diciembre 7, 2021

21 grandes discos iberoamericanos de 2021

Un recorrido por los álbumes que han dejado las huellas más profundas en estos 12 meses

Por  ROLLING STONE

Mario Alzate; Mayra Ortiz; Javier Ruiz; Manuel Zúñiga

1. C. Tangana – El Madrileño 

C. Tangana toma los sonidos de sus raíces y los aborda con arreglos llenos de fusión y modernidad, además de la prestigiosa lista de 15 colaboradores que con sus talentos ayudaron a darle los toques finales a esta declaración musical que hace el rapero en este álbum. Números en compañía de grandes artistas como Jorge Drexler, Eliades Ochoa, Andrés Calamaro, lo llevaron a obtener varios reconocimientos por encontrar la mejor forma de conciliar géneros, sonidos, tradiciones, tendencias y generaciones.

2. Vetusta Morla – Cable a Tierra 

Canciones como ‘Corazón de lava’, ‘Finisterre’ o ‘Puñalada trapera’, muestran a Vetusta Morla en capacidad de componer e interpretar piezas más profundas y universales, sin olvidar el camino que ha trazado en dos décadas de historia. Sin pretender hacer un tratado de folclor, sí aborda ritmos y escalas tonales que evocan las músicas de su tierra y de América Latina, una región que ha sido fundamental en el crecimiento que ha experimentado en los últimos diez años. No es casualidad que Bunbury en su MTV Unplugged haya descrito al sexteto como “la mejor banda de los últimos años”.

3. Mon Laferte – SEIS 

Después del éxito de Norma, Mon Laferte regresó con SEIS, una carta de amor al país que la recibió con los brazos abiertos hace más de una década. Inspirada por el regional mexicano, la intérprete creó un disco que mostró una faceta diferente en donde no solo alza su voz para hablar sobre inquietudes sociales, también se deja ver vulnerable al hablar de su madre y lo agradecida que está con ella. El material hecho en pandemia le otorgó a Mon una nominación al Grammy y le demuestra que aún hay un largo camino por recorrer en su carrera. 

4. Ed Maverick – eduardo 

El cantautor mexicano compartió eduardo, su primer material de larga duración que llegó tras haber gozado el éxito de sus primeros dos EPs, mix pa llorar en tu cuarto y Transiciones, con los que se consagró como una de las propuestas actuales más interesantes de la música en el país. eduardo consagra su sonido melancólico y reflexiona sobre relaciones pasadas, su travesía hacia la madurez y sobre «reconocer que hay bucles que tienen que ser rotos, y que no puedes quedarte donde estás y esperar que cambien». 

5. Fito Páez – Los Años Salvajes 

Este el primer material de una trilogía que estará disponible en su totalidad en 2022 y llega después de su disco ganador del Grammy La Conquista del Espacio. El material fue grabado solamente en tres sesiones y afirma el buen momento creativo que atraviesa el músico. Los Años Salvajes fue concebido durante la pandemia y la retrata de una manera optimista, emocionante y emotiva, las canciones están repletas de buenos momentos que muestran la capacidad del ícono argentino de seguir creando himnos de rock. 

6. Diamante Eléctrico – Mira lo que me hiciste hacer

El hecho de haberse convertido en dúo, sumado a las condiciones impuestas por la pandemia, llevó a que el Diamante buscara nuevos caminos a la hora de componer y producir. ‘Cuando quieras llegar’ fue una sensación con su videoclip en plan Radiola TV, y ‘Suéltame Bogotá’ se asomó por todos lados en la capital colombiana. Acercándose inteligentemente al pop en el estudio, sin descuidar el rock & roll sobre la tarima, Juan Galeano y Daniel Álvarez han conseguido con MLQMHH cuatro nominaciones al Grammy Latino, y una al Grammy Anglo. 

2021 fue el año de su aparición en Tiny Desk, con una propuesta que anuncia nuevas rutas, y lo terminaron con una gira por Estados Unidos junto a Café Tacvba. ¿Qué más pueden pedir?

7. Zoé – Sonidos de Karmática Resonancia

El séptimo álbum de los mexicanos se ubica entre los mejores discos de una carrera exitosa que empezó hace casi 25 años. ‘Velur’ nos recuerda muchos de sus riffs emblemáticos, mientras en ‘El duelo’ León Larregui suena hastiado sobre una cadencia envolvente. ‘SKR’ respira una oscura nostalgia, y ‘Este cuadro no me pinta’ puede hacernos pensar en Zoé siguiendo los pasos de Pink Floyd en Pompeya, respetando las debidas proporciones.

