agosto 8, 2022

Mi cena con David Hyde Pierce

Hablamos con David Hyde-Pierce sobre esta nueva serie, sobre las relaciones humanas y, por supuesto, sobre comida

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

HBO MAX

Aunque muchos lo consideran británico, David Hyde-Pierce es un actor norteamericano. Para bien o para mal, él será recordado para siempre por su papel como el flemático psiquiatra Niles en Frasier, una de las mejores comedias para la televisión de todos los tiempos. Algunos no lo saben, pero él también es la voz de Bo Patiño, la némesis de Bart en la serie animada Los Simpsons. Ahora, este actor que no puede deshacerse de ese aire de sofisticación y de sus icónicos personajes, interpreta a Paul Child en Julia, la nueva serie de HBO Max basada en la vida de Julia Child, la reconocida chef y presentadora del programa The French Chef, que prácticamente abrió las puertas de los shows televisivos sobre comida.

Hablamos con David Hyde Pierce sobre esta nueva serie, sobre las relaciones humanas y, por supuesto, sobre comida.   

Rolling Stone: ¿Qué fue lo que interesó de este proyecto?

David Hyde Pierce: Lo primero que me interesó del proyecto fue el guion. Me enviaron el guion del episodio piloto y, en mi experiencia, la escritura en televisión lo es todo. Me dejé llevar por la forma como la historia estaba contada y quedé cautivado por ella y por la relación que se establece entre Paul y Julia. Ese amor profundo y la devoción que se da entre dos personas tremendamente complicadas.

Rolling Stone: ¿Podrías contarme que otras cosas te cautivaron del guion?

David Hyde Pierce: Me encantan las palabras (risas). Te cuento que al principio no sabía mucho sobre Paul Child y tampoco sabía mucho sobre el trasfondo de su vida. Particularmente me cautivó el tiempo que escogieron los escritores para contar sobre ellos. Ella ya ha tenido éxito creando su popular libro llamado El arte de la cocina francesa. Paul también ha gozado del éxito a través de su carrera como diplomático y como artista visual. Los dos ya han alcanzado sus metas en este punto. Y por cuestión de suerte, arranca para ella este programa de televisión y se convierte en lo que ya sabemos, un enorme éxito. El hecho de que ambos navegaron en él juntos, que Paul la apoyó en él y que, felizmente, tomó un paso atrás para permitirle a ella ascender hacia el estrellato, porque eso fue lo que Julia finalmente fue, una estrella… Eso, eso no pasa todos los días. Ahí está lo interesante.

Rolling Stone: ¿Qué sabías sobre Julia antes de comenzar el proyecto? 

David Hyde Pierce: Mi conocimiento sobre ella, probablemente, se remonta a que de niño vi algunos de los episodios de su programa en la televisión pública. Tengo algunos recuerdos sobre eso. Cuando crecí estaba muy consciente de ella como una personalidad. Tuve su libro de cocina, pero no estoy seguro de haber intentado preparar alguna de sus recetas. Fue algo así como, le quité el empaque a los libros (eran dos volúmenes), lo abrí y dije “no lo creo” y lo volví a guardar. Me impresionaba que otras personas hubieran hecho las recetas.

Rolling Stone: Eso me lleva a la siguiente pregunta. ¿Qué tan bueno eres tú en la cocina?

David Hyde Pierce: Mientras hablamos me serví un vaso de agua. Eso es todo lo que puedo hacer en la cocina (risas).

Rolling Stone: ¿Cómo fue trabajar con Christine Tobin, la estilista de comida?David Hyde Pierce: Ella es un genio. No solo porque sea una cocinera fabulosa sino porque preparó una gran cantidad de las recetas de Julia y nos ayudó en otras situaciones donde estábamos en restaurantes. No solo preparó las recetas de Julia sino la de otros chefs que aparecen en el show. Ella es una “poli-cocinera”, si es que existe ese término, no lo sé. Debe haber un mejor término para definirla. Por supuesto, tiene la ardua labor de hacer esto una y otra y otra vez. Ella es un genio. El único problema es que no podía dejar de comerme su comida. Esto lo digo literalmente. Hacíamos múltiples tomas. Subí de peso, pero mi trabajo es feliz (risas).

