Soziedad Alkoholika permanece en pie de lucha

El quinteto del País Vasco ha presentado un nuevo y potente álbum tras siete años que han pasado desde su último lanzamiento de estudio.

Por  RICARDO DURÁN

junio 14, 2024

Cortesía prensa S.A.

Odiamos todo, todo lo que os gusta / Nos gusta todo lo que os asusta / Vuestros sueños son nuestras pesadillas”, grita Juan en ‘Somos contradicción’, un tema que parece resumir gran parte del espíritu de S.A. y de este estupendo álbum. Confrontación no solo está lleno de letras beligerantes, llenas de denuncia y combatividad, la banda suena realmente aplastante, moviéndose con furia y virtuosismo por los caminos del crossover, el hardcore, el punk y el thrash metal; la rabia está por encima de las fronteras que pretenden separar los géneros. “Vuestras libertades nos amenazan / Vuestros defensores son los que nos agreden / Los que os protegen son los que nos atacan / Siempre en vuestra contra /Con o sin razón, siempre en vuestra contra”, dice más adelante la canción; Soziedad Alkolika no deja títere con cabeza.

Sin embargo, esa no es una novedad, es la tradición de una banda que por más de 35 años ha hecho frente al fascismo, a la injusticia, y a tantos absurdos que son la norma en gran parte del mundo. Bien conocidos son los intentos de censura y el acoso legal del que ha sido objeto por pisar callos y no guardarse nada.

En términos musicales, Confrontación es como un tren que atropella, sólido, veloz, compacto e implacable. La sección rítmica de Mikel (batería) y Pirulo (bajo) nunca flaquea, y establece cimientos profundos para el trabajo de guitarras a cargo de Jimmy e Íñigo, que no se limitan a riffs pesados y corrosivos, sino que despliegan montones de melodía, dando un equilibrio muy interesante a un álbum tan cargado de bronca. Títulos como ‘Control de masas’, ‘Infiltrados’, ‘Traición’, o ‘Non Zaude?’ (en la que vuelven a cantar en euskera), mantienen en alto las banderas contra las inercias del poder y el statu quo.

Este trabajo perfectamente podría competir (en sonido, contundencia y habilidad instrumental) con cualquier álbum lanzado en años recientes por las bandas legendarias del thrash alemán o norteamericano, refrescando y proyectando un espíritu imprescindible. Confrontación fue producido por Jimmy (guitarrista), y mezclado por Haritz Harreguy, quien casualmente produjo hace unos años a las 1280 Almas, banda colombiana que también reseñamos aquí.

CONTENIDO RELACIONADO