enero 4, 2022

Juez desestima la demanda por la portada de Nevermind

El equipo legal de Spencer Elden, el bebé de la fotografía, incumplió el plazo para responder la reciente solicitud de los abogados de Nirvana

Por  MELISA PARADA BORDA

DGC Records

Un mes antes de que Nevermind de Nirvana cumpliera 30 años de su lanzamiento, Spencer Elden, el bebé de la portada, presentó una acción legal en contra de la banda por pornografía infantil. La demanda fue altamente criticada por expertos en el tema, pero hasta diciembre se conoció la respuesta oficial de los abogados de la agrupación, quienes aseguraron que esta no tenía fundamento alguno y solicitaron que fuese desestimada. Esta semana, el juez Fernando M. Olguín de California descartó el caso pero dejó abierta la “posibilidad de modificación”.

La razón principal que llevó al juez Olguín a tomar la decisión tiene que ver con el hecho de que el equipo de Elden dejó pasar la fecha límite (30 de diciembre) para responder a la reciente petición de la banda. De modo que ahora tiene hasta el 13 de enero para presentar una segunda demanda que, de acuerdo con el juzgado, “concederá la solicitud de los demandados y le dará a los demandantes una segunda oportunidad de modificar su demanda”.

“De no modificarse y presentarse oportunamente, se desestimará esta acción sin perjuicio por el abandono del procedimiento y/o del desacato de una orden judicial”, dice el fallo emitido por el juez según informa Spin.

De volver a vencerse el plazo, Elden perderá la oportunidad de volver a presentar la demanda; de cumplir con la fecha, el equipo de Nirvana tendrá hasta el 27 de enero para presentar su respuesta.

En su demanda presentada en agosto de 2021, Elden aseguró que la portada en la que aparece flotando en el agua cuando era bebé le provocó consecuencias negativas a lo largo de su vida. También acusó a Nirvana de producir y promocionar pornografía infantil, de no protegerlo de ser víctima de “explotación sexual” y de sacar provecho de esto.

Entre los demandados se encontraban Dave Grohl, Krist Novoselic, Chad Channing, las personas encargadas del patrimonio de Kurt Cobain (incluyendo Courtney Love), el fotógrafo Kirk Weddle y el director de arte Robert Fisher, entre otros. Adicionalmente, solicitó una reparación económica de 150 mil dólares a cada uno de ellos, aparte de otros gastos legales.

Cuatro meses después, los abogados de Nirvana alegaron que no solo las acusaciones de Elden no tenían fundamento, sino además los delitos de los que se le acusa a la banda ya han prescrito. “La fotografía de la portada de Nevermind fue tomada en 1991 y se hizo mundialmente famosa hasta poco después de 1992. Tal como Elden lo ha mencionado, tenía conocimiento de la imagen desde mucho antes de 2011 y sabía que él (y nadie más) era el bebé de la foto. Ha sido completamente consciente de los hechos de la supuesta ‘violación’ y los ‘perjuicios’ por décadas”, aseveró el equipo legal de la agrupación.

En tal ocasión, se recalcó el hecho de que a lo largo de las últimas décadas Elden ha recreado la fotografía a cambio de beneficios económicos, el tatuaje del título del álbum que tiene en su pecho, las copias autografiadas por él mismo que ha vendido por Internet y que además ha usado su participación en la portada como una estrategia de conquista.