diciembre 22, 2022

«Muchachos», el hit de La Mosca que se convirtió en himno mundialista

El mantra que anuló todas las mufas y consiguió lo que los argentinos más futboleros anhelaban desde hacía décadas sigue batiendo récords

Por  MARTÍN SANZANO

La Mosca reversionó uno de sus clásicos y se convirtió en el hit del año.

Foto: @diegohomes

Mientras la Selección argentina avanzaba partido a partido hacia el título mundial, una canción iba ganando terreno en el cancionero de los hinchas. “Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar”, la reversión que lanzó La Mosca de su propio hit (“Muchachos, esta noche me emborracho”, 2003), se convirtió en un mantra que anuló todas las mufas y consiguió lo que los argentinos más futboleros anhelaban desde hacía décadas: la tercera Copa del Mundo. 

La letra fue responsabilidad de un hincha llamado Fernando Romero. En la previa de la Copa América 2021, que le daría fin a una larga sequía de galardones del conjunto albiceleste, este profesor de teología fanático de Racing le cantó su nueva versión de “Muchachos…” al periodista de TyC Sports Matías Pelliccioni. Las redes sociales hicieron su trabajo y los versos cargados de esperanza y homenaje no tardaron en llegar al vestuario de la Scaloneta.

“Somos una banda muy ligada al fútbol”, asegura el trombonista de La Mosca, Marcelo Lutri, en diálogo con ROLLING STONE. La banda tocó en un cumpleaños de Lionel Messi y en un cumpleaños de Diego Maradona. Además, el primer disco de oro que ganaron en España, uno de los tantos países donde triunfaron con su música, se los entregó el plantel del Real Madrid. “Ellos tienen de himno ‘Yo te quiero dar’. De hecho, cuando Argentina jugó contra Croacia en la semifinal, la hinchada croata también cantó esa canción. A cada país que vamos se nos acercan hinchas para mostrarnos sus cánticos con nuestros temas”, afirma Lutri.

Cuando la versión de Romero, inspirada en uno de los clásicos de la hinchada de «La Academia», se hizo viral, el mánager de la banda, Santiago Ruiz, hizo las gestiones necesarias para contactarlo y convencer a los músicos de grabar la nueva versión. “Nunca pensamos que podía tener una dimensión como la que tiene ahora”, admite el trombonista. “Estuvimos de gira por México, Colombia, Puerto Rico, pero antes del Mundial nos metimos en el estudio a grabarla. Fernando participó del video y obviamente de la autoría, porque es su letra, como corresponde”, explica. Y dice que hubo un momento que fue bisagra. En plena Copa del Mundo, a Messi le preguntaron qué canción de la hinchada argentina le gustaba más y eligió “Muchachos…”. Ahí explotó. “¡La eligió el número uno! Todo esto acompañado de los resultados de Argentina, que iba ganando y ganando, hizo que se transforme en un hit mundial”, dice el músico que minutos antes de hablar con ROLLING STONE estuvo dando algunos notas para medios de Qatar. “¡Hasta ellos la cantan! Es un fenómeno único porque no es una canción de FIFA oficial, es de los hinchas”, sostiene.

Los números oficiales impactan. Desde su lanzamiento, en los días previos al comienzo de la Copa del Mundo, hasta hoy, el tema cosechó más de 5.7 millones de streams en Spotify y más de 15 millones de visualizaciones en YouTube. Actualmente, ocupa el puesto número 1 en las listas Top de Argentina. Además, es tendencia a nivel local y mundial, y está en el puesto 35 dentro del ranking global de la plataforma sueca, relegando a varios de los tanques del momento: “La Bachata” de Manuel Turizo, “Cómo chilla ella” de YSY A, “Dos Besitos” de La Joaqui, “Punto G” de Quevedo e incluso “Quevedo: Bzrp Mussic Sessions Vol. 52” de Bizarrap y Quevedo, uno de los estribillos más cantados del año. Pero eso no es todo: el domingo de la final, «Muchachos…» se convirtió en la canción con mayor cantidad de reproducciones en un día en la historia de Argentina.

“Fue una semana de muchas emociones”, resume Lutri, que en las últimas horas tuvo el honor de recibir junto a sus compañeros de banda a los campeones del mundo en el Aeropuerto de Ezeiza. “Cuando llegó el avión y vimos bajar al capitán con la copa, y a todos los guerreros detrás de él, estar tocando para ellos fue terrible. Nos sentimos en un lugar privilegiado, en el que todo argentino hubiese querido estar. Algunos integrantes de la banda tocaban con lágrimas en los ojos, no lo podíamos creer”, dice. Y se emociona con otro recuerdo imborrable. El 18 de diciembre, cuando el equipo todavía festejaba la conquista tierras qataríes, La Mosca dio un show sorpresa en la explanada del Centro Cultural Kirchner. “Ver a todas esas madres y padres con sus hijos en los hombros, llorando y cantando la canción con nosotros, nos hizo llorar a nosotros también. Ese momento fue histórico”, asegura.

Para Lutri, la letra de Romero tiene una argentinidad muy especial. “Habla de gente que ya no está, y no me refiero solo a Maradona, sino a sus padres. Es una canción que está nombrando a familiares de un ídolo, y eso solo puede pasar en Argentina. No me imagino a la hinchada de Alemania nombrando a los padres de Beckenbauer. La Tota y Don Diego son los abuelos de todos los argentinos, como las hijas de Maradona son las hijas de todos los argentinos y lo mismo pasa con los hijos de Messi. Eso es lo que tiene esta canción que ha llegado tan a fondo. Habla de los pibes de Malvinas, del deseo de la otra copa sin faltarle el respeto a ningún otro país, de las finales que lloramos. Está llena de amor y de argentinidad”, dice. 

Si bien su mánager les va contando cada nuevo récord que bate la canción, y les comparte a través de WhatsApp los videos que le llegan desde todo el mundo con versiones de “Muchachos…”, ellos todavía no lo pueden creer. “Cada vez que nos vemos nos damos un abrazo para sellar esta alegría. Todavía no caemos. Fue todo tan rápido que no hemos tenido tiempo de analizarlo como corresponde. Nota, show, nota, show, así desde hace días. La oficina está atajando todos los penales, ¡como el Dibu! No esperábamos nada de esto. Si Argentina hubiese perdido en la primera fase, la canción hubiese quedado ahí”, dice el trombonista. 

Pero la Argentina no solo consiguió el objetivo, sino que al hacerlo transformó el anhelo (“Quiero ganar la tercera/quiero ser campeón mundial”) en realidad. “Cuando estábamos con los chicos en Ezeiza, esperando a que llegue la Selección, vimos que en el avión ya habían empezado a cantar la nueva versión”, revela el músico. Ahora, los versos que antes hablaban de la victoria en Brasil hacen referencia al agónico triunfo por penales ante Francia. Y la esperanza se volvió certeza: “Ya ganamos la tercera/ya somos campeón mundial”.

El trombonista de La Mosca dice que no sabe si algún momento van a grabar la reversión de la reversión. “Para mí, la que grabamos está cargada de momentos inolvidables y de muchos matices. Cada vez que la cantamos recordamos todo lo que fue el proceso del Mundial, con esa alegría y con esos nervios, también. Ya quedó en el inconsciente colectivo, no sé si una nueva versión la podría superar. Las frases son muy fuertes y creo que nos marcaron a todos los argentinos”, cierra.

Trending