Imperdonable

Pese a que no es una película sobresaliente o con unas actuaciones extraordinarias, lo cierto es que este remake de una miniserie británica, no llega a ser un desastre

Nora Fingscheidt 

/ Sandra Bullock, Vincent D’Onofrio, Viola Davis, Jon Bernthal, Rob Morgan, Aisling Franciosi

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía de Netflix

Luego de la elogiada System Crasher, la directora alemana Nora Fingscheidt asume la misión de convertir a la miniserie británica Unforgiven en un largometraje norteamericano. El resultado ha sido atacado de una manera salvaje tanto por el público como por la crítica especializada. 

Aunque la versión inglesa de tres partes es muy superior a la película protagonizada por Sandra Bullock, lo cierto es que la versión estadounidense no se merece tanta hostilidad. Tanto Unforgiven como The Unforgivable, cuentan la historia de Ruth Slater, una mujer que cumple una condena de veinte años en prisión, acusada de haber asesinado a un policía que trataba de desalojarla de su casa, donde vivía con su pequeña hermana de cinco años de edad.

Ruth sale de la cárcel en libertad condicional. Su supervisor Vincent (Rob Morgan) le consigue un trabajo en una procesadora de comida de mar y un hostal de mala muerte para vivir. Pero todo lo que ella quiere es reencontrarse con su hermana Katherine (Aisling Franciosi), quien fue dada en adopción cuando fue arrestada, para saber si está bien y si es feliz. 

Katie vive junto con Michael y Rachel Malcolm (Richard Thomas y Linda Emond), unos padres adoptivos que la quieren y la protegen, así como Emily (Emma Nelson), una media hermana menor y confidente, quien se preocupa de su insomnio, de sus desmayos frecuentes y que no recuerde nada de su infancia. 

Ruth regresa al hogar donde ocurrieron los hechos y se encuentra con que la casa se encuentra habitada por una nueva familia, conformada por el abogado John Ingram (Vincent D’Onofrio), su esposa Liz (Viola Davis) y sus dos hijos. La mujer le solicita ayuda legal a John para poder tener un encuentro con Katie o con sus padres adoptivos. El hombre, un defensor de causas sociales, termina ayudándola, pese a que Liz está en desacuerdo: “Ella mató a alguien a sangre fría”, dice. 

Este drama que nos habla sobre la intolerancia y sobre cómo las personas nos apresuramos a juzgar sin conocer las complejidades de los actos humanos, se convierte en una película de suspenso cuando Steve y Keith Whelan (Will pullen y Tom Guiry), los hijos del policía muerto buscan vengarse de esta mujer quien, según ellos, no ha tenido suficiente castigo por lo que hizo. A Bullock la han acusado de dejar su maquillaje a un lado para lograr una nominación al Óscar. Puede que Bullock no nos haya entregado una actuación extraordinaria, pero sí nos ofrece una interpretación digna y muy diferente a Bird Box, ese sobrevalorado remedo de A Quiet Place que no se merecía el éxito que obtuvo. Al igual que Bruised, la película de Halle Berry que también ha sido atacada sin piedad, Imperdonable se merece una oportunidad.