The Berkeley Hotel: el tesoro de Londres

Una joya de lujo moderno en la capital de Inglaterra que incita a la indulgencia

Por  ROLLING STONE

septiembre 27, 2023

Prensa.

Muchas veces nos preguntamos si logramos satisfacer todos nuestros placeres a la hora de viajar, y aunque la hotelería moderna se esfuerza por reinventarse, pocos logran aterrizar una elocuencia en el discurso, la oferta y el precio como lo hace el Berkeley Hotel. Ubicado en el corazón de Londres, donde el esplendor histórico y la modernidad convergen, sus instalaciones se alzan como un verdadero emblema del lujo y la excelencia en el servicio.

El Berkeley Hotel se destaca por su fusión de gastronomía de renombre mundial con un ambiente de lujo moderno e inigualable. Situado en Knightsbridge, este complejo se honra de ser uno de los mejores hoteles de la ciudad y del mundo.

A pesar de encontrarse en la capital, sus instalaciones nos resguardan y aíslan del bullicio londinense. La tranquilidad del vecindario nos brinda un refugio y un verdadero lugar de descanso con la privacidad y exclusividad de unos de los barrios más excéntricos de la ciudad.

Su ubicación estratégica, a poca distancia de lugares imperdibles como el Harrods y el Palacio de Buckingham, lo convierte en el punto de partida perfecto para explorar toda la ciudad y la historia que resguarda. Además, al colindar con el inmenso y verde Hyde Park, ofrece la oportunidad de planear caminatas recreativas o sesiones deportivas en uno de los parques más emblemáticos de Londres. Pero, si buscas ir más allá de los alrededores, a tan solo unos pasos encontrarás el Metro de Londres y otras opciones de transporte para desplazarse dentro la ciudad.

Prensa

El Berkeley Hotel logra fácilmente ser un reflejo de la elegancia en su arquitectura y diseño interior. Su concepto encapsula la sofisticación de Londres, con su estructura imponente y sus minuciosos detalles que fusionan magistralmente la tradición británica con un toque de contemporaneidad.

La majestuosidad del Berkeley Hotel se impone desde la fachada; el edificio, de estilo georgiano, irradia encanto histórico, y el decorado en su exterior, con el color natural de la piedra beige que lo recubre con detalles meticulosamente conservados, son apenas el abrebocas a una experiencia que te transportará a la Belle Époque.

Prensa.

La edificación mezcla el lujo con una visión contemporánea del confort funcional. El lobby, con su impresionante atrio, abre las puertas a un nuevo mundo. El diseño interior de las habitaciones y suites configuran el balance perfecto entre comodidad y buen gusto. Está claro que cada espacio ha sido cuidadosamente diseñado para crear una sensación de serenidad y lujo discreto que no escatima en detalles. Los colores suaves y los materiales de alta calidad convergen para crear una atmósfera acogedora y elegante. Cada metro cuadrado de sus instalaciones está pensado para que todos sus huéspedes gocen de comodidad, excediendo las expectativas de un hotel cinco estrellas tradicional.

Las suites de lujo ofrecen una experiencia especial gracias a sus terrazas privadas con impresionantes vistas de Londres y a Hyde Park, mientras que otras presentan un concepto completo de vivienda, decoradas con muebles de diseñador que van más allá de las tendencias y se convierten en objetos de arte atemporales. El servicio y la atención personalizada hacen que la estancia en este hotel sea inolvidable y se amolde a cada una de tus necesidades.

Knightsbridge Pavilion Penthouse. 
Prensa.

El moderno Blue Bar es uno de los lugares más icónicos dentro del Berkeley Hotel. Este pequeño espacio, que combina una paleta de colores con azules brillantes y rojos que le hacen contraste, te sumerge en una experiencia sensorial minimalista y de diseño. Inspirado en el art déco, su estilo interior es una declaración del compromiso de la propiedad con la innovación constante y la creatividad en el mundo del interiorismo del más alto nivel.

Prensa.