No se trata de un disco que establezca una gran ruptura en su discografía, pero sí plantea la consolidación artística de una banda que sabe perfectamente lo que hace.

8. Draco Rosa – Sound Healing 1:11 

Después de superar una infinidad de desafíos personales, más de los que cualquiera podría sobrellevar, Draco ha decidido hacer música que busque la sanación, y la pandemia le dio la oportunidad perfecta en el encierro. Había adquirido algunos instrumentos nuevos, un continuum, tambores ceremoniales, gongs, y cosas por el estilo; pensaba crear música que le acercara a la comunidad del yoga, y las cuarentenas cambiaron sus planes. Se sumergió en la exploración de los solfeggios, frecuencias ancestrales que podrían modificar la conciencia y la materia. Draco experimentó con ellas en busca de su propia sanación, y el resultado fue un álbum que eleva el espíritu yendo contracorriente.

9. Juanes – Origen

El gusto de Juanes por la música popular ha sido evidente desde el inicio de su carrera y el matiz carrilero de su guitarra ha representado su identidad y sonido. Ahora, el colombiano le rinde tributo a esas músicas y sonidos que tanto lo marcaron durante su formación como artista a través de un álbum de covers donde homenajea a leyendas como Joe Arroyo, Juan Luis Guerra, Bruce Springsteen, entre otros. 

10. Natalia Lafourcade – Un canto por México, vol 2  

Para la cantautora mexicana este proyecto “No es solo México, es lo que somos como mundo, como humanidad, todo quedó ahí”. Se gestó a partir de un proyecto comunitario y fue creciendo, hasta el punto en que ella entendió que el evento con el que buscaban fondos para reconstruir el Centro de Documentación del Son Jarocho en Jáltipan, merecía ir más allá. 

La causa convocó a gente como Pepe Aguilar, Mon Laferte, Caetano Veloso, Ely Guerra y Jorge Drexler, entre otros, para dar forma a dos volúmenes llenos de alma, de historia, de magia y profundidad.

11. Alcolirykoz – Aranjuez

Alcolirykoz expone una representación fiel de su barrio y una crítica a los temas que más les molestan de nuestra sociedad. En cortes como ‘La Caza de Nariño’ y ‘No Está en Venta’, muestran la responsabilidad que tiene Alcolirykoz con su música, el público y el poder que esta trae consigo, mientras que el amor del barrio se puede sentir en canciones como ‘Todo lo bueno tarda’ y ‘Piñata en el 301’. Aranjuez, es un disco sólido, variado y con carácter, así como lo es el rap. 

12. Wos – Oscuro Éxtasis 

El rapero y ex-freestyler argentino, que conquistó al público con sus emocionantes batallas, lanzó Oscuro Éxtasis, un álbum pandémico en donde habla de temores que atravesó durante este tiempo de incertidumbre. El disco está lleno de reflexiones que utilizó para poder sobrellevar el caos. Los 13 temas se dividen de manera muy clara, la primera parte retrata la oscuridad, angustia y remordimiento, mientras que en la segunda parte «se entrega a esa oscuridad para darle la vuelta». 

13. Juan Pablo Vega – Juan Pablo Vega

Luego de haber trabajado como compositor, arreglista y productor para grandes nombres de la industria como Debi Nova, Santiago Cruz o Esteman, Juan Pablo Vega publicó su segundo trabajo de estudio, un álbum donde deja plasmado todo su talento como músico y arreglista. Instrumentales psicodélicas, baladas rocksteady y pop bailable son algunos de los sonidos que retumban dentro del álbum y que evidencian la pluralidad de lenguajes musicales con los que Juan Pablo Vega ama jugar y combinar. 

