Involucrado en el caso de Mac Miller se declara culpable

En un acuerdo que lo absuelve de otros cargos, Stephen Walter accedió a declararse culpable por suministrarle píldoras de fentanilo en lugar de oxicodona al rapero

Por  NANCY DILLON

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Star Shooter

Uno de los tres hombres involucrados en la sobredosis fatal de Mac Miller ha acordado declararse culpable. Stephen Andrew Walter ha aceptado una pena de 17 años en prisión por haber suministrado las píldoras de fentanilo que fueron vendidas al rapero poco antes de su muerte en 2018.

Según los términos del acuerdo, los fiscales del caso renuncian a la acusación del gran jurado de Walter y le permiten declararse culpable únicamente del cargo de distribución de fentanilo. Anteriormente había sido acusado de otros delitos más serios, incluyendo distribución de fentanilo que resultó en muerte y conspiración de distribuir sustancias controladas resultando en muerte.

“El nuevo cargo elimina la acusación de muerte”, le dijo el abogado del acusado, William S. Harris, a ROLLING STONE. “Es una negociación de culpabilidad por 17 años [en prisión]. El juez puede aceptarla o rechazarla: de aceptarla, no podrá condenar a mi cliente a más tiempo; de rechazarla, no hay acuerdo”.

Walter, de 48 años, deberá comparecer ante una audiencia programada para el ocho de noviembre en la que se declarará culpable de ser aceptado el acuerdo. “Me voy a declarar culpable porque soy culpable del cargo y deseo beneficiarme de los compromisos establecidos en este trato”, dijo en un comunicado adjunto al documento firmado en un juzgado en Los Ángeles.

De acuerdo con una fuente, otro de los acusados, Cameron James Pettit, también accedió a una negociación de culpabilidad que ya fue concretada. El tercero de ellos, Ryan Michael Reavis, se enfrenta a un juicio el próximo primero de marzo.

Tras esta nueva negociación, Walter acepta que envió conscientemente a Reavis a entregar el fentanilo en forma de píldoras de oxicodona falsificadas a Pettit el cuatro de septiembre de 2018. Tal como lo evidencian los documentos oficiales, Pettit le entregó las píldoras a Miller poco tiempo después.

El músico, cuyo nombre real era Malcolm James McCormick, tenía 26 años cuando falleció en su casa en Los Ángeles el siete de septiembre de 2018, según los dictámenes médicos forenses, a causa de un cóctel fatal de fentanilo, cocaína y alcohol.

Miller, quien había hablado abiertamente sobre sus problemas de adicción, fue visto con vida por última vez por su asistente cerca de las 10:30 p.m. el seis de septiembre de 2018. Fue este quien lo encontró inconsciente la mañana siguiente cuando fue a visitarlo.

Conforme establece la acusación, el cuatro de septiembre Pettit accedió a brindarle a McCormick 10 píldoras de oxicodona llamadas “blues”, al igual que cocaína y xanax. Cuando realizó la entrega al día siguiente, Pettit presuntamente le dio las píldoras falsificadas que en vez de contener oxicodona contenían fentanilo.

Previamente, los investigadores informaron que creían que McCormick falleció después de inhalar las píldoras.