Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Una aproximación sinfónica al arte por Fito Páez

El ambicioso ‘Futurología Arlt’, inspirado por la obra de Roberto Arlt, fue grabado junto a la Orquesta Sinfónica Nacional Checa

Por  SEBASTIÁN RAMOS

marzo 7, 2022

Fito Páez lanza 'Futurología Arlt', la segunda entrega de la trilogía de discos que inició 'Los años salvajes'.

Sebastián Arpesella

El tercer álbum de Fito Páez en apenas dos años (tras La conquista del espacio, marzo de 2020; Los años salvajes, noviembre de 2021) no solo demuestra su prolífico e inspirado momento, sino también el amplio espectro musical y la ambición artística que siempre formaron parte del ADN creativo del rosarino. Futurología Arlt es un disco doble que, según el mismo Páez, tiene su génesis casi treinta años atrás y que, basado en la obra del escritor argentino Roberto Arlt, Los siete locos, funciona como una suerte de banda sonora de un musical tango-pop-futurista compuesto para una puesta en escena “multidisciplinaria”.

Grabado virtualmente en tiempos pandémicos junto a la Orquesta Sinfónica Nacional Checa, las 22 piezas que componen el álbum fueron escritas por Páez y su socio musical Diego Olivero, con traducción a partituras a cargo del director Ezequiel Silberstein. “Fue una empresa de ingeniería similar a la que utiliza la familia Espila en la hechura de la rosa de cobre a través de la técnica de la galvanoplastia sugerida por Erdosain en uno de los más sorprendentes pasajes del libro”, escribió el músico acerca de la logística de Futurología Arlt y apuntó: “Diego y yo asistimos como productores y metimos nuestras colas de diablos donde pudimos, que no fueron pocas veces”.

El disco instrumental tiene un único track cantado, “Amor es dinero/ Remo Erdosain”, el tema que abre la obra y en el que Páez le pone letra a ese imaginario “sieteloquista” que inspiró esta producción. “Entre el sol, la maldad y una vida canalla, el amor que se va y no vuelve”, canta a manera de presentación, para luego meterse sí de lleno en este musical que bebe tanto de referencias piazzollianas como de soundtracks cinematográficos universales, y en donde el bandoneón se cruza con la orquestación sinfónica.

Páez asegura que para componer “las piezas” se imaginó “una puesta en escena sui generis repleta de actrices, actores, bailarines, ideas escenográficas, orquesta en vivo, cine y painting sobre pantallas digitales”. Y en cuanto a su relación con Arlt y Los siete locos, dice: “La capacidad del autor de percibir el futuro de La Argentina y el mundo por venir fue lo que me llevó a titular esta obra, Futurología Arlt por sobre otra infinidad de títulos. La fuerza de su prosa poética y su destreza para describir los márgenes de una sociedad en permanente descomposición a través de un relato minucioso, plagado de personajes inolvidables, que pintan el fresco delirante del planeta y específicamente del mapa porteño y bonaerense, desde su frenética imaginación en permanente ebullición eludiendo los cánones de la ‘buena escritura’, fueron los que seguramente me animaron a seguir el pulso de su rabiosa sensación de estar vivo. Seguramente por sentirme en parte legatario de su escritura plebeya, de su desesperación 24 x 7 y de su ausencia de límites a la hora de plasmar su arte en un papel. ‘Quiero que lxs lectores sientan que estoy vivo’, pareciera querer decirnos Roberto Arlt en cada respiración de esta gema literaria inigualable. También fue muy inspiradora la utilización del stream of conciousness, corriente de conciencia o dialogo interior muy usual en la composición musical de todos los tiempos, desarrollado literariamente por James Joyce en su Ulises, publicado en 1922. Nunca sabremos acerca de la posible influencia del escritor irlandés sobre algunos tramos de este icónico libro argentino”.

Si bien en esta oportunidad Páez se sumergió exclusivamente en las aguas de Arlt, esta no es la primera vez que menciona la obra del escritor, periodista e inventor argentino en su discografía. “Buenos Aires igualito que en los tiempos de Roberto Arlt”, cantaba en “Fierita paranoica suit”, mientras que en un verso de “Cadáver exquisito”, escribió: “Busco mi piedra filosofal, en los siete locos, en el mar”.

CONTENIDO RELACIONADO