diciembre 11, 2019

La década de Mon Laferte

Desde los consejos de estilo de John Frusciante hasta la presentación en Coachella, la ganadora del Latin Grammy nos cuenta sus mejores momentos de estos 10 años

Por  SUZY EXPOSITO

Mon Laferte brillando en el escenario.

Eric Kayne/Invision/AP/Shutterstock

Mon Laferte ha tenido una década bastante movida. Al inicio era conocida como Norma Monserrat Bustamante Laferte, una invitada recurrente en el concurso de talento chileno Rojo. Pero después de que un cáncer de tiroides la obligara a pausar su carrera en 2009, regresó con toda con un nuevo nombre y encarnando una diosa rockera y recuperada.

En 2012 arrancó su ciclo con la banda de metal Mystica Girls. Luego, tras firmar un contrato con Universal Music en 2015, se presentó como Mon Laferte, una baladista de folk rock. Dos años más tarde ya se había convertido en oro después del lanzamiento de La trenza, su cuarto álbum de estudio con el que recibió cinco Latin Grammys. Este año debutó en Coachella y volvió a recibir un gramófono por Norma.

La cantante regresó a la ceremonia de premios con un aire diferente tras las protestas en su país. “Chile, me dueles por dentro”, dijo en su discurso, “me sangras por cada vena, me pesa cada cadena que te aprisiona hasta el centro”. También caminó por la alfombra roja con su pecho descubierto, donde se podía leer: “En Chile torturan, violan y matan”.

El próximo año la chilena regresará más frentera y consciente que nunca. Tras lanzar Plata ta tá, Mon Laferte le contó a ROLLING STONE de sus mejores momentos (y los más absurdos) de esta década.

Mi disco favorita de la década: Es un difícil escoger un álbum, pero la presencia femenina en estos 10 años fue súper importante, desde Ariana Grande, hasta Clairo y Rosalía.

El mejor show en vivo que vi: ¡Paul McCartney!

Lo más loco que me sucedió: Presentarme en Coachella.

El cambio más grande que noté en la música: ¡Que se escuchara música en español en todo el mundo! No importa el lugar, siempre había música bailable en español sonando.

El programa que no pude dejar de ver en televisión: No miro tele, pero este año vi todo Orange Is the New Black.

El mejor término de la década: Memes.

El encuentro más sorprendente con otro artista: Conocí a John Frusciante y me ayudó a escoger la ropa para mi presentación en el Forum en Los Ángeles.

La lección que aprendí tras un error: Si bebes, mejor guarda tu celular.

Mi invento favorito: No sé, pero es bueno que la gente deje de usar tanto plástico y sea consciente de esto.

La canción que me hubiera gustado escribir: Cualquier cosa de Beyoncé.

Algo grandioso que hice, pero nadie notó: Caminé muchísimo, por varias ciudades de todo el mundo.

Lo más extraño que los medios dijeron sobre mí: Alguien dijo que una de mis mejores amigas, mi baterista, era mi novia; que había escrito en Twitter una crítica a los mexicanos; y que iba a tener un hijo. ¡Acabo de adoptar un perro!

La muerte musical que más dolió: Juan Gabriel.

La moda más fea con la que me siento identificada: ¡El regreso de la ropa en látex!

El momento que representa el 2010 en toda la década: Ver a Tame Impala en Coachella.Mi deseo para 2020: Que haya más consciencia sobre el cambio climático.