Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Los Ángeles Azules brillaron en el “Coloso de Reforma”

La icónica banda de cumbia mexicana llegó al Auditorio Nacional para repasar su emblemática discografía y presentar invitados como Jay de la Cueva.

Por  ROLLING STONE

mayo 27, 2024

OCESA SEITRACK

La noche en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México se transformó en una auténtica fiesta de cumbia con la llegada de Los Ángeles Azules al “Coloso de Reforma”. La legendaria banda mexicana, originaria de Iztapalapa, deslumbró a su audiencia con una serie de interpretaciones magistrales que incluyeron algunos de sus éxitos más emblemáticos como “Amor a primera vista”, “Mis Sentimientos” y “Nunca es suficiente”. Desde el primer acorde, el público se entregó por completo, creando una atmósfera de alegría y baile que perduró hasta el final del espectáculo.

El repertorio de la noche fue un recorrido nostálgico y festivo por la trayectoria de la banda, que ha sabido mantenerse relevante y querida a lo largo de los años. Los Ángeles Azules demostraron una vez más su habilidad para fusionar la cumbia tradicional con sonidos modernos, haciendo vibrar el Auditorio Nacional con su estilo inconfundible. Canciones como “17 años” y “El listón de tu pelo” resonaron con fuerza, mientras los asistentes no pudieron evitar levantarse de sus asientos para bailar al ritmo contagioso de la música.

Panteón Rococó acompañó a Los Ángeles en un encuentro de grandes figuras de la música del país, las dos bandas ofrecieron una interpretación de ‘Todos los rumberos’. 

Uno de los momentos más memorables de la velada fue la interpretación de “Nunca es suficiente”, una colaboración con la talentosa Natalia Lafourcade que ha conquistado a múltiples generaciones. En esta ocasión los acompañó Mía Rubin. La impecable ejecución de la banda, acompañada por la energía del público, hizo de esta canción uno de los puntos más altos del concierto. La habilidad de Los Ángeles Azules para conectar con su audiencia fue evidente en cada tema, logrando que el auditorio entero coreara y bailara al unísono.

Para cerrar con broche de oro, la sorpresa de la noche fue la aparición de Jay de la Cueva, quien se unió a la banda en el escenario para una colaboración electrizante. El carismático músico aportó su estilo único, complementando perfectamente la cumbia con su energía y presencia escénica. Juntos, interpretaron una versión vibrante y llena de vida de “17 años”, dejando al público extasiado y pidiendo más.

El concierto de Los Ángeles Azules en el Auditorio Nacional fue una celebración de la música, el baile y la cultura mexicana. La banda reafirmó su estatus como íconos de la cumbia, ofreciendo un espectáculo que combinó maestría musical, momentos emotivos y una conexión palpable con su audiencia. La inclusión de invitados especiales como Jay de la Cueva solo añadió un toque extra de emoción a una noche ya de por sí inolvidable. Sin duda, Los Ángeles Azules continúan siendo una fuerza imparable en la escena musical, llevando la cumbia a nuevas alturas con cada presentación.