Mick Jagger habla sobre su próxima canción y los 60 años de los Stones

El tema hará parte de la banda sonora de Slow Horses, serie protagonizada por Gary Oldman

Por  KORY GROW

marzo 30, 2022

Rankin

¿Cómo consigues trabajar con Mick Jagger luego de 60 años de carrera? Retándolo.

“De la nada recibí un correo de un tipo que no conocía, [el compositor] Daniel Pemberton”, le dice Jagger a ROLLING STONE desde Inglaterra. “He oído acerca de él porque ha hecho bastante música para cine y televisión. Un tipo inglés que ha obtenido un montón de elogios y nominaciones a premios. Me dijo, ‘¿Te interesaría hacer este tema para TV?’. Siempre estoy dispuesto a hacer algo distinto”.

Jagger superó la misión coescribiendo e interpretando ‘Strange Game’, la oscura y misteriosa canción de la serie de espionaje Slow Horses que adapta las novelas de Mick Herron sobre un grupo de agentes inadaptados del M15. Estos han sido expulsados de la oficina principal para trabajar en Slough House bajo el mando de otro espía inadaptado, Jackson Lamb (Gary Oldman). El show también cuenta con las actuaciones de Olivia Cooke, Jonathan Pryce, Kristin Scott Thomas y Jack Lowden. Tanto la canción como la serie debutarán el viernes.

Componer una canción le resultó más fácil de lo esperado dado que ya había leído tres o cuatro libros de la saga Slough House de Herron. “Son un nuevo punto de vista en las historias de espías”, opina. “Es una suerte de anti-John le Carré o anti-James Bond… Siempre me ha gustado ese género y siempre es agradable ver cómo se reinventa”. Cuando escuchó la música de Pemberton, todo encajó: “Tiene un aire ligero a Kurt Weill, pero conservando algo de blues sin serlo. No es lo que suelo hacer; de cierto modo lo es y no lo es”. Entre su familiaridad con la música y los libros de Herron, dice que “sacó un montón de letras enseguida”.

Sobre un cadencioso shuffle de guitarra y una línea de percusión, Jagger canta sobre los inadaptados, perdedores y borrachos que “cometieron un solo error” y “fueron quemados en la hoguera” antes de convertirse en algo más enigmático. “Es un juego extraño”, canta. “Una pena”. Los ecos de un piano resuenan aquí y allá mientras él susurra las letras desde las sombras.

No obstante, cuando escuchó la canción por primera vez solo era un tema instrumental y repetitivo sin un espacio claro para el coro. Así que grabó un demo con su voz para que Pemberton la aprobara y se dirigió al estudio para ponerse en la onda. “Intentaba pensar, ‘Ah, esto va a tener una sensación bastante sórdida’”, reflexiona sobre el material original. “Sé que va a ser como un Londres desesperanzador, así que intenté imponer una vibra con… [citando la letra] ‘En este juego extraño’, y darle un poco de dinamismo, algo que la pista no tenía”.

El coro que se le ocurrió –sobre querer “danzar con los grandes de nuevo”– provino directamente de los personajes de los libros. “Encaja con los perdedores porque lo que quieren hacer es regresar a esa gran oficina”, explica. “No quieren estar en este agujero de mierda. Cuando veas la serie te darás cuenta de cómo funciona la sede principal y cómo son expulsados de ahí. Quieren ser trasferidos de vuelta, ¿cómo lo lograrán?”.

“Todos son fracasados”, continúa. “Entonces no sabemos qué le espera al personaje de Gary Oldman que obviamente es un fracasado, de no ser así no estaría en esta posición… Se le dan estos jóvenes que han cometido un grave error al inicio de sus carreras y, por un lado, los trata como la mierda, pero por el otro siente cierto paternalismo hacia ellos; en el fondo quiere que mejoren de algún modo. Al final [de los libros] ocurre algo malo: uno de los personajes siempre obtiene algo de éxito, mientras que otro podría resultar muerto. Es una serie genial”.

Otro reto para Jagger ha sido preparar la próxima gira por Europa de los Rolling Stones, en celebración de su aniversario número 60. Si la banda fuera de la realeza, ese acontecimiento sería festejado con un “jubileo de diamante”, como la reina Isabel II hizo hace una década, pero el cantante dice que el grupo lo celebrará “con algo sencillo”. “No voy a exagerar tanto”, sostiene.

Dice que el exbajista de los Stones, Bill Wyman, y el exguitarrista Mick Taylor no volverán a hacer apariciones como lo hicieron para los 50 años de la banda. “No haremos eso, no lo creo”, medita. “El tour se llama Sixty, pero aparte de ello no vamos a hacer mucho. Creo que es suficiente”.

Más allá de eso, aún están intentando descifrar el setlist perfecto tras 60 años. “Es difícil”, medita. “Debería ser fácil, pero no es sencillo incluir algunos temas que le gusten a todo el mundo. Es el resultado de tener 50 mil personas que quieran escuchar la canción que desean. Quieres ser aventurero, y puedes serlo por un segundo, pero no puedes arriesgarte por mucho porque se aburrirán”.

La gira –para nada aburrida– Sixty inicia el primero de junio en Madrid y atravesará todo el continente, incluyendo dos presentaciones en el Hyde Park en Londres antes de cerrar en Estocolmo el 31 de julio. Entretanto, Jagger intentará elegir canciones que complazcan tanto a los fans como a sí mismo después de seis décadas. “Siempre tienes que hacer algunas cosas para ti mismo”, asevera. “Eso es algo en lo que estoy trabajando”.