diciembre 30, 2022

Steven Tyler es acusado de haber abusado sexualmente de una menor de edad

Steven Tyler, vocalista de Aerosmith, ha sido acusado de haber abusado de una menor de edad en los 70

Por  ETHAN MILLMAN

AMY SUSSMAN

Una mujer que asegura haber tenido una relación ilícita con Steven Tyler cuando era menor de edad en los 70, ha presentado una demanda en contra del vocalista de Aerosmith en donde lo acusa de agresión y abuso sexual, además de haberle infligido daño emocional a propósito. La acción legal es amparada por la legislación en California que exime de prescribir, temporalmente, a las acusaciones por abuso sexual de menores.

En el documento presentado en Los Ángeles y obtenido por Rolling Stone, la demandante Julia Holcomb asegura que cuando tenía 16 años, Tyler convenció a su madre de dejarla bajo su custodia, por lo que terminó por vivir y establecer una relación sexoafectiva con él. La mujer sostiene que permanecieron juntos desde 1973 hasta tres años después. En la demanda no se menciona el nombre del músico, ya que los implicados son presentados como anónimos. Aun así, Holcomb –nombrada en un perfil que hizo Rolling Stone de la banda en 1976– siempre ha sido muy abierta respecto a su experiencia con él.

La demanda utiliza citas de la autobiografía de Tyler en la que, sin dar nombres, el cantante relata cómo “casi se casa con una novia adolescente”, cuyos padres “habían quedado encantados conmigo, llegando a firmar un papel para que yo tuviera su custodia, evitando que pudiera ser arrestado si la sacaba del estado. La llevé conmigo en un tour”.

Holcomb sostiene que “no tenía poder” para resistir la “influencia, fama y estabilidad económica” de Tyler, y que este “la persuadió para creer que se trataba de ‘una relación amorosa’”. También cuenta que conoció al músico (que tendría alrededor de 25 años al momento de conocerse) justo después de su cumpleaños número 16, cuando Aerosmith dio un concierto en Portland, Oregon, en 1973. Él la habría llevado a su habitación de hotel donde hablaron sobre su edad y, luego de que él le preguntara por qué andaba sola por la noche, ambos conversaron sobre sus problemas familiares. Después, él “cometió diferentes delitos sexuales en su contra” antes de enviarla a casa en un taxi en la mañana siguiente.

Aparentemente, Tyler también le compró un tiquete de avión para volar a Seattle a un concierto del grupo, ya que al ser menor de edad no podían viajar juntos entre estados. Al terminar el show, él habría cometido más actos sexuales sobre ella, quien regresó a su ciudad al siguiente día.

En 1974, dice la demanda, Tyler convenció a la madre de Holcomb de permitirle tener su custodia, lo que les daría potestad de viajar con ella con más facilidad sin tener consecuencias legales, historia que coincide con los comentarios en la autobiografía del músico. Este le habría dicho a la madre de Holcomb que le ofrecería mejores condiciones de vida que las que estaba recibiendo en casa, prometiendo que la matricularía en la escuela y le garantizaría atención médica. Tyler “no cumplió tales promesas y, en cambio, continuó viajando, abusando y ofreciendo sustancias a la demandante”.

La mujer afirma que a los 17 quedó embarazada de él, pero se practicó un aborto por la presión que este ejerció sobre ella luego de que se desatara un incendio en su apartamento. Para justificarlo, él argumentó que la inhalación de humo y falta de oxígeno afectarían al bebé. Sin embargo, la demanda sostiene que un profesional médico certificó que el feto no se vio afectado por el incidente.

El documento explica que se mostró reacia a interrumpir su embarazo, pero Tyler amenazó con retirarle su apoyo si no aceptaba someterse al procedimiento. Luego del aborto, ella habría cortado con él y regresado a Portland para cambiar su vida. Se convirtió en una católica devota, conoció a su esposo y enterró sus experiencias con el cantante hasta que él mismo las describió en su libro.

Holcomb dice que su vida se vio afectada con la publicación de las memorias que, sin su consentimiento, hicieron referencia a su relación, sometiéndola a “infamia involuntaria” al describir el presunto abuso como “una relación amorosa y romántica”.

Tyler ha hablado sobre su relación con una adolescente tanto en su propio libro, como en la biografía de Aerosmith. Esta última, publicada en 1997, menciona la relación, el incendio y el aborto, pero se refiere a la menor como Diana y cuenta que ella tenía 14 años al momento de conocerse. No obstante, en su autobiografía dice que tenía 16 años y aunque habla sobre el incendio, no menciona el aborto. En la demanda, Holcomb sostiene que fue incluso más expuesta al haber sido citada en los agradecimientos del texto (allí su nombre aparece mal escrito como  Julia Halcomb).

“Ella tenía 16 años, sabía cómo coger y no tenía ni un pelo”, escribió Tyler en su libro antes de relatar cómo se hizo su tutor para evitar ser arrestado si la llevaba con él fuera del estado, y de detallar sus encuentros sexuales unas páginas más adelante. “Mi perverso yo de 26 años se enamoró perdidamente de ella, que a duras penas tenía la edad suficiente para conducir y era sensual como un carajo. Era pequeña y delgada y se vestía como una pastorcita. Era el deseo de mi corazón y mi cómplice en mis crímenes de pasión”.

La acción legal no significa la primera vez en la que Holcomb ha hecho públicos los detalles de su presunta experiencia con Tyler, como en 2011, cuando describió muchas de las acusaciones en la página de ultraderecha y antiaborto, Lifesitenews. Asimismo, ha participado en programas de televisión como el show de Tucker Carlson, donde ha compartido su testimonio con el fin de alimentar posturas antiderechos. En el documental Look Away (2021), que trata del abuso sexual en la escena del rock, también habla de su experiencia.

“Me perdí en esta cultura que para Steven significaba sexo, drogas y rock n’ roll, pero no parecía menos caótico que el mundo que yo había dejado atrás. Yo no lo sabía aún, pero a duras penas pude salir con vida”, escribió en 2011. “No podía creer que me estuviera pidiendo que abortara en este punto. Pasó cerca de una hora presionándome para hacerlo. Él dijo que era muy joven para tener un bebé y este tendría un daño cerebral porque yo había estado en el incendio y había consumido drogas”.

La demanda de Holcomb llega en los días finales de la ley de víctimas infantiles en California, una legislación sancionada en 2019 que levantó el estatuto de limitaciones y le garantizó a los y las sobrevivientes de abuso sexual infantil un periodo de gracia para presentar acciones. La fecha límite para firmarlas es el 31 de diciembre de 2022.

Ningún representante de Tyler respondió a la solicitud de réplica.

Trending