido. Jimmy significa todo eso para mí. Yo me aproximé a él con la actitud de un fanboy. Mi primer mensaje hacia él fue “Mucho gusto Sr. Somerville, mi nombre es Oliver y soy un gran admirador. ¿Cómo estás? Me gustaría conocerte”. Y fue así como la relación comenzó a desarrollarse durante un período de seis meses, enviándonos mensajes el uno al otro. Yo tenía muchas ganas de conocerlo. Él no solo me inspira, sino que… (pausa). Él siempre asumió quien era sin ningún tipo de temor. Jimmy siempre estaba frente los reflectores la luz y poseía una voz poderosa. Por mucho tiempo, yo quería tener algo así en mi vida. Quería ser más como él. Llegué a conocerlo y me di cuenta que él no es una persona sin miedo, sino todo lo contrario. Jimmy está lleno de temores y es por esa misma razón que todo lo que hace posee tanto significado y hace que nos sintamos identificados. Después de seis meses de enviarnos mensajes y de ser amigos por correspondencia, me atreví a visitarlo personalmente en su hogar al lado del mar y le dije “Hey, tengo esta canción. Me encantaría que fueras parte de ella”. Todos los artistas queer con los que he hablado y con los que he tenido una relación, me han enseñado mucho y he sentido su apoyo y su cariño. Gracias a ellos aprendí mucho sobre el temor y a adoptar una nueva perspectiva. Me han hecho sentir…(pausa). Sí. Sí.

ROLLING STONE: Smalltown Boy fue una de las canciones más poderosas de los ochenta.

OLIVER SIM: Sí.    

ROLLING STONE: Recuerdo haber visto de niño por la televisión al Sr. Somerville con Marc Almond cantando I Feel Love. Fue algo…

OLIVER SIM: Sí.

ROLLING STONE: Fue como ingresar a un nuevo mundo.

OLIVER SIM: Me encanta Marc Almond también. Teniendo en cuenta la perspectiva del tiempo, podríamos decir que los dos en ese video eran muy GAY (risas). Verlos bailar lado a lado… No es solo algo poderoso, sino que también podríamos decir que fue algo divertido. Había mucha diversión en su interpretación y…

ROLLING STONE: ¡Libertad!

OLIVER SIM: ¡Sí! ¡Diversión y libertad! 

ROLLING STONE: Cuando ví Hideous, David Bowie también vino a mi mente. Especialmente su video en formato largo Jazzin’ For Blue Jean y el video corto de Loving The Alien, ambos de 1984. ¿Es mi impresión o el espíritu de David Bowie estuvo presente en tu video?

OLIVER SIM: David Bowie es uno de los artistas más influyentes y formativos para todo el mundo, así lo conozcan o no. Y la idea de celebrar o de acoger a los extraños, a los peculiares, a los alienígenas, es precisamente lo que yo intenté hacer. Es decir, yo soy un alien y yo soyun monstruo. David Bowie fue un alien. Él representa para mí la otredad.  Cuando era niño, eso era todo lo que yo quería. Quería ser un alien, pero también quería un alien, algo que fuera un otro para mí. No quería buscar algo que se sintiera como yo o que me representara, sino que fuera algo que representara lo que está afuera, lo que está allá. Eso era todo lo que necesitaba. Un otro. Tuve a varios alienígenas en mi vida. David Bowie fue un alien fantástico. Creo que David Byrne fue también un alien increíble. Cuando era niño, Byrne era ese hombre diminuto con un traje inmenso, del cual se asomaba una cabeza diminuta. Él era un alien. Brian Molko de Placebo. Cuando lo vi por primera vez, pensé que era un alien también. Un hombre haciendo música con un vestido puesto. Al principio no tenía sentido para mí, pero lo amaba. Poseía esa fantasía, ese sentido juguetón y un gran sentido del humor, conjugados todo en uno. Creo de Björk es otra alien…

ROLLING STONE: ¿Boy George?

OLIVER SIM: Definitivamente,Boy George es un alien. Él representaba para mí la idea de la vergüenza. He hablado mucho sobre él recientemente. Él cambió para mí las ideas que tenía sobre la vergüenza. Acabo de grabar un álbum que gira en torno a la vergüenza y realicé todo un viaje interior para poder entender que significaba la vergüenza. Es lo peor, es el fin de todas las cosas… Espera un momento ¿Estamos hablando sobre George Michael o sobre Boy George?

ROLLING STONE: Sobre Boy George, pero también me interesa tu opinión sobre George Michael.

OLIVER SIM: Es que, para mí, los dos Georges se yuxtaponen. Y es porque George Michael tenía la vergüenza en su mente, y supo utilizarla para crear algo atractivo, del mismo modo que Boy George lo supo hacer. Algo que gira en torno a la pregunta ¿Cuál es tu vergüenza y cuál es mi vergüenza? Él y Boy George son dos alien. Grace Jones es también un alien. Creo que, a lo largo de nuestra vida, nos topamos con algunos alienígenas y cada vez que me encuentro a uno de ellos, me siento agradecido de tenerlos en mi vida.   

ROLLING STONE: Junto con David Bowie, creo que Kenneth Anger y David Lynch, otros dos alien, están presentes en Hideous.     

OLIVER SIM: ¡Oh! ¡Maravilloso! (risas) Esos dos fueron canalizados por Yann, quien es uno de mis directores favoritos. Él me odiaría si me escuchara decir esto, pero yo lo equiparo junto a esos dos nombres. Creo que lo que hace es producto de un cerebro alienígena. Él es capaz de ser y de hacer muchas cosas a la vez. Puede ser serio, pero también puede ser muy divertido. Puede internarnos en el mundo de lo fantástico y oscuro, pero también puede tener mucho corazón, sentimiento y sentido. Llegar a conocerlo y hablar con él…Yann no se presenta como un alien, no hay nada de alienígena en su presencia, pero esos son los aliens a los que deberíamos prestarles una mayor atención. Precisamente porque son los que tratan de aparentar que son normales (risas). Su mente es pervertida, genial e hilarante.

ROLLING STONE: Precisamente Hideous es, como tú lo mencionaste, una experiencia divertida. Pero también hay algo orgánico y muy plástico en él, como solían ser los videos musicales de los ochenta. Una experiencia surrealista, experimental.

OLIVER SIM: ¡Gracias! ¡Esa era la idea!

Cortesía de MUBI

ROLLING STONE: ¿Cuál es tu canción favorita de los años ochenta?

OLIVER SIM: (Pausa). Los ochenta son los responsables de la mayoría de mi música favorita ¡Es una pregunta muy difícil! (Risas).  Mmm…Me atrevería a decir que David Byrne y Talking Heads tienen un gran valor sentimental para mí. Y como esa era la música de mis padres, contiene una gran cantidad de recuerdos de un modo muy bello. Si tuviera es elegir una canción de Talking Heads no sabría de decir. Tal vez Psycho Killer, pero… ¡Sí! Psycho Killer. Esa era la música que escuchábamos en el auto, con mi mamá, mi papá y mi hermana, y esos recuerdos siempre regresan cuando la escucho. Representa una gran experiencia emocional para mí.

ROLLING STONE: ¿Te gustan las películas de terror clase B?

OLIVER SIM: Me encantan, me encantan. Yann y yo hablamos y compartimos muchas cosas en común, pese a que crecimos en lugares diferentes. Yann creció en Niza; yo en Londres. Algunas de nuestras referencias son diferentes. Pero él es un verdadero connoisseur en cuanto a lo que tiene que ver con películas de terror clase B.         

Trending