Los 10 mejores álbumes de metal de 2021

En la lista encontrarás lo mejor, y lo más pesado, de sonidos alternos que llenan estadios

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía de John McMurtrie; Clay Patrick McBride; Cortesía de Portal; Nedda Asfari

POR DAN EPSTEIN, KORY GROW Y HANK SHTEAMER

El metal ha sido siempre un vehículo para la catarsis. Por eso no nos sorprende que las mejores propuestas de 2021 vengan de este género musical. Mientras el mundo estaba sufriendo por la pandemia y todos los sucesos relacionados a la Covid-19, cada uno de estos álbumes nos ofrecía un escape. La determinación que trajo Iron Maiden, el orden dentro del caos de Portal y la melancolía de King Woman. Desde bandas grandes como Mastodon o Gojira hasta bandas underground como Skepticism y Panopticon llevaron su sonido más allá, o bueno, hicieron sus propuestas más oscuras. Estos son los 10 álbumes que nos ayudaron a sobrevivir este año. 

10. Panopticon – …And Again Into the Light

Panopticon a.k.a Austin Lunn ha explorado la mezcla de black metal con folk apalache. Lunn logró encontrar la melancolía devastadora que vive en ambos géneros y …And Again Into the Light es su mejor trabajo hasta el momento. En este álbum él logró montar un sonido cohesivo que incluye beats, riffs afilados y una voz nasal para así crear canciones épicas como ‘Dead Loons’, ‘A Snowless Winter’ y  ‘The Embers at Dawn’. El tema que atraviesa todo el disco es enfrentar los demonios personales y por más brusco que suene, esto es lo que necesitábamos escuchar en medio de una pandemia. D.E.

9. King Woman – Celestial Blues

Celestial Blues, el segundo álbum de King Woman, logra hechizarnos durante cuarenta minutos, y es difícil salir de ese trance. Kristina Esfandiari juega con una gran variedad de voces y tonos. En la canción que le da nombre al disco, Esfandiari comienza a cantar con una voz agitada, casi entrecortada. Luego en ‘Golgotha’ ella entra con un tono suave y ahumado. En ‘Boghz’ -una palabra en Farsi que Esfandiari define como anhelar o sentir un dolor tan profundo que no hay lenguaje para describirlo- su voz da un giro de ciento ochenta grados y su voz se convierte casi en un aullido. En ‘Phsychic Wound’ ella da rienda suelta a un alarido muy potente. Esto demuestra que su rango abarca lo gótico y el tono apocalíptico del fin del mundo. Este álbum recorre -de manera personal- las cimas y los valles que Esfandiari ha vivido para lograr hacer las paces consigo misma. H.S.

8. Skepticism – Companion

Si pensamos en un diagrama de Venn entre salvación y condena, justo en el centro encontraremos a Skepticism. En las últimas tres décadas han sido los pioneros en el “funeral doom” un género que muestra la esencia del tormento eterno. Para eso han usado tempos lentos y una estructura de escalas repetidas en diferentes tonos y voces que imitan el órgano de la iglesia.  Esa mezcla perfecta es el origen de Companion, un álbum que cautiva y trasciende. El órgano, interpretado por Wero Pöyry, es el faro del LP que guía canciones como ‘Calla’, ‘The Inevitable’ y ‘Passage’. La última canción ‘The Swan and the Raven’ contiene toda la dualidad entre la sombra y la esperanza. Este álbum podría ser uno de los mejores soundtracks sobre/para morir.  K.G.

7. Portal – Avow

A pesar de que Portal es una banda australiana, Avow es un álbum que pudo haber sido grabado en el nivel más repelente y desagradable del infierno. Por ejemplo, ‘Catafalque’, ‘Eye’ y ‘Drain’ son canciones que te atacan porque las guitarras se sienten como motosierras y la batería suena como los pasos de un demonio que viene a llevarse tu alma. Incluso, la presencia del vocalista lastima porque es como si oficiara un encantamiento malvado para que nunca puedas dejar de escuchar el álbum. Y si todavía no sientes el poder de Avow escucha Hagbulbia, el disco de música de ambiente que acompaña a Avow. D.E.

6. Tribulation – Where the Gloom Becomes Sound

El quinto álbum de estudio de esta banda sueca lleva más allá el tono progresivo y psicodélico de Down Below (2018). Where the Gloom Becomes Sound es misterioso, malvado y digno de un thriller psicológico cinematográfico. En este álbum la banda muestra su crecimiento como compositores y escritores. El disco deja canciones dramáticas y oscuras como ‘Hour of the Wolf’, ‘Leviathans’ y ‘Daughter of the Djinn’. Todavía no se sabe cuál va a ser la dirección que tome la banda, pues Jonathan Hultén -el guitarrista y compositor- se fue luego de este álbum. Sea como sea Where the Gloom Becomes Sound cierra con broche de oro este capítulo de Tribulation. D.E.

