agosto 9, 2022

Gustavo Petro en la posesión presidencial: su discurso, las promesas y los nuevos ministros de Colombia

El sábado se celebró la llegada del senador a la Jefatura de Estado junto a la vicepresidenta electa, Francia Márquez y esto es lo que debes saber sobre su periodo de gobierno

Por  VALENTINA VILLAMIL

Carlos Ortega

Luego de haber salido victorioso el pasado 19 de junio en las urnas de todo el país, Gustavo Petro llegó a la Casa de Nariño y se oficializó como nuevo presidente de Colombia 2022-2026. Junto a la caucana Francia Márquez, en medio de una ceremonia histórica que recordará el inicio del primer gobierno de izquierda con una vicepresidenta afrocolombiana, ambos líderes se dirigieron al pueblo colombiano con la promesa del cambio para un país agotado por la violencia y desigualdad.

El nuevo alto mandatario abrió su discurso agradeciendo a su familia, sus palabras siempre fueron enfocadas hacia la paz, como pilar y objetivo principal a trabajar durante su gobierno. El gran suceso estuvo lleno de simbologías relevantes, desde la vestimenta de los mandatarios e invitados de honor, hasta la presencia de la espada de Bolívar, misma que fue robada por el grupo guerrillero M-19 a comienzos de 1974 y al que perteneció Petro en su juventud.

Con este peso histórico, el alto mandatario dio a conocer los nombres de las personas ubicadas en su gabinete que le ayudarán a trazar las primeras pinceladas por las que se guiará su gobierno en los próximos cuatro años. A grandes rasgos, podríamos definir diez compromisos principales que hizo Petro ante toda Colombia.

Trabajo por la paz verdadera y definitiva, cumpliendo el Acuerdo y siguiendo las recomendaciones de la Comisión de la Verdad.

Durante la última década, Colombia se ha visto envuelta en un proceso de paz que se consolidó durante el sexto año del mandato del expresidente Juan Manuel Santos, en 2016, con la firma del Acuerdo de Paz que luego de cinco años, sigue siendo un gran tema de debate en cuanto a lo estipulado en dicho trato y el cumplimiento del mismo.

“Cumpliremos el Acuerdo de Paz, seguiremos a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad y trabajaremos de manera incansable para llevar paz y tranquilidad a cada rincón de Colombia. Este es el Gobierno de la vida, de la Paz, y así será recordado”, comentó Gustavo Petro.

“La paz es posible si desatamos en todas las regiones de Colombia el diálogo social, para encontrarnos en medio de las diferencias, para expresarnos y ser escuchados, para buscar a través de la razón, los caminos comunes de la convivencia. Es la sociedad toda la que debe dialogar sobre cómo no matarnos y sobre cómo progresar. En los diálogos regionales vinculantes convocamos a todas las personas desarmadas, para encontrar los caminos del territorio que permitan la convivencia”.

Cuidar de abuelas, abuelos, niñas y niños, personas con discapacidad, personas que han sido marginalizadas. Construir una política de cuidados basada en una sociedad solidaria.

“Haremos una «política de cuidados» para que NADIE se quede atrás. Somos una sociedad solidaria, que se preocupa y ocupa del prójimo. Que su Gobierno también lo sea. Haremos una política sensible al sufrimiento y dolor ajeno, con herramientas y soluciones para crear igualdad”

Gobernar con y para las mujeres de Colombia. Empieza un gobierno paritario con un Ministerio de la Igualdad.

En un país donde la inequidad se ve desde ofertas laborales hasta casos diarios de violación, maltrato, homicidios y exclusión hacia las mujeres, la agenda del nuevo gobierno llega colmada de temas que coinciden con las demandas de la lucha feminista. Aspectos como el derecho al aborto y de derechos sexuales y reproductivos son los que el mandatario tendrá que tener en cuenta junto al cumplimiento de su promesa de designar puestos a mujeres en representación política paritaria en cargos del Estado.

“¡Al fin! Con nuestra vicepresidenta y ministra Francia Márquez vamos a trabajar para que el género no determine cuánto ganas ni cómo vives. Queremos igualdad real y seguridad para que las colombianas puedan caminar tranquilas y no temer por sus vidas”.

