Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Silvana Estrada: 10 discos que me trajeron hasta aquí

Una selección de álbumes que han marcado los caminos de grandes figuras.

Por  SILVANA ESTRADA

agosto 11, 2023

Alexa Viscius

Hemos invitado a la cantautora mexicana del momento, Silvana Estrada, para que escogiera 10 grabaciones que han definido su historia a nivel artístico y personal. Además, la invitación incluía la difícil tarea de seleccionar una obra propia que considerara definitiva para su carrera.

Silvana está nominada en la primera edición de los Premios Rolling Stone en Español a Promesa musical del año y su disco Marchita a Álbum del año. Recientemente culminó una exitosa gira por Europa y próximamente se presentará en ciudades de Latinoamérica como Santiago, Guadalajara, Montevideo y Buenos Aires. Además, ya está preparándose para grabar su siguiente material de estudio.

Estos fueron los resultados:

1. Mercedes Sosa 

Mercedes Sosa en Argentina (En Directo) 

Este disco para mí es el que más me impactó de pequeñita. Que una voz así existiera y cantara canciones fuertes, llenas de amor y de humanidad me caló hasta el alma. Mis papás lo escuchaban mucho en Coatepec y luego lo cantaban en las fiestas. 

2. Soledad Bravo 

 Arvolicos d’almendra 

Definitivamente uno de los referentes más importantes para mí. Mi mamá me cantaba estas canciones para dormir y luego yo, que siempre fui una niña miedosa, las cantaba en las noches cuando me aterraba la oscuridad. Son canciones que me conectan con algo muy hermoso y puro.

3. Juan Luis Guerra 

Bachata Rosa 

El primer disco de música caribeña que escuché. Este disco siempre significó alegrías y bailes en mi familia. Me llamó mucho la atención lo que decían las canciones, llenas de imágenes del campo, metáforas vivas y coloridas. 

4. Julieta Venegas

 Sí 

Para mí Julieta fue la primera voz “actual” que me cautivó, era niña cuando me regalaron este disco. Sentí que todas las letras me hablaban directito al corazón. Julieta fue esa imagen de mujer joven cantante y compositora que me inspiró a ser lo que soy. 

5. Billie Holiday

Lady In Satin 

Cuando escuché la voz de Billie Holiday quise cantar para siempre. No podía creer que se pudiera expresar tanto con la voz. No entendía nada de las letras de este disco porque en ese momento no hablaba inglés y aún así me hacía llorar. 

6. Ella Fitzgerald

Ella Fitzgerald Sings the Cole Porter Song Book 

Gracias a Billie y a Ella entré a estudiar canto en la escuela de jazz. Este disco lo escuché muchísimo mientras trataba de imitar todas las melodías increíbles de Ella. Aprendí que en la canción también hay libertad y que esa libertad es maravillosamente divertida. 

7. Bon Iver

For Emma, Forever Ago 

Este disco me inspiró completamente. Me impactó lo sencillo y genial que era de principio a fin. Llegó a mi vida un invierno y recuerdo escucharlo sin parar tomando café y con la urgencia de decir algo, de hacer mis propias canciones. 

8. Jorge Drexler

Eco 

Es maravilloso en todos los sentidos. La producción es espectacular y las canciones son un ejercicio de generosidad y belleza abrumadora. Definitivamente un disco maestro en mi camino. 

9. Bill Evans

You Must Believe In Spring 

Este disco ha sido mi fiel compañero desde que era muy niña. Siempre que me siento perdida lo escucho para encontrarme. Las melodías de este disco son tan hermosas que se vuelven infinitas. Cuando estudiaba trompeta mi profesor decía que todos los músicos necesitamos “discos tesoro”, para que cuando estemos tristes o cansados podamos recordar por qué hacemos lo que hacemos. Este ha sido, sin duda, uno de mis grandes discos tesoro. 

10. Lhasa de Sela

Lhasa 

Este disco me abrió la puerta a un sonido minimalista y profundo que he abrazado desde entonces. Lhasa es un referente muy especial para mí y para la manera en que pienso la música. Este disco de principio a fin es un viaje hermoso. El tipo de discos que te requieren en cuerpo y alma. 

Un disco mío que me trajo hasta aquí

Marchita 

Este disco para mí es un antes y un después. Viene de un lugar muy hondo, un duelo como un viaje y ha sido también una sanación colectiva y catártica desde que nació. Lo he cuidado muchísimo y ahora veo cómo ese cuidado va por ahí abrazando y siendo abrazado también. No ha parado de enseñarme cosas bonitas desde que lo escribí y hasta el día de hoy sigo aprendiendo de él.

Silvana Estrada

Agosto 2023

Te puede interesar: Silvana Estrada en el Metropólitan: memorable y para olvidar