5. Converge – Bloodmoon: I

Este álbum se estaba cociendo desde el 2016 y cuenta con la brillante colaboración de Chelsea Wolfe, Ben Chisolm y Stephen Brodsky – de Cave In-. En el álbum no hay compromisos en cuanto a ritmos, letra, melodía o sentimientos, situaciones que usualmente ocurren en proyectos colaborativos de tanta magnitud. En este caso todos vinieron con la mejor disposición de lanzar un álbum que mezclara el post-metal, la música de atmósfera y una melodía sugerente y brutal. Es así como nace Bloodmoon: 1, el mejor trabajo que cada uno de los integrantes ha podido crear hasta ahora. Ojalá tengamos la suerte de escuchar Bloodmoon:2 en algún momento. D.E

4. Carcass, Torn Arteries

Luego de su LP Surgical Steel en el 2013. La banda, originaria de Liverpool, re-escribió la historia porque logró combinar el sonido vertiginoso, que los caracterizó en los noventas, con la elegancia de la escritura del rock & roll. Torn Arteries, el segundo álbum de este nuevo capítulo para la banda, se dieron permiso para labrar su camino musical. El álbum cuenta con una variedad de canciones delicadamente elaboradas como ‘Flesh Ripping Sonic Torment Limited’  -una canción ensuite que dura diez minutos- o ‘ Eleanor Rigor Mortis’ un tema que es agitado, mid tempo y mezcla sonidos de thrash. A medida que la banda expande sus horizontes musicales, Jeff Walker -el vocalista- mantiene su aullido mordaz y Bill Steer -el guitarrista- mantiene su habilidad para manejar los riffs. Aunque se reinvente, Carcass siempre tiene clara cuál es su esencia. H.S.

3. Gojira, Fortitude

Hay momentos en donde el ruido -el grito de las almas perdidas y un chillido desdoblado- sobrepasa las armonías de la guitarra en la melodía y, en esos momentos Fortitude es hermoso. En el séptimo álbum de estudio los miembros de Gojira querían celebrar sus raíces francesas y para eso lograron balancear los riffs de guitarra con melodías eufóricas y en el camino las canciones son un banquete de referencias y gustos para la audiencia. Este es un metal raro, un género conocido por su asertividad y las capas de las texturas musicales. Joe Duplantier -el guitarrista y vocalista- usa los versos para criticar la desigualdad social, la deforestación (‘Amazonia’), la avaricia (‘Born for One Thing’), el totalitarismo (‘Into the Storm) y así logra que el álbum tenga sentido y peso. K.G.

2. Mastodon –  Hushed and Grim

Hushed and Grim sacó a Mastodon de su zona de confort. El disco le exige a su audiencia que preste atención y a cambio la recompensa con una variedad de sensaciones. Hasta el momento, este es el álbum más largo de la banda, dura un poco más de 90 minutos y así como lo explica su título este es el disco más voluble. Algunas canciones como ‘Had It All’ se convierten en una balada sombría mientras que otras canciones como ‘The Beast’ hacen alusiones a la empatía y la tristeza del R&B. En el resto del disco encontramos de todo un poco por ejemplo, los mejores ganchos musicales en ‘Teardrinker’ y ‘Pushing the Tides’ o las épicas más inspiradoras como ‘More Than I Could Chew’ y ‘Gobblers of Dregs’. Luego de digerir el espectro musical y sensorial del álbum es claro que este disco es un banquete. H.S.

1. Iron Maiden, Senjutsu

A pesar de que los fans de Iron Maiden quieran quedarse en otros tiempos, la banda avanza sin mirar atrás. Senjutsu, su trabajo discográfico número 17, es lo más progresivo que se han atrevido a hacer. La banda toca los riffs hipnóticos, casi celtas, que los hicieron famosos. A diferencia de The Book of Souls (2015) para este álbum llevaron su composiciones líricas más allá. Ahora tienen estructuras más complejas y mensajes más contundentes. ‘Hell on Earth’ y ‘The Time Machine’ son las épicas más largas en Senjutsu y llevan a la audiencia a un viaje nuevo. Iron Maiden es una banda legendaria en la misma medida en la se ha mantenido innovadora. K.G.