La inmersión cultural del Berkeley se manifiesta en su tradicional y famoso té de la tarde, que se sirve en el Collins Room o en The Berkeley Café. Allí podrás disfrutar de toda una experiencia gustativa y gastronómica en medio de un escenario mágico. Desde la vajilla, hasta los asientos, cada detalle esta ideado para que vivas la mejor tarde de té de toda la ciudad.

Sin embargo, tomar una taza de té no se resume solo a una experiencia gastronómica, sino que resulta una declaración de estilo. El famoso Prêt-à-Portea, una tarde de té inspirada en el mundo de la moda, es una celebración de la alta costura en forma de pasteles y bocados exquisitamente diseñados. Cada temporada, el menú se renueva para reflejar las últimas tendencias que dominan las pasarelas, haciendo que esta experiencia sea tanto visualmente impresionante como deliciosamente increíble.

Prensa.

Es difícil resistirse al champagne que acompañan las entradas saladas y el cierre dulce de bocados que te llevan al paraíso. Los amantes de la moda y de la gastronomía local disfrutarán de una mezcla de sabores y colores, mientras degustan creaciones inspiradas en diseñadores icónicos y prendas de moda de alta costura. Es una oportunidad única para disfrutar de dos mundos apasionantes en perfecta armonía.

Pasando a platos más grandes y elaborados, encontramos el restaurante Marcus como el gran protagonista. Dirigido por el chef de renombre Marcus Wareing, galardonado con dos estrellas Michelin, este restaurante es un auténtico oasis para los amantes de la alta cocina. En un entorno elegante, donde los sabores y la creatividad culinaria se entrelazan para crear una experiencia inolvidable, los comensales podrán probar el mejor arte culinario.

Prensa.

El menú de Marcus es toda una obra maestra de la gastronomía moderna británica, donde los ingredientes de temporada se transforman en verdaderas piezas de arte. Los maridajes de vino complementan la experiencia, resaltando los sabores y complementando cada plato con maestría y pasión.

Por otra parte, encontraremos el Collins Room, un restaurante de la casa para todos los tiempos. La maestría y calidad de su servicio, sumado a varios de sus menús de primera línea, compiten al más alto nivel. Liberado un poco de querer figurar, la excelencia humana de las personas y su servicio sobresale en cada rincón del Berkeley.

Sería injusto dejar de lado al maravilloso y visionario Cédric Golet. Cada creación ingeniosamente elaborada es tan atractiva a la vista como deliciosa, sea para el desayuno o un café con galletas horneadas al instante. La combinación magistral entre frutas, flores y dulces hacen de esta pâtisserie la mejor de todo Londres. No por nada el joven chef ha sido considerado uno de los confiteros más destacados del mundo.

Prensa.

El Berkeley también ofrece un sereno santuario para quienes buscan un respiro de la ciudad. Si buscas relajación o una experiencia rejuvenecedora, sus tratamientos de spa, elaborados por Bamford y Oskia London, se adaptan a los deseos particulares de cada huésped.

Inspirado en la tranquilidad de los Cotswolds, el Bamford Wellness Spa traslada la esencia de esta apacible campiña al paisaje urbano. Aquí podrás revitalizar tu mente, cuerpo y espíritu con terapias holísticas que incorporan productos puros y orgánicos. Y para aquellos que no desean perder sus rutinas de fitness mientras están lejos de casa, les espera el gimnasio en el cuarto piso, un refugio elegante y totalmente equipado a disposición exclusiva de sus viajeros.

Prensa.

El Berkeley Hotel es más que un simple lugar para descansar en una de las ciudades más electrizantes del mundo. Es una experiencia que combina servicio, excelencia culinaria, lujo moderno y una ubicación excepcional en el corazón de Londres. Es un testimonio de cómo el viejo mundo y la vanguardia pueden coexistir en perfecta armonía. Cada rincón del Berkeley Hotel es una obra maestra que celebra el lujo y la belleza en todas sus formas, haciendo que la estancia de sus visitantes sea una experiencia única e inolvidable.

CONTENIDO RELACIONADO