Rostam nos enseña a no temer al cambio en ‘Changephobia’

El cantautor y productor nos platicó acerca de su último lanzamiento, 'Changephobia', así como el impacto que ha tenido el resto de su carrera en su segundo álbum como solista

Por  CARMEN ASCENCIO

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Olivia Bee

El nombre de Rostam Batmanglij ha resonado dentro de la industria de la música desde hace un tiempo, la primera vez que el músico llamó la atención con su talento fue por su participación en Vampire Weekend como miembro fundador, tecladista y guitarrista de la banda. Por si fuera poco,  Rostam también produjo los primeros tres discos de la agrupación liderada por Ezra Koenig, Vampire WeekendContra y Modern Vampires of the City, por el cual ganó un Grammy a Mejor álbum de música alternativa.

Sin embargo, su colaboración con Vampire Weekend fue solo el comienzo de su carrera, ya que a partir de ahí Rostam se aventuró a crear otros proyectos en paralelo como la banda Discovery, un dueto con Hamilton Leithauser y por supuesto, su proyecto como solista que se concretó con el lanzamiento de su álbum debut en 2017, Half-Light. Ahora, tres años después de su inicio en solitario, el músico habló con Rolling Stone México para ofrecernos detalles detrás de la creación de Changephobia y el impacto que ha tenido su evolución profesional y personal en su obra. 

«He tenido una relación interesante con eso porque he sido productor desde que comencé mi carrera, el primer álbum que produje fue el álbum debut de Vampire Weekend y en ese entonces también era miembro de la banda», dice Rostam al comparar su trabajo como productor en sus propios álbumes con su participación en trabajos de otros artistas. «Creo que he tenido experiencias muy únicas en cada una de las veces que he producido un disco, soy muy bueno ayudando a la gente a terminar rápido sus álbumes, pero cuando estoy trabajando en mi propio material necesito tiempo, incluso si ya tengo todas las canciones escritas necesito tiempo para concretarlo». 

Durante los años de separación entre Half-Light y Changephobia, Rostam viajó alrededor del mundo para crear experiencias y posteriormente plasmarlas en su música, razón por la cual el músico señala a este trabajo como uno de los más personales en su carrera. «El elemento más personal de este álbum es definitivamente las letras. Todas las canciones de este álbum están inspiradas en cosas que me pasaron. Siento que Half-Light fue un álbum que recopiló canciones que escribí durante ocho años y Changephobia fueron dos años, en algunos aspectos es más pretencioso, todo se pensó con el objetivo de que se tuviera la experiencia de escuchar un álbum de atrás hacia adelante».

Sin embargo, Rostam señala que Changephobia también se diferencia de Half-Light al ser un disco en el que trabajó mientras colaboraba con otros artistas. «Trabajé en los álbumes de HAIM y Clairo al mismo tiempo que hice este álbum, es muy complicado para mí decir cuáles fueron las influencias. Creo que crecí mucho emocionalmente al trabajar con otras personas. En términos de música sí es difícil de explicar, pero emocionalmente diría que he crecido bastante al trabajar con otros músicos». 

El título de Changephobia se desglosa de las palabras «miedo» y «cambio», cuando Rostam dio a conocer el nombre del disco publicó un video donde narraba de dónde nació la introspección para obtener tal resultado, haciendo la comparación con otros términos como la homofobia y demás rechazo que ha recibido la comunidad LGBT+. En 2008, Rostam compartió con el mundo su orientación sexual, dando a conocer que se identificaba como un hombre homosexual, desde entonces el músico se ha permitido explorar más temas personales dentro de sus creaciones.

«Los primeros años mientras estaba en la banda todavía no había hecho pública mi orientación sexual a los medios, pero cuando estábamos haciendo Contra, el segundo álbum de Vampire Weekend, comencé a escribir ‘Diplomat’s Son’ y cuando Ezra [Koening] y yo estábamos trabajando en ella discutimos que una canción que trataba acerca de este tema sería mi declaración», dice Rostam. «En realidad, creía que era importante, estaba nervioso en esa época, eran finales del 2009 cuando hicimos la gira de prensa para Contra y cuando salí del closet sentí cómo la gente lo acogió y no sentí una respuesta tan homofóbica, pero ya lo había anticipado».

«Para mí, componer canciones es una manera de expresarme y creo que debo expresar mi identidad en mis canciones, de otra manera no me siento honesto», añade. El material también llega después de que la población mundial ha tenido que enfrentar uno de los cambios más impactantes en los últimos años, la pandemia cambió drásticamente la dinámica social, sin embargo, el músico ya tenía todas las canciones cuando esto sucedió, dedicándose solo a afinar detalles de la grabación. 

