septiembre 24, 2022

Escuchá las nuevas canciones del Indio Solari

Bajo dos nuevos álter egos, El Mister y los Marsupiales Extintos y El Cantante Tímido, Solari inaugura una nueva etapa en su carrera

Por  HUMPHREY INZILLO

El Indio Solari se divierte creando nuevos heterónimos para mostrar sus nuevas producciones.

Archivo La Nación.

Lo venía anunciando desde algunas semanas, y finalmente se concretó este viernes 23: el Indio Solari publicó tres nuevas canciones. El estreno fue en la radio El Destape, en el programa Big Bang del escritor y periodista Marcelo Figueras, colaborador del Indio en Recuerdos que mienten un poco (Editorial Planeta), su libro de memorias de 2019, y autor de una memorable entrevista a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en Rolling Stone (número 33, diciembre de 2000), titulada El show de Pepeto de la Ruta y el Chacho Habil y la impostura argentina según Los Redondos. Esa entrevista fue en ocasión de la salida de Momo Sampler, el último mojón en la discografía ricotera, y en los créditos el Indio figuraba (como ocurría desde hace tiempo) con un heterónimo. En ese caso, era “Lubola”. Antes, había sido “El varón viril y de gran fuerza” (Último bondi a Finisterre, 1998), Lo Indio Moulinex (Lobo suelto, Cordero atado, 1993), y lo haría luego a lo largo de su carrera solista, desde El Tesoro de los Inocentes (Bingo Fuel), de 2004, donde se autodenominaba “El cantante invitado” y El tesoro de la tempestad, de 2010, firmando como “Caballo Loco”, hasta El ruiseñor, el amor y la muerte, de 2017, cuando adoptó el alias de “Protoplasman”.

Para sus tres nuevas canciones, se inventó dos nuevos álter egos. Uno de ellos, “El cantante tímido” lo venía utilizando en diversos videos que compartía a través de sus redes sociales, donde nunca mostraba la cara. El tema se llama “¿Acaso las gallinas ponen huevos?”, y el Indio (el cantante tímido, perdón), se encargó de la producción musical, artística, las guitarras y todo el almacén de sonidos. Conrado Marsupial tocó la guitarra principal y Rubén Marsupial de la ingeniería “y las malas ideas”. Sobre una melodía amable y ultra-adherente, el Cantante tímido se despacha contra los malhechores multimalignos, y describre un paisaje urbano, un nuevo catálogo de la especie humana desangelada, y una frase, a modo de estribillo, con su marca de fábrica: “la libertad baila con la locura”.

Ya bajo el mote de El Mister, que también venía utilizando para leer textos cercanos a su educación sentimental (de Truman Capote y Marcel Schwob a Salvador Dalí y Abelardo Castillo), y acompañado por Marta Marsupial (bajo eléctrico), Conrado Marsupial (guitarras principales), Carlin Marsupial (que hizo un solo de guitarra) y Honorato Marsupial (saxo) se sumaron al Indio (perdón, el Mister), que se ocupó de las voces, guitarras digitales, guitarrita sarracena, todos los instrumentos virtuales y producción musical y artística desde Il Gabinetto Segretto. La primera de las canciones se llama “De las ventajas de caminar dormida”, y es un rock clásico, de notable estirpe ricotera, con un memorable final a capela en la voz del Mister.

La tercera de las canciones se llama “Ken Kesey (scherzo)”, un homenaje al escritor que integraba el grupo The Merry Pranksters, pioneros en los años 60 en la experimentación lúdica con LSD y marihuana, organizadores de bacanales psicodélicas (los Acid Tests) junto a The Grateful Dead. Kesey es el autor de la novela One Flew Over the Cuckoo’s Nest (1962), que inspiró el film Atrapado sin salida, dirigido por Milos Forman y protagonizado por Jack Nicholson.

Estos nuevos proyectos se mantienen en paralelo a Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda que lo acompaña desde 2004 y que este sábado se presenta en el Velódromo Montevideo, el mismo escenario donde se presentaron junto al Indio en 2005. El Indio también inauguró su tienda virtual, donde se pueden conseguir todos sus discos, libros, remeras y otros objetos de merchandising.

Trending