agosto 8, 2022

Kevin Spacey deberá pagar 31 millones de dólares a House of Cards, pese a apelación

Spacey y su compañía “no logran demostrar que este caso sea siquiera reñido”, falla el juez

Por  NANCY DILLON

El actor Kevin Spacey llega al Tribunal Penal Central, enfrentando cargos de agresión sexual en Londes, Reino Unido, el 14 de julio de 2022.

Rasid Necati Aslim/Anadolu Agency/Getty Images

Kevin Spacey fracasó en su intento de revertir la indemnización de 31 millones de dólares que se le ordenó pagar por romper su contrato de House of Cards al acosar a miembros jóvenes del equipo.

En una audiencia en el centro de Los Ángeles el jueves, un juez escuchó los argumentos del abogado de Spacey y después determinó que el actor no lograba demostrar que el fallo era demasiado “irracional” para seguir en pie. El juez dijo que no revisaría ni revertiría las conclusiones del caso hechas por el árbitro independiente.

“Los demandados no logran determinar que este caso sea siquiera reñido. Los demandados no demuestran que la indemnización sea tan irracional que equivalga a una reestructuración arbitraria de los contratos de las partes”, escribió Mel Red Recana, juez del Condado de Los Ángeles, en su fallo, obtenido por Rolling Stone. “Los demandados no demuestran que el árbitro actuó más allá de su autoridad en el ámbito de los acuerdos de arbitraje de las partes”.

Spacey, 63, filmaba la sexta y última temporada de House of Cards el 29 de octubre de 2017, cuando Buzzfeed publicó un artículo en línea alegando que había abusado del actor Anthony Rapp durante una reunión en su casa en 1986 cuando Rapp tenía solo 14 años. Días después, el 2 de noviembre de 2017, CNN publicó un artículo con acusaciones de ocho miembros anónimos del equipo de House of Cards afirmando que Spacey tenía comportamientos abusivos, como saludar con un apretón de manos y bajar la mano de la otra persona para que tocara su entrepierna.

Las acusaciones explosivas llevaron al líder de Netflix Ted Sarandos a informar a los ejecutivos más importantes de la compañía el 2 de noviembre de 2017 que no había “ningún escenario” en el que Spacey apareciera en la temporada final de la serie, de acuerdo a los expedientes de la corte. Spacey fue despedido de manera sumaria, y una investigación interna que duró meses, así como una audiencia probatoria de ocho días en febrero de 2020, terminaron con un árbitro neutral determinando que Spacey no había cumplido con la política antiacoso del programa. En términos de daños, el árbitro encontró que las acciones de Spacey causaron que la productora de House of Cards MRC incurriera en pérdidas masivas de dinero, ya que su despido requirió importantes revisiones de guion, así como reducir la temporada final de 13 a ocho episodios para alcanzar las fechas límite del servicio de streaming.

El abogado de Spacey Jonathan E. Phillips argumentó el jueves que el árbitro excedió las capacidades de su autoridad al concluir que el actor había roto su contrato a través de las interacciones con “cinco miembros específicos” del equipo que solo declararon en la investigación interna de MRC después de su despido. Phillips argumentó que debido a que Netflix no conocía dichas cinco supuestas violaciones de contrato en noviembre de 2017, no podían estar “racionalmente” conectadas con la indemnización por daños a MRC. Posteriormente argumentó que las acusaciones de Rapp no eran un problema, ya que el contrato de Spacey no incluía una “estipulación moral”. “No se trata de las acciones en general del Sr. Spacey. Se trata de las violaciones de contrato del Sr. Spacey”, dijo Phillips.

“La acción de Netflix fue causada por la conducta del demandado, y por la conducta, que fue una violación de contrato, (MRC) incurrió en gastos y costos. Así que tiene que estar racionalmente conectado”, respondió el juez Recana.

Mientras tanto, el abogado de MRC argumentó el jueves que la indemnización estaba absolutamente conectada con las acusaciones realizadas antes del despido de Spacey. “Esta acusación de que el artículo de CNN no reveló lo que fue posteriormente comprobado en el arbitraje es completamente falsa”, argumentó el abogado de MRC Gregory Korn. “La última página del artículo de CNN hace referencia específicamente a una integrante del equipo que dice haber visto al Sr. Spacey acercarse a múltiples personas, decirles hola, saludarlas, darles la mano y bajarla a su entrepierna para después tocarla. Esa fue la acusación en el artículo de CNN. Los detalles de la indemnización están cerrados, pero pueden acceder a ellos. Esa fue la conducta exacta que se comprobó en el arbitraje”.

Spacey hizo su petición de corte estatal de anular la indemnización en enero, después de que un tribunal de apelación de tres miembros escuchara su solicitud anterior y mantuviera la indemnización de 31 millones de dólares.

En las presentaciones previas a la audiencia del jueves, MRC argumentó que el nuevo intento de Spacey de revertir la indemnización estaba “basado en el mismo, factualmente falso y dos veces rechazado argumento de que sus violaciones de contrato no causaron el acortamiento de la sexta temporada”. El estudio reveló que el árbitro neutral que decidió el caso anterior “encontró que en más de 10 diferentes ocasiones, el actor y productor Kevin Spacey atrozmente violó sus obligaciones contractuales al hacer tocamientos sexuales a miembros jóvenes del equipo.”

La indemnización de 31 millones de dólares incluye 29.5 millones en daños, 1.2 millones en honorarios de abogados y 235,707 en costos para MRC.

“Estamos satisfechos con el fallo de la corte”, dijo el abogado de MRC Michel Kump mientras salía del juzgado el jueves. MRC es copropietaria de Rolling Stone a través de una empresa conjunta con Penske Media llamada PMRC.

Trending