La vez que por poco Elton John no toca ‘Candle in the Wind’ en el funeral de Lady Di

Un nuevo documento de los Archivos Nacionales del Reino Unido revela la preocupación del Palacio de Buckingham de que la canción fuera “muy sentimental”

Por  ROLLING STONE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Elton John y la princesa Diana de Gales.

Getty Images

El seis de septiembre de 1997 es una fecha que quedó marcada en la memoria de toda una generación, pues aquel día Reino Unido le dio el último adiós a Diana Spencer, más conocida como Lady Di. Su funeral se realizó en la Abadía de Westminster en un evento que contó con dos mil asistentes y que fue seguido por más de 30 millones de personas desde sus casas. 

Quizás uno de los momentos más recordados de toda la ceremonia sea cuando Elton John, vestido completamente de negro, se sentó frente a un piano para interpretar una nueva versión de ‘Candle in the Wind’. La canción originalmente fue dedicada para Marilyn Monroe, pero para dicha ocasión el músico y el poeta Bernie Taupin modificaron el verso “Adiós, Norma Jeane” por “Adiós, rosa de Inglaterra”. Sin embargo, por poco la versión casi se queda fuera del repertorio del funeral.

Esta semana se publicaron unos documentos de los Archivos Nacionales de Reino Unido en los que se revela que, en ese entonces, la Familia Real se encontraba renuente a la idea, especialmente porque consideraba que la nueva letra podía ser “muy sentimental”. Incluso, de acuerdo con Sky News¸ la Abadía de Westminster contempló la posibilidad de que un saxofonista tocara la versión instrumental en caso de que el Palacio de Buckingham negara la participación de John.

Por ello el deán de Westminster de ese entonces, Wesley Carr, tuvo que interceder para que el cantautor pudiera tocar la canción. En su carta, el reverendo argumentó que podía ser un acto “imaginativo y generoso” con el público que durante los últimos días había demostrado su desaprobación de la Familia Real por su actitud indiferente ante la muerte de Diana.

“Este es un momento crucial en el servicio funerario y nos gustaría aconsejar tener audacia. Allí es donde sucede lo inesperado y algo del mundo moderno que representaba la princesa”, escribió. “Sugiero respetuosamente que cualquier acto clásico o coral (incluso algún clásico popular de Lloyd Webber) es inapropiado”.

“Mejor sería la canción adjunta de Elton John (conocido por millones y cuya música fue disfrutada por la princesa), lo cual sería más poderoso”, continuó. “Él ha escrito nuevas palabras para la pieza que ha sido reproducida y cantada por toda la nación en memoria de Diana. Suena en radio todo el tiempo”.

El mensaje añade que ‘Candle in the Wind’ es la mejor representación de la cultura popular del momento y que en caso de ser considerada “muy sentimental”, la letra podía ser cantada únicamente en vez de ser impresa. Al final, Carr se ofrece a discutir telefónicamente la petición con quien sea necesario.

En todo caso, tras su presentación durante la ceremonia, el tema inmediatamente se convirtió en uno de los sencillos físicos más vendidos no solo de la carrera de John, si no de toda la historia.