«Creo que muchos de los problemas que tenemos en Estados Unidos y en el resto del mundo son sistémicos», menciona Rostam. «Tenemos que abordar estos problemas, si no miras al mundo como un espacio global donde tenemos la responsabilidad el uno del otro, sin importar el país en el que vivas, entonces no se puede resolver el problema y creo que esto aplica al coronavirus o al calentamiento global. Tenemos que ver el mundo en su totalidad si queremos resolver estos problemas. Changephobia es un recordatorio de no tener miedo al cambio. Es una idea de algo que quiero concretar en mi cabeza, en mi corazón y en mi vida».  

Rostam siempre ha demostrado que no ha sido ajeno a las problemáticas sociales, el músico ha utilizado sus múltiples plataformas para compartir su postura política y dar difusión a asuntos acerca de lo que está sucediendo en el mundo; a principios de año rindió tributo al poema de Amanda Gorman en la inauguración de la presidencia de Joe Biden, el cual musicalizó y elogió por sus palabras. «These Kids We Knew», el segundo sencillo de Changephobia, es una canción en la que plasma su esperanza por la nueva generación y las acciones que han llevado a cabo para crear un impacto positivo, sin embargo, la historia detrás de su creación resulta un poco inusual.  

«Es gracioso porque pasé tres días durmiendo todo el día y toda la noche, y en el cuarto día sentí que si no salía de mi cama iba a empeorar», señala Rostam. “Cuando salí de mi cama fui a mi estudio, no esperaba que lo que fuera a salir llegara a estar en mi álbum, pero la letra llegó a mí, fue como un sueño onírico, las letras cayeron en mi regazo».

A pesar de que cuenta con historias como esta que respaldan su creatividad, para Rostam no fue nada fácil terminar Changephobia, señalando su personalidad como perfeccionista.  «Creo que terminarlo fue la parte más difícil, dejarlo ir, eso siempre va a ser lo más difícil para mí. Es muy fácil empezar canciones, y también es muy fácil llegar al 90% o 95% de avance, pero pasar al 100% es muy complicado. Terminar las cosas es la parte más difícil para cualquiera que haga arte, pero especialmente para mí». 

Para Changephobia, y parte de su carrera como solista, Rostam ha dirigido algunos de sus videos musicales, el artista ha recalcado que la identidad visual de un proyecto es algo que tampoco le gusta descuidar. «Es muy importante para mí, también tuve algunos colaboradores que fueron muy importantes. Veo hacer un álbum como algo que está conectado en todo el arte conceptual y los visuales alrededor de él, creo que en general todos sus componentes están conectados. La experiencia ideal del álbum no solo es musical».

El último de los sencillos de Changephobia es «From The Back of a Cab», cuyo video musical tuvo un buen recibimiento por la narrativa y varios invitados especiales que comparten una amistad con el músico, el videoclip fue dirigido por Rostam y Jason Lester. «La idea detrás de esta canción era demostrar diferentes tipos de amor, no solo el romántico», señala. «Me gustaría dirigir videos musicales en el futuro, he dirigido algunos para mi proyecto pero me gustaría dirigir para los proyectos de otras personas. Eso sería visitar un lugar divertido al que no he ido antes».

Rostam ha realizado bandas sonoras para series de televisión, producido y compuesto para varios artistas renombrados, e incluso una vez aportó el significado de diferentes términos al diccionario de Oxford, que incursione en otra rama de las artes no sería una novedad, pero por el momento Changephobia es su prioridad. «Siento que este álbum fue un largo camino por recorrer en algunos aspectos y quiero darles más a mis fans».

Por ahora, Rostam ha tocado el disco para varias sesiones en vivo, incluida una participación en el célebre Tiny Desk, cumpliendo su promesa a su diverso grupo de seguidores. El músico asegura que ha preparado una sorpresa para sus fans, la cual dará a conocer muy pronto. «Tendrán que estar al pendiente de mis redes sociales», dice.

«Siempre es difícil saber cómo va a ser recibido un lanzamiento porque creo que lleva su tiempo que la gente escuche la música, no se puede saber lo que sientes la primera vez que escuchas algo. Algunas de mis canciones favoritas no me gustaron la primera vez que las escuché y ahora se han quedado conmigo y significan cada vez más para mí». Mientras llega la hora de hora de conocer la noticia que Rostam tiene preparada para el público, el músico espera que su mensaje llegue a todos lados y que en el camino aprendamos a no temer a lo desconocido.

Escucha aquí el nuevo álbum de Rostam, Changephobia: