Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Los miembros de Talking Heads aparecerán juntos por primera vez en 21 años

Por  ANDY GREENE

agosto 17, 2023

Los miembros de The Talking Heads (De izquierda a derecha, David Byrne, Tina Weymouth, Jerry Harrison y Chris Frantz) en la sala de prensa de la 17ª ceremonia anual de inducción al Salón de la Fama del Rock and Roll en el Waldorf-Astoria de Nueva York. 18 de marzo de 2002.

Evan Agos/IMAG/Getty Images.

Tras 21 años de amargo distanciamiento, Talking Heads han acordado reunirse por primera vez desde su ingreso en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Pero no te emociones. No van a hacer una gira de reunión, ni encabezarán el cartel en Coachella el año que viene. En su lugar, aparecerán juntos en la proyección del aniversario número 40 de Stop Making Sense en el Festival Internacional de Cine de Toronto. Spike Lee moderará una sesión de preguntas y respuestas tras la proyección.

Talking Heads no han vuelto a dar un concierto juntos desde el final de la gira Speaking in Tongues a principios de 1984, pero siguieron grabando discos durante toda la década de los ochenta. Su única actuación en directo tuvo lugar el 17 de julio de 1989, cuando el Tom Tom Club, que cuenta con la sección rítmica de Talking Heads formada por el baterista Chris Frantz y la bajista Tina Weymouth, recibió a David Byrne y al guitarrista, Jerry Harrison, en su escenario del Ritz de Nueva York para tocar ‘Psycho Killer’.

La banda se disolvió formalmente en 1991. Cinco años más tarde, Frantz, Weymouth y Harrison formaron The Heads y grabaron un álbum con vocalistas invitados, como Michael Hutchence, Debbie Harry, Ed Kowalczyk de Live y Johnette Napolitano de Concrete Blonde. Hicieron una breve gira con Napolitano, pero Byrne interpuso una demanda para impedirlo. “Aunque [los otros miembros de la banda] afirmen lo contrario, es un intento bastante obvio de sacar provecho del nombre Talking Heads, y sin embargo yo lo definiría como algo nuevo que están haciendo”, declaró Byrne a Rolling Stone en 1997. “Yo diría que no son los Talking Heads, ellos dirían que sí, sólo que sin el cantante… Es diferente, y debería tener un nombre diferente”.

En 2002 dejaron a un lado todas sus diferencias para interpretar un set de ‘Psycho Killer’, ‘Life During Wartime’ y ‘Burning Down the House’ en su ingreso en el Salón de la Fama del Rock and Roll. “Hacía mucho tiempo que no hablábamos”, declaró Frantz a Rolling Stone en 2009. “Nos habíamos encontrado con David en casa de Lou Reed o algo así. Pero esa fue la primera vez que nos sentamos a hablar”.

Durante las dos últimas décadas, Weymouth y Frantz fueron expresando cada vez más sus frustraciones con Byrne. “[David es] incapaz de devolver la amistad”, dijo Weymouth en 2004. “Cortar los lazos cuando se percibe que una cosa/persona ha cumplido su propósito, o se percibe una amenaza para el ego, es el patrón de toda la vida de sus relaciones”.

En 2020, Frantz publicó sus memorias, Remain in Love. Se centra en su largo matrimonio con Weymouth, pero también profundiza en las décadas de agitación de la banda. Rolling Stone habló con él ese año y le preguntó sobre la posibilidad de una reunión de Talking Heads. “Estaría bien que ocurriera porque, a diferencia de muchos de nuestros contemporáneos, todos seguimos vivos”, dijo Frantz. “La última vez que hablé con David fue sobre una reunión. Primero me dijo: ‘Déjame pensarlo y te llamo’. Le dije: ‘Bien’. Eso fue un viernes por la noche. El lunes siguiente recibí un correo electrónico que decía: ‘Ya te lo he dicho antes y te lo repito por última vez. Nunca me reuniré con los Talking Heads. Por favor, no vuelvas a sacar el tema’. Eso fue en 2003”.

La situación no se vio favorecida por la decisión de Byrne de montar un espectáculo en Broadway, American Utopia, en el que interpretó muchos de los mayores éxitos de la banda. “Me habría gustado ir, pero no iba a aparecer sin invitación”, dijo Frantz a Rolling Stone. “Creo que habría sido peculiar. Y no llegó ninguna invitación… Creo que es muy improbable que sin las canciones de Talking Heads hubiera tenido siquiera un espectáculo en Broadway”.

Harrison ha mantenido una relación más estrecha con Byrne que Weymouth y Frantz. Ha pasado los últimos meses interpretando Remain in Light en una gira con el guitarrista Adrian Belew. “David y yo mantenemos una relación cordial”, declaró a Rolling Stone en 2020. “Si estoy en Nueva York, le llamo y le pregunto si quiere que vayamos a cenar… Puede que tengamos opiniones diferentes sobre varias cosas que tienen que ver con el legado de la banda o que tienen que ver con otras cosas. Pero eso no impide que hayamos hecho un trabajo maravilloso juntos”.

El hecho de que Byrne acceda ahora a aparecer en público con sus ex compañeros de banda generará seguramente rumores sobre una gira de reunión, y es fácil imaginar que Live Nation les haga una oferta enorme de dinero. Son una de las pocas megabandas inactivas en las que todos sus miembros se encuentran vivos y coleando. Pero las probabilidades de que ocurra siguen siendo muy, muy bajas. Byrne simplemente no tiene ningún deseo de que suceda.

“Estoy tratando de pensar en cualquier reunión que pueda haber visto donde sentí: ‘Esto tenía que suceder’, donde permite a una banda avanzar al siguiente paso”, dijo a Rolling Stone en 2019. “Con los Pixies, pensé que estaba terriblemente justificado porque el público se puso al día con lo que estaban haciendo. Así que finalmente obtuvieron la audiencia que merecían desde el principio, mientras que a nosotros nos fue bien”.

Te puede interesar: Talking Heads publica presentación inédita de ‘Cities’