Trump dice estar “orgulloso” de haber “eliminado” el derecho al aborto

Durante un reciente encuentro político, el expresidente de Estados Unidos se atribuyó el “mérito” de coartar la libertad reproductiva.

Por  NIKKI MCCANN RAMIREZ

enero 12, 2024

Trump durante un encuentro político en Des Moines, Iowa. 10 de enero de 2024.

JOE RAEDLE/GETTY IMAGES

Para nadie es un secreto que la estrecha relación del expresidente Donald Trump con Fox News se ha deteriorado desde su derrota electoral de 2020. El miércoles, durante un encuentro político realizado casi dos años después de su último evento en vivo con la cadena, el exmandatario declaró ante los presentadores Bret Baier y Martha MacCallum lo orgulloso que se sentía de haber facilitado el deterioro de los derechos reproductivos en Estados Unidos.

Como Rolling Stone reportó anteriormente, Trump ha especulado en privado que podría postularse como “moderador” en materia de aborto, una idea que resulta ridícula frente a su historial en el tema como presidente. A su vez, ha expresado públicamente su preocupación de que el Partido Republicano se esté dando un tiro en el pie al respaldar políticas antiaborto extremadamente restrictivas. Sin embargo, no parecía tan preocupado el miércoles, cuando una votante indecisa le pidió que asegurara que mantendría su compromiso con la causa provida de ser elegido. 

“Esa es una gran pregunta, también la agradezco”, respondió Trump, y agregó que ella “no haría esa pregunta, o ni siquiera hablaría sobre el tema” de no haber sido por él. “Durante 54 años estuvieron tratando de eliminar Roe V. Wade, y lo hice. Estoy orgulloso de haberlo hecho”, afirmó.

Trump no anuló directamente la determinación, pero sí nombró a tres jueces conservadores en la Corte Suprema que dictaminaron despojar a los estadounidenses del derecho al acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en su decisión Dobbs v. Jackson de 2022. El fallo desencadenó una serie de prohibiciones al aborto a nivel estatal y mayores restricciones en ciertos estados. Además, resultó en un esfuerzo generalizado por parte de los legisladores republicanos para criminalizar a las personas y médicos que buscan acceder o brindar acceso integral a la salud reproductiva.

“Nadie ha hecho más por el tema que yo”, añadió. “Estoy a favor de excepciones —como Ronald Reagan— relacionadas con el riesgo a la vida de la madre, la violación y el incesto. En eso tengo que estar de acuerdo”. Trump habló extensamente sobre cómo los conservadores “tienen que ganar elecciones” y se refirió a los “grandes republicanos” que han “sido diezmados” por la reacción de los votantes a sus posturas sobre el asunto.

“Tienes que seguir tu corazón… seguir con tu corazón y tu mente. Sigue con ello… pero tienes que ganar las elecciones”, agregó.

En cuanto al liderazgo en los comicios, Trump sigue manteniendo una ventaja dominante de cara a las primarias de 2024. Su competencia está trabajando arduamente para lograr una victoria en Iowa, teniendo como principales rivales a Nikki Haley y al actual gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Los juicios de Trump, sus desastres legales y sus continuas afirmaciones (sin confirmar) de que el fraude le costó su reelección estuvieron presentes durante el evento. En abril del año pasado, Fox acordó pagar $787,5 millones de dólares para resolver una demanda por difamación presentada por Dominion Voting Systems, después de que la cadena afirmara falsamente que la compañía había manipulado las elecciones de 2020.

El expresidente evitó hacer acusaciones explícitas de fraude electoral durante el evento, pero sí abordó varias de las controversias en torno a su candidatura. Cuando se le preguntó acerca del informe de la veeduría de la Cámara de Representantes que identificó pagos millonarios de gobiernos extranjeros a sus propiedades, Trump afirmó que los presidentes “tienen permiso” de administrar sus negocios personales mientras están en el cargo. 

“George Washington era un hombre muy rico, la gente no lo sabe. En su Casa Blanca — aún no estaba construida — tenían una oficina. Tenía un escritorio de negocios y un escritorio de gobierno uno al lado del otro. Puedes hacer eso, yo no lo hice. Yo puse todo en un fideicomiso”, dijo Trump.

“Si tengo un hotel y viene alguien de China, es una pequeña cantidad de dinero. Parece mucho dinero, pero es poco. Yo estaba prestando servicios para eso. La gente se hospedaba en estos hoteles enormes y hermosos porque yo tengo los mejores. Tengo los mejores clubes. Tengo cosas geniales. Y se quedaron allí y pagaron”.

“No recibo ocho millones de dólares por no hacer nada”, añadió.

En una de las preguntas más puntuales del evento, Baier le preguntó en qué medida su posible segundo mandato se trataría de tomar “represalias”. El expresidente que, según informó Rolling Stone, ha pasado mucho tiempo fantaseando sobre formas de vengarse de sus enemigos políticos, contestó que no “tendría tiempo para vengarse” de ser elegido en noviembre.

Cabe recordar que en 2016 Trump también afirmó que estaría demasiado ocupado gobernando el país como para jugar al golf. Sus 150 salidas de golf confirmadas y sus más de 200 viajes a varios clubes de golf durante sus cuatro años en el cargo costaron a los contribuyentes más de 144 millones de dólares.

CONTENIDO RELACIONADO