Diálogos con todos y todas, sin excepciones ni exclusiones.

“Será un gobierno de puertas abiertas”, señala Petro en este compromiso.

“Nos une la voluntad de futuro, no el peso del pasado. Vamos a construir un Gran Acuerdo Nacional para fijar la hoja de ruta de la Colombia de los próximos años. El diálogo será mi método, los acuerdos mi objetivo”.

Escuchar a todas las personas en Colombia. Se crearán mecanismos de escucha para todas/todos en el país.

Recordando que Colombia ha sido un país indolente frente a minorías, colmado de gobiernos centralizados, el nuevo presidente promete al pueblo que toda voz es relevante dentro de la agenda presidencial y ahora contando con el apoyo de Márquez, quien ha centrado su lucha en garantías de derechos humanos, principalmente para la comunidad afrodescendiente.

“No se gobierna a distancia, alejado del pueblo y desconectado de sus realidades. Todo lo contrario: se gobierna escuchando. Vamos a diseñar mecanismos y dinámicas para que todo colombiano se sienta escuchado en este Gobierno. No quedaré atrapado entre las cortinas de la burocracia. Estaré cerca de los problemas. Caminaré al lado y junto a los colombianos de todos los rincones. Solo quien está cerca puede entender y ponerse en el lugar del otro”.

Defender a las/los colombianas/os de la violencia y crear una estrategia integral de seguridad. Prevención, redención social, acabar con el hambre y perseguir fuerzas criminales y modernizar las Fuerzas Armadas.

Gustavo Petro recibe a un pueblo que viene de casi tres años de oleadas de manifestaciones que reclamaban  a su antecesor, Iván Duque, garantías de todo tipo como laborales, de subsidio, alimentación, seguridad, entre otros temas que no se solventaron bajo este mandato. 

“Colombia necesita una estrategia que vaya desde los programas de prevención hasta la persecución de las estructuras criminales y la modernización de las fuerzas de seguridad. Las vidas salvadas serán nuestro principal indicador de éxito. El crimen se combate de muchas maneras. Todas imprescindibles. Quiero defender a las familias colombianas de la inseguridad diaria y cotidiana: sea de la violencia machista o de cualquier otra violencia”.

Luchar contra la corrupción con mano firme. Un gobierno de “cero tolerancia”, nadie queda excluido del peso de la ley, del compromiso contra la corrupción.

“Vamos a recuperar lo que se robaron, vigilar para que no se vuelva a hacer y transformar el sistema para desincentivar este tipo de prácticas. Ni familia, ni amigos, ni compañeros, ni colaboradores… nadie queda excluido del peso de la Ley, del compromiso contra la corrupción y de mi determinación para luchar contra ella”.

Proteger ambientalmente el territorio.

“Protegeré nuestro suelo y subsuelo, nuestros mares y ríos. Nuestro aire y cielo. Nuestros paisajes nos definen y nos llenan de orgullo. Y, por eso, no voy a permitir que la avaricia de unos pocos ponga en riesgo nuestra biodiversidad”.

Durante su periodo electoral, la preocupación ambiental fue tema de gran relevancia en sus propuestas. Como señaló en varias ocasiones, Petro promete detener los proyectos piloto de fracking y no otorgar nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, como también crear nuevos programas de protección ambiental que regulen la ganadería extensiva y la gran minería.

“Vamos a enfrentar la deforestación descontrolada de nuestros bosques e impulsar el desarrollo de energías renovables. Colombia será potencia mundial de la vida. El Planeta Tierra es la «casa común» de los seres humanos. Y Colombia, desde su enorme riqueza natural, va a liderar esta lucha por la vida planetaria”.

Desarrollar la industria nacional, la economía popular y el campo colombiano.

“Sin distinciones ni preferencias. Vamos a acompañar y apoyar a todo aquel se esfuerza por Colombia: el campesino/a que se levanta al alba, el artesano/a que mantiene viva nuestra cultura, el empresario/a que crea trabajo. Necesitamos de todos y todas para crecer y redistribuir riqueza. La ciencia, la cultura y el conocimiento es el combustible del siglo XXI. Vamos a desarrollar la sociedad del conocimiento y la tecnología”.

