enero 6, 2023

RRR

El cine de superhéroes colisiona con las películas de John Woo, y el resultado es una impresionante cinta de Tollywood acerca de dos amigos y rivales que se enfrentan al cruel imperio británico.

S.S. Rajamouli 

/ N.T. Rama Rao Jr., Ram Charan Teja, Ray Stevenson, Olivia Morris, Ajay Devgn, Shriya Saran

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Netflix

 Es una pena que una cinta tan grande como RRR, título que hace referencia a las siglas de Rise Roar Revolt (levantarse, rugir y rebelarse), no se haya podido apreciar en occidente en las salas de cine. Sin embargo, su poder como producto de entretenimiento se mantiene intacto en la plataforma de Netflix en donde reposa esperando su grato descubrimiento.

El cine Telugu se refiere a las cintas que se producen en Film Nagar, un centro cinematográfico (conocido como Tollywood), ubicado en la parte occidental de Hyderabad, en el estado de Telangana, donde se habla este idioma. En los últimos años, las películas realizadas allí han demostrado ser sumamente exitosas.

Uno de sus máximos representantes es el guionista y director S.S. Rajamouli, autor de tres de las películas más costosas, pero también las más taquilleras en la historia del cine de la India (Baahubali, Baahubali 2 y RRR). Bien podría pensarse en Rajamouli como el James Cameron de la India.

RRR, escrita en compañía de Vijayendra Prasad (padre de Rajamouli), es un melodrama de acción anticolonialista protagonizado por dos personajes que proceden de la vida real, pero que aquí se convierten en amigos y rivales, en una historia imaginaria. Ellos son Komaram Bheem y Alluri Sitarama Raju. El actor N.T. Rama Rao Jr., quien interpreta a Bheem, fue el protagonista de la cinta Yamadonga, dirigida por Rajamouli; y Ram Charan, el actor que encarna a Sitarama Raju, fue el protagonista de Magadheera, otra popular cintadel director.

Este épico de más de tres horas de duración se ambienta en la Nueva Delhi de los años veinte, época en la que el gobierno británico dominaba a la India. Pero si usted está buscando una reconstrucción meticulosa lo que fue este período histórico, esta no es su película. RRR se acerca más a una cinta de superhéroes o a un clásico de John Woo, pero realizada de acuerdo a los parámetros del cine de la India: Escenas maximalistas, melodramas exagerados, historias intercaladas y números musicales con coreografías impresionantes.

Es así que el rigor histórico se deja a un lado para contar un relato acerca de una niña llamada Malli (Twinkle Sharma), quien es raptada por Catherine (Alison Doody de Indiana Jones y la última cruzada), la esposa sádica y racista del malvado gobernador Scott Buxton (Ray Stevenson de la serie Vikingos). Bheem, el hermano mayor de Malli, jura rescatarla de las garras de los ingleses y nos impresiona con un exigente entrenamiento que incluye lobos y tigres sedientos de sangre (todos generados por computador para tranquilidad de los defensores de animales).

Raju es un miembro de la policía colonialista, empecinado en cumplir con su deber, como lo demuestra la impresionante secuencia inicial en donde se enfrenta él solo a cientos de rebeldes para obedecer una orden dada por su superior. A Raju se le encarga capturar vivo o muerto al rebelde Bheem y este entabla amistad con él, sin enterarse que es a quien debe cazar por órdenes de los ingleses. Los cinéfilos reconocerán rápidamente la historia de dos amigos que se convertirán en enemigos mortales, ya que es muy similar a la de Ben-Hur, una de las películas favoritas de Rajamouli (el clásico de Disney El zorro y el sabueso, así cvomo The Killer de Woo, también están presente en RRR).

Las cintas de Mel Gibson, como Corazón valiente, Apocalipto y La pasión de Cristo, también son la fuente de inspiración para esta película. El actor australiano convertido en director, ha utilizado de manera insistente, el concepto de un héroe martirizado cruelmente que se purifica espiritualmente gracias a la tortura y a los golpes que recibe en su cuerpo. Curiosamente, esta idea, extraída por Gibson de la tradición católica, es utilizada por Rajamouli en su película de Tollywood.

Al igual que en las cintas de Gibson, los héroes de RRR se alejan de una respuesta pacífica como la de Mahatma Gandhi, para responder con ira y violencia ante la injusticia. Bheem y Raju aquí se convierten en un par de vengadores con orígenes trágicos (la estrella de Bollywood Ajay Devgn hace parte de un emocionante flashback), que no están dispuestos a arrodillarse ante sus enemigos. Más que dos figuras históricas, estos personajes son representados aquí como dos superhéroes que bien podrían hacer parte de los universos de Marvel o DC.   

Asimismo, los números musicales (que a algunos espectadores occidentales les podrán parecer absurdos, risibles o patéticos) en realidad son extraordinarios y nos recuerdan la época de oro de Michael Jackson o el inmortal y sobrehumano Make ‘Em Laugh del clásico Cantando bajo la lluvia.  

RRR es una maravillosa puerta de entrada al mágico y fascinante mundo del cine de la India, que para muchos en occidente es prácticamente desconocido. RRR también es una evidencia de las películas costosas, grandes, espectaculares y entretenidas no son exclusivas de Hollywood.

Definitivamente, la cinta de Rajamouli no llega a ser una obra maestra del cine como sí lo es la sutil y delicada Pather Panchali del gran Satyajit Ray, considerada hasta la fecha como la mejor película de todos los tiempos realizada en la India, pero como el equivalente de Wakanda Forever o Avatar: El camino del agua, RRR vale muchísimo la pena.

CONTENIDO RELACIONADO