Rolling Stone: Cuéntame sobre la experiencia de trabajar con Sarah Lancanshire

David Hyde Pierce: No la vi convertirse en Julia. Ella es Julia. ¡Fue algo loco! La primera vez que tuvimos una lectura en grupo del guion, nos estábamos conociendo, conversando… Yo no la conocía antes de esto. Y ella es esta actriz británica adorable a la que había visto en las series Last Tango In Halifax y Happy Valley y donde se había desempeñado muy, muy bien. Nos sentamos a leer el guion por primera vez y ella era Julia Child. Yo sé que las cosas no son tan sencillas y se cuánto esfuerzo, reflexión y trabajo ella le debió haber invertido al papel, pero le resultó perfecto. No se nota nada del trabajo previo. Ella se muestra como Julia. Ella es Julia. Ese es mi tipo favorito de actor.

Rolling Stone: ¿Podrías contarnos cómo ustedes trabajaban como actores a partir de la relación que mantenían Paul y Julia?

David Hyde Pierce: Bueno, como te decía, la relación que ellos mantuvieron está casi toda condensada en el guion, que fue lo que en últimas me atrajo al proyecto. Este es un programa sobre relaciones y sobre lo que las personas son definidas y transformadas por las relaciones que tienen unas con otras. Esta es otra de las cosas que los escritores han explorado a través de toda la serie. Y esto es toda una verdad en el caso de Paul y Julia y es también una verdad con David y Sarah. Este fue un proceso de conocernos el uno al otro, de entender las diferentes formas como trabajamos, pero siempre con respeto, afecto y un gran amor por los personajes.

Rolling Stone: ¿En qué se diferencia este papel con el de Niles, el hermano de Frasier?

David Hyde Pierce: Buena pregunta. Hay algunas similitudes superficiales porque este es un hombre con un gran conocimiento sobre dónde encontrar buena comida y vino, como Niles en Frasier. Mi personaje era muy parecido en ese sentido. Pero este hombre es mucho más realista. Por un lado, es más viejo. Está en un punto diferente de su vida como lo está Julia, así que esto es sobre alguien que está viviendo uno de los mejores momentos de su vida y que posee un enorme repertorio de experiencias, como trabajar en la Oficina de Servicios Estratégicos en la Segunda Guerra Mundial, reparar vitrales en los techos de las catedrales, ser un artista visual, un fabricante de muebles, profesor, cinturón negro en judo y demás. Todo esto es lo que hace que ame la actuación, que es la oportunidad y la obligación de explorar todas estas cosas diversas que no necesariamente son parte de mi vida. Algunas lo son, pero de un modo diferente, pero esto expande lo que soy porque estoy tratando de convertirme en lo que es él. 

Rolling Stone: ¿Crees que es importante en el año 2022, contar un relato ambientado en ese período particular de la historia?  

David Hyde Pierce: Siento que en estos días todos hemos sido golpeadospor el vaivén de los péndulos de la historia. Las cosas que hacemos, por lo que trabajamos, están regresando. Estoy hablando de plagas, guerra y un cierto tipo de antagonismo, de fealdad… todas estas cosas. Creo que es esperanzador recordar que todo viene en ciclos, que todo ocurre una y otra y otra vez y nos engañamos al pensar que algo no va a volver a pasar de nuevo. Es así que volver a este momento, que marcó el inicio y la apertura de una serie de oportunidades para las mujeres, que fue el comienzo de la televisión como un importante medio de entretenimiento… hoy en día hay muchos más. Las relaciones entre hombres y mujeres se estaban haciendo un poco más equitativas desde lo económico y lo laboral. Todas estas cosas todavía están sucediendo y regresamos a ellas. Creo que es muy esperanzador ver algo procedente de una época diferente, de un tiempo diferente y poder absorber y decir: “¡Oh Dios mío! Somos las mismas personas”. Vuelvo a reiterar que esta serie es sobre relaciones y eso es algo que nunca cambia.

Trending