Cumplir y hacer cumplir la Constitución, desarrollando una nueva cobertura legal para hacer sostenible, justo e igualitario el desarrollo del poder.

“Necesitamos mejores leyes, nuevas leyes al servicio de las grandes mayorías y garantizar su cumplimiento. Confío mucho en que los debates en nuestras asambleas legislativas sean fructíferos y ofrezcan resultados para la sociedad colombiana. Hay mucha tarea y confío plenamente en nuestros representantes”.

Al culminar la ceremonia que tomó lugar en la Plaza de Bolívar, se hizo la primera reunión del nuevo presidente con los ministros para designar los cargos de su nuevo gabinete. La asamblea se llevó a cabo de manera inusual siendo televisada y dándonos acceso a la discusión y discurso político que transmite Petro como nuevo presidente, al equipo que lo acompañará a liderar Colombia en los siguientes años.

El jefe de Estado reveló los nombres de los 18 miembros en lo que quedaba de la jornada. Uno de los primeros designados en conocerse fue José Antonio Ocampo, en su nueva posición como ministro de Hacienda, un cargo que era prioritario tras las controversias que heredó del anterior gobierno. Junto a él se encuentra el nuevo ministro de Defensa, Iván Velásquez, quien es considerado implacable en su lucha contra la corrupción. El ex magistrado pasó por la Corte Suprema de Justicia como investigador sobresaliente de la llamada parapolítica.

En el Ministerio de Ambiente encontraremos a la ex concejal y secretaria de Ambiente de la Alcaldía de Bogotá, Susana Muhamad quien ya había trabajado con Petro, cuando el mandatario asumió la dirección de la capital hace unos años. Alfonso Prada, quien fue secretario general de la Presidencia del gobierno de Juan Manuel Santos, es el siguiente nombre que figura entre los nuevos delegados, encargado ahora del Ministerio de Interior.

En el Ministerio de Salud, Gustavo Petro designó el cargo a la psiquiatra especialista, Carolina Corcho, reconocida por su fuerte crítica a las EPS y quien ahora se encargará de tomar medidas que reflejen un cambio y solución ante las quejas constantes de los ciudadanos en el campo de la salud. Finalmente, otro de los nombres más esperados de su nuevo gabinete era para el Ministerio de Educación, que ahora estará bajo el sorpresivo mando de Andrés Alejando Gaviria, quien fue parte de los postulantes en la contienda presidencial apoyado por el partido Coalición Centro Esperanza.

Siendo fiel a su promesa, varias mujeres completan el equipo ministerial del nuevo gobierno. Cecilia López, en el Ministerio de Agricultura, Gloria Inés Ramírez, en el Ministerio de Trabajo, Patricia Ariza, en el Ministerio de Cultura; y María Isabel Urrutia, quien está al frente de la cartera del Deporte.

La mano derecha de la presidencia

Francia Márquez es la mujer que se ubica en el segundo cargo más importante del Estado. Como activista ambiental y abogada, juró ante Dios, el pueblo y sus “ancestras y ancestros” a cumplir con la Constitución y trabajar por los “colombianos y colombianas que históricamente han estado excluidos”. Nacida en Suárez, Cauca, la lideresa afrocolombiana se ha convertido en una nueva esperanza, no solo para Colombia, sino para minorías y mujeres que ponen su fe en el rumbo que puede tomar el país a sus ojos.

César Carrión/Oficina de Comunicaciones de Gustavo Petro

A pesar de su corta intervención, su presencia y la de su familia parecían símbolos de la reivindicación con la comunidad afrodescendiente. La ahora vicepresidenta ejercerá su cargo como ministra de Igualdad bajo la ideología sudafricana “ubuntu”, que traduce “soy porque somos”, el lema que ha adoptado Márquez durante toda su campaña y que, tras su posesión, promete luchar “hasta que la dignidad se haga costumbre”.

Trending