14. Mabiland – Niñxs Rotxs    

La compositora colombiana presentó su segundo álbum de estudio, el cual comenzó por un dolor que se fue gestando dentro de la cantante desde finales del 2019. Una construcción que surge a partir de su cuestionamiento hacia dónde estaba yendo como persona y sumando todo lo que ha venido sucediendo en Colombia a un nivel sociopolítico y lo que fue su primer álbum 1995. El R&B y el rap se encargan de ser el hilo conductor por estas historias de vida que Mabiland expone a lo largo de Niñxs Rotxs

15. Vicentico – El pozo brillante 

“Es horrible”, nos dijo Vicentico para describir su propia voz en uno de nuestros podcasts, pero, ¿a quién le importa? ¿De qué sirve una linda voz si carece de carácter e identidad? Eso, justamente, es lo que le sobra a la garganta de este argentino; y esos dos aspectos son la espina dorsal de este disco, que le permitió ganar dos premios en el Grammy Latino: Mejor Álbum y Mejor Canción de Rock (‘Ahora 1’).

Esta voz inconfundible tiene la ventaja de dar coherencia a cualquier disco, y acá se suma a una producción que le ayuda a moverse verse con toda confianza mientras coquetea con el pop, la música oriental, la salsa, el mambo, el tango, y otras sonoridades. No se pierdan la adaptación de ‘Ain´t Got No’ (‘No tengo’), un lujo.

16. Ximena Sariñana – Amor Adolescente 

“Me gusta mucho estar enamorada”, esa es la frase que da inicio al quinto álbum de la cantautora, abriendo así una reflexión que relata cómo fue que ella vivió el amor durante la adolescencia. Esta introspección dio como resultado un LP de once temas y cinco intervenciones que detallan las particularidades del amor juvenil. En su sonido, Amor Adolescente transita entre varios géneros que van desde la cumbia hasta el folclor mexicano; representando a su vez el alboroto emocional que significa ser adolescente.

17. Bomba Estéreo – Deja 

Con este disco, Bomba Estéreo propone la música dance como puerta de entrada a un mañana mejor. Está dividido en cuatro secciones, cada una de las cuales representa un elemento (agua, tierra, fuego, aire) que mantiene el equilibrio de la humanidad o la falta de él, lo que lleva la narrativa de la esperanza a la desesperanza y viceversa. Musicalmente hablando, Deja es quizás el trabajo más completo de Bomba Estéreo hasta la fecha.

18. Sepultura – Sepulquarta 

El único álbum que no es en español en este listado, surgió -como otros tantos- en medio de la pandemia, y se grabó a la distancia. Sepultura quiso mantenerse en marcha, y para ello organizó una especie de reuniones virtuales con algunos amigos, entre quienes estaban Scott Ian (Anthrax), Devin Townsend, Alex Skolnick (Testament), Phil Campbell (Motörhead), João Barone (Paralamas), Phil Rind (Sacred Reich) o Matthew K. Heafy (Trivium), entre otros.

La banda brasilera, que hace poco ocupó la portada en la edición colombiana de ROLLING STONE, invitó a sus amigos para sostener largas conversaciones y dar un repaso estridente y esperanzador por algunas de sus canciones más emblemáticas, dando forma a uno de los discos más interesantes del metal global en este año.

19. Leiva – Cuando te muerdes el labio 

Leiva lanzó Cuando te muerdes el labio, un álbum inspirado en distintos encuentros vividos en sus viajes a Latinoamérica en el que hace homenaje a la gran generación actual de mujeres artistas de la música en español. El músico colaboró con Natalia Lafourcade, Ximena Sariñana, Ely Guerra, Silvana Estrada, Elsa y Elmar y muchas más. El español escribió estas canciones pensando en cada una de ellas y sus atributos musicales desde un estado de ruptura y fragilidad provocado por la pandemia. 

20. Alemán – Huracán 

El rapero mexicano estrenó Huracán, un disco en el que el referente del género de América Latina muestra todo su potencial, en este material las colaboraciones van desde Snoop Dogg, Cartel de Santa, Kidd Keo y Santa Fe Klan hasta la famosa presentadora de noticias mexicana, Lolita Ayala. En Huracán, Alemán tiene temas de protesta como ‘g-500’, en el que aborda el tema del clasismo en México, y éxitos mundiales como ‘Mi Tío Snoop’. En este álbum, Alemán mostró que tiene los recursos y el talento para seguir creciendo junto al rap mexicano. 

21. Emmanuel Horvilleur – Pitada

Con la crudeza y la simplicidad del folk, Emmanuel Horivilleur presenta un álbum que va mucho más allá y que se convierte en una pieza audiovisual que captura una presentación en vivo realizada en un campo remoto en Argentina. En compañía de amigos y artistas como Bándalos Chinos, Horvilleur expone una faceta más íntima y gentil pero con la misma fuerza de siempre. 

Trending