Mirá a Bizarrap y Gaspar Benegas haciendo “Jijiji” de Los Redondos en el Lollapalooza Argentina 2022

En un set marcado por los hits y algunas gemas de la primera cosecha de su serie BZRP Music Sessions, el productor argentino sorprendió cuando tocó el tema de Los Redondos. "Gracias al Indio por permitirnos esta locura", dijo Bizarrap

Por  EMILIO ZAVALEY

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Ignacio Arnedo

Es infalible. No hay con qué darle. Si faltaba un lugar para probar el efecto inmediato del que sea quizás el riff más característico del rock nacional era el set de una figura de la cada vez más protagonista escena urbana argentina: cuando detrás de Bizarrap en el Samsung Stage apareció el guitarrista Gaspar Benegas, miembro de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, el Lollapalooza Argentina tuvo su propia versión del “pogo más grande del mundo” y una inesperada y épica despedida para la primera jornada del festival. Además de saludar a Benegas, el productor argentino de 23 años agradeció al Indio Solari «por permitirnos esta locura» y agregó: «Aguante la música argentina. Esto fue con muchísimo respeto”. 

Bizarrap con Gaspar Benegas y «Jijiji» sonando en el Lollapalooza Argentina

Hasta ahí, la presentación del productor argentino había sido un resumen del catálogo de sus Music Sessions, con las que en muy poco tiempo se convirtió en uno de los artistas locales más escuchados en el mundo en plataformas como Spotify y YouTube. La primera que sonó fue la de Nathy Peluso, la más popular, la del quiebre de su carrera. El tintineo agudo característico de la BZRP Music Session #36 funcionó como un llamador para todos aquellos que se quedaron retrasados saliendo del otro escenario tras el show de Miley Cyrus. Y por si alguien todavía no se había dado cuenta de que él estaba tocando, el segundo track fue la Session con L-Gante, pero en una versión adornada por algunos de los equipos que tenía en su cabina. El creador del “Villarrap” no estuvo en el Samsung Stage junto al productor. Tampoco apareció Dillom, que un rato antes había dejado temblando el Perry’s Stage, cuando se escuchó su grito frenético de “Esto e’ trash/ lo tuyo e’ basura”. En una noche importante, en horario central, en el festival que había visto a su ídolo Skrillex siete años atrás, Bizarrap preparó todo para brillar en el rol estelar.

No hay que pasar por alto el hecho de que Bizarrap llegó a este festival como uno de los artistas más esperados de la primera jornada cuando, hace tres años él estaba comenzando la serie de Music Sessions (casi para la misma época del último Lolla que tuvimos en el país). Con la pandemia en el medio, recién en el último medio año pudo agarrar continuidad en eso de trasladar el impacto de sus tracks virales al show en vivo. La clave parece haberla encontrado en condensar la identidad musical que convirtió a Gonzalo Conde en Bizarrap. Metió joyas de la primera cosecha de Music Sessions, como la de Frijo (la #10, quizás la mejor de los inicios ) y la de Danii (la #24). Su track con el puertorriqueño Eladio Carrión sonó como si el Samsung Stage se hubiera trasladado a los años dorados de Pachá Buenos Aires y seguido puso el remix que los productores electrónicos polacos Catz ‘N Dogz hicieron de la Session con el dominicano Chucky 73.  Y más tarde, “Mamichula” tuvo su tono espacial antes de que el set lo cerrara con “Malbec” mezclada con “Waiting for the Night” de Avicii. De lo urbano al EDM, con una parada en el rock nacional; básicamente lo que escuchaba el Biza en su adolescencia cuando ser una estrella de festivales como sus ídolos no estaba ni en sus planes.