septiembre 22, 2022

Entre la tierra y el mar: conoce Saint-Jean-Cap-Ferrat

Un lugar tranquilo y encantador que te envolverá con la magia de la Riviera Francesa

Por  ROLLING STONE

Unhommeavise

Saint-Jean-Cap-Ferrates un balneario de Côte d’Azur, situado a pocos kilómetros de Mónaco y Niza. Con monumentos, museos y sitios naturales, hay muchas cosas que ver y hacer en este espectacular destino.

La aldea de Saint-Jean fue, hasta finales del siglo XIX, un pueblo de pescadores y agricultores que formaba parte de la ciudad de Villefranche-sur-Mer. En 1860, el condado de Niza se convirtió en parte de Francia y en 1904 Saint-Jean se separó de Villefranche para convertirse en una comunidad propia. Su primer nombre fue Saint-Jean-sur-Mer, y después se convirtió en Saint-Jean-Cap-Ferrat en 1907.

A partir de ese año, el pueblo acogería a familias inglesas, rusas, belgas y de otras nacionalidades. El clima templado del invierno los atraía a construir en este lugar sus increíbles propiedades. Así, los hoteles de lujo comenzaron a florecer.

Alrededor de 1950, el balneario se convirtió en una ciudad balneario y también comenzó a ser visitado en verano, en particular por celebridades internacionales. Así nació uno de los destinos más espléndidos que se pueden visitar, incluso ha sido el lugar de destino para artistas como Matisse, Picasso o Chagall.

Por consecuencia, Saint-Jean-Cap-Ferrat también ha sido protagonista en una gran cantidad de interesantes historias, como la de Charlotte Salomon, un pintor alemán judío que se hospedó en este destino por dos años. Después fue trasladado a Auschwitz, en donde falleció a los 26 años. La vida de Salomon inspiró la novela Charlotte, de David Foenkinos.

MOREINC CAMILLE

Pase tardes dignas de plasmar en un lienzo caminando a través del Viejo Puerto y visite algunos de los museos que se encuentran en Saint-Jean-Cap-Ferrat La Villa Ephrussi es una de las joyas de la Costa Azul. Este palacio de inspiración renacentista fue construido en las alturas de Saint-Jean-Cap-Ferrat por la baronesa Béatrice de Rothschild, fallecida en 1934.

Esta villa, catalogada como monumento histórico, se puede visitar y le permitirá descubrir apartamentos privados de estilo florentino y veneciano, así como una impresionante colección de obras de arte (muebles, porcelana, pinturas, esculturas, etc.).

MOREINC CAMILLE

Un lugar imperdible en Saint-Jean-Cap-Ferrat es la capilla de Saint-Hospice, construida en el siglo 11 y restaurada siete siglