septiembre 6, 2022

Guitarricadelafuente y el sonido del regreso

La música de este artista español está cargada de arraigo, y le devuelve las raíces a un público supremamente joven

Por  RICARDO DURÁN

SONY ESPAÑA

Calidez, introspección, melancolía y emoción. Un poquito de desgarro. Así suena lo que hace Álvaro Lafuente, el cantautor que acaba de cumplir 25 años en agosto, y que viene convirtiéndose en referente para la música de su país. Lo suyo también suena a folclore, a un folk joven que pone un pie en los dos lados del Atlántico; “pienso que es un género que simplemente abarca músicas antiguas, músicas que tienen historia, trasfondo, y que abarcan la historia de muchos lugares diferentes”, dice desde el estudio en una entrevista reciente para Rolling Stone.

Sus comienzos son un reflejo de los tiempos que vivimos, con un chico que recibió su primera guitarra a los 15 años, y decidió grabar una canción con el micrófono de su PlayStation. Los castings de los concursos de talento en la televisión no le abrieron la puerta inicialmente, pero con el tiempo fue justamente uno de esos programas el que lo hizo famoso, cuando colaboró con Natalia Lacunza (participante en Operación Triunfo) en la canción ‘Nana triste’, de 2018. La cosa se hizo viral, e Instagram se conviertió en plataforma invaluable para su reconocimiento como artista; “De no ser por Instagram, me como los mocos”, dijo hace un tiempo a El Mundo.

En muy poco tiempo, mucho menos si tenemos en cuenta la pandemia, Guitarricadelafuente ha pasado de subir covers en sus redes sociales, a agotar las entradas en todos sus conciertos, y a ser invitado al álbum Tributo a Sabina. Ni tan joven ni tan viejo, en el que grabó ‘Cerrado por derribo’ junto a Niño de Elche. En el homenaje también participaron Alejandro Sanz, Bunbury, Los Rodríguez, Kany García, Estopa, Amaral, Joan Manuel Serrat, Manolo García y Leiva, entre otros. Nada mal para alguien que acaba de lanzar su primer disco, y que empezó grabando en su consola de videojuegos.

SONY ESPAÑA

Su historia en la industria de la música, marcada a fuego por lo digital, contrasta con el sonido de sus canciones, con el olor de la madera en su guitarra, la dolorosa melancolía de su voz y el apego a la tradición de los grandes cantautores iberoamericanos. “La música tradicional me ha llamado siempre la atención, porque creo que es más genuina, es la música que perdura y traspasa generaciones, y si perdura es por algún motivo”, asegura, mientras camina con su celular durante nuestra primera entrevista, en julio de este año.

“Yo nací en Benicasim, que es un pueblo de la costa en Valencia, y mi familia es aragonesa, del centro de España, donde se escucha mucho la jota, y es un género tradicional que está muy presente. Me crie en el pueblo de mis abuelos, donde mi familia pues estaba muy vinculada a la música, mi bisabuelo era jotero, era profesor de guitarra y de jota en el pueblo”, agrega.

Pero más allá de la jota hay múltiples sonoridades en la caja de herramientas de Álvaro, que ha estado grabando algunas versiones de temas compuestos por autores latinoamericanos: “Siempre me ha inspirado mucho el folclor latinoamericano, y hablar del folclor latinoamericano es como hablar del océano, porque es inmenso y hay diferentísimos colores”, dice al hacer un repaso por las músicas que le han inspirado.

GANÁNDOSE EL RESPETO: En los últimos tres años la carrera de Guitarricadelafuente ha tenido un ascenso sorprendente, alcanzando el reconocimiento de jóvenes y veteranos. Ahora apunta a conquistar América Latina.
SONY ESPAÑA

“Es curioso porque es un continente en el que no he estado, pero que al mismo tiempo me ha marcado tanto, me ha llamado siempre mucho la atención, tanto por las músicas, como por la verdad que hay en ellas, por el imaginario y las imágenes”. Esa pasión por América Latina se respira en temas como ‘Guantanamera’ y ‘Agua y mezcal’, que pueden contrastar plácidamente con el beat de ‘Mil y una noches’.

Como es apenas lógico en alguien tan joven, ha descubierto sus posibilidades en artistas como Bon Iver, Sufjan Stevens o Blood Orange, pero hay tanto de tierra y raíz en sus canciones, que también pueden evocar a Caetano Veloso y Violeta Parra.

Guitarricadelafuente parece tener un espíritu antiguo encapsulado en un cuerpo jovencísimo. Ese espíritu se siente perfectamente en sintonía con lo que la música hecha en España nos ha ofrecido en los últimos años; Rosalía y C. han hecho que el mundo entero redescubra muchos elementos de la tradición en su país, y su éxito confirma que hay allí un sabor con el que es muy fácil conectar.


“La música tradicional me ha llamado siempre la atención, porque creo que es más genuina, es la música que perdura y traspasa generaciones, y si perdura es por algún motivo”.


El primer álbum de Álvaro se titula La cantera, y se lanzó en mayo de este año. El nombre hace referencia a la juventud y al lugar del que se extraen las rocas, los minerales, en una evocación a las cosas que pasan de una generación a otra, a todo aquello que surge para perdurar. La recepción ha sido muy favorable, y La cantera ha liderado las ventas de vinilos en España. “Me ha pasado que se venden muchos más vinilos, porque a la gente le gusta tener una pieza de coleccionista en sus manos, eso me parece algo muy bonito, que haya resistido, o que se haya vuelto a poner de moda”, comenta. “A mí me pasa que me compraba vinilos y no tenía tocadiscos en casa, creo que es algo muy representativo de mi generación que mucha gente se compra el vinilo por tenerlo en su habitación y hacer las fotos, o lo que sea”.

Guitarras acústicas, beats electrónicos, folclore iberoamericano, éxito viral y vinilos en el auge del formato análogo; todos esos contrastes parecen tomar forma en su versión de ‘A mi manera’, no cabe duda alguna. “¿Quién dice que las canciones pop de ahora no sean el folk de dentro de cien años?”, ha dicho.

SONY ESPAÑA

Trending