enero 25, 2023

Pepe Cáceres

La película sobre la vida del torero colombiano es dirigida y protagonizada por su propio hijo

Camilo Molano Parra, Sebastián Eslava 

/ Sebastián Eslava, Valeria Galviz, Sara Casasnovas, Nicolás Coronado

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Cine Colombia

Una cosa es la posición personal que se tenga frente a la tauromaquia y otra la posición que se tenga sobre la película biográfica acerca del torero colombiano José Humberto Eslava Cáceres, mejor conocido como Pepe Cáceres, una de sus figuras más representativas.

Camilo Molano Parra y Sebastián Eslava debutan como directores en este proyecto tremendamente personal para el último, ya que este es nada menos que el hijo de Cáceres. Eslava es también el encargado de encarnar a su padre, en una estrategia similar a la que Mario Van Peebles asumió cuando dirigió e interpretó a su padre Melvin Van Peebles en la cinta La venganza de Swettback; o la impresionante interpretación que O´Shea Jackson hizo de su propio padre (el rapero Ice Cube), en la cinta Letras explícitas, sobre la legendaria agrupación NWA.

Pepe Cáceres no tiene el nivel de los biopics sobre el padre del blaxploitation o sobre los padres del gangsta rap. Tampoco puede equiparse a Manolete, la película sobre el más grande torero de todos los tiempos, protagonizada por Adrian Brody. Pero tampoco se le puede considerar como una decepción.

Eslava, que ha aparecido en las series Paraíso Travel, Narcos y MalaYerba y a quien próximamente veremos en la cinta de acción Freelance, dirigida por Pierre Morel y protagonizada por John Cena y Alison Brie, hace un buen trabajo encarnando a su padre, un hombre terco, machista, soberbio y empecinado en convertirse en una leyenda de la tauromaquia.

Pero la cinta cae en casi todos los lugares comunes de este tipo de películas. Su infancia humilde en el Tolima, su inicio bajo el ala de un hombre explotador, el empresario (Manuel Navarro) que duda del talento del joven aspirante, sus amores fallidos con la Miss Universo Luz Marina Zuluaga (Valeria Galvis) y con la cantante Lilian (Sara Casasnovas), su amistad con la leyenda Luis Miguel Dominguín (Nicolás Coronado), sus triunfos, sus fracasos y su trágica muerte producto de una cornada en el ruedo.

Estos clichés hacen que Pepe Cáceres termine siendo un biopic más, no muy diferente a títulos como Bohemian Rhapsody, y frente a Weird: La historia de Al Yankovic (cinta que parodió de una manera muy efectiva a este saturado género cinematográfico y televisivo), se convierta en algo risible, pese a su aire de solemnidad.