Lecturas melómanas: las mejores páginas de rock en la Feria del Libro de Buenos Aires

Memorias, biografías, fotos, ensayos y antologías en torno a músicos y escenas, que se pueden encontrar entre los stands de La Rural

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Las mesas de la Feria del Libro: novedades, ofertas y rarezas

Del autor al melómano. La 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que por estos días tiene lugar en la Rural de Palermo, ofrece también una buena cantidad de títulos relacionados con la música, y en particular con el rock, entre docenas de stands de editoriales, librerías y distribuidores. Hasta el 16 de mayo hay tiempo para encontrar algunas de estas novedades y destacados de catálogo.

Por estar especializada en la materia, el stand de Gourmet Musical es un punto de partida obvio para un recorrido melómano de la feria. Allí se puede dar, entre decenas de títulos musicales, con un lanzamiento de último momento: The Calamaro Files. Veinticinco años escribiendo sobre Andrés, una antología de artículos, entrevistas y viñetas del periodista Martín Pérez que atraviesa la carrera completa del ex Rodríguez. También están disponibles en las estanterías de Gourmet los recomendables Escuchar Malvinas, Un muchacho como aquel (sobre Palito Ortega) y Satisfaction en la Esma, una especie de trilogía ensayística sobre tópicos (y sus relaciones musicales) fundamentales, aunque poco trabajados hasta ahora por la crítica y las ciencias sociales argentinas.

«La mayor protesta es el amor», de Norberto Alfaro, una de las novedades rockeras de la Feria

En el stand 235 del Pabellón Azul se puede conseguir el flamante La mayor protesta es el amor. Diálogos sobre Fun People y el jarcor punk (2500 pesos), en el que Norberto Alfaro explora la relación de esta banda con los colectivos políticos de los 90 y la autogestión como modo de trabajo. En el mismo espacio convive Hazlo tu mismx, un título afín al anterior dedicado a Fun People, pero en este caso sobre otras bandas de la movida hardcore punk de esos mismos años, firmado por Andrea Leal y Carlos Sanabria, editado por Madreselva y con una serie de entrevistas a músicos de bandas como D.A.J., E.D.O. y Minoría Activa.

Otro recomendado es Mostras del rock (2900 pesos), la novela gráfica de Barbi Recanati ilustrada por Power Paola, disponible en el stand de Producciones Futurock (525, Pabellón Azul). “un poco manifiesto político, otro poco enciclopedia errática y fanzinera” del “margen más furioso, alegre y monstruoso de la música”.

«Ninguna línea recta», la contracultura y política sexual en la Feria del Libro

La fotógrafa Claudina Pugliese presenta, por su parte, 1982. Mejor hablar de ciertas cosas, una sorprendente colección de fotos de ese año. Publicado por Grupo Editorial Sur (pabellón Azul, stand 330), el libro combina, entre mucho más, imágenes de figuras como León Giecco y Nito Mestre en el multitudinario Festival de la Solidaridad Americana, con otras, mucho más raras, de Sumo (extraordinarios retratos de Luca) y Los Violadores (y sus fans), en pequeños escenarios.

La editorial independiente Dobra Robotra rescató El arte de los ruidos (1400 pesos), el fundamental manifiesto de Luigi Russolo, pilar del futurismo italiano, donde se reivindica el ruido como elemento estético al servicio del arte. Se consigue en el stand 427 de Pabellón Azul, donde también está el catálogo de Walden, con varios títulos de interés melómano, incluida La venganza de Killing, novela de cybepunk del ex Comida China Rafael Bini. En tanto, el ecléctico, pero siempre interesante sello Tren en Movimiento presenta la reedición de su Ninguna línea recta, un trabajo de Nicolás Cuello y Lucas Disalvo con un subtítulo descriptivo: Contraculturas punk y políticas sexuales en Argentina 1984-2007.

Por supuesto, en la Feria del Libro se consiguen también títulos internacionales dedicados a grandes nombres de la historia del rock. El stand de la distribuidora Waldhuter (410, Pabellón Azul), en particular, cuenta con una contundente selección de libros importados, como el bellísimo Recuerdos de un instante, de Nick Drake; El sueño de un hippie, las memorias de Neil Young; la historia de The Cure según su baterista Lol Tolhurst y dos imperdibles para fans de Smiths: la autobiografía de Morrissey y el ¿Cuándo es ahora? De Johnny Marr, todos a precios…. considerables.

Pero en el mismo espacio espera también una auténtica rareza: Satán es real, las memorias de Charlie Louvin, integrante de los Louvin Brothers, dúo country que en 1959 lanzó uno de los discos más extraños de la historia: Satan Is Real, con su tan memorable como controvertida portada, en línea con la no menos extraña historia personal de los hermanos que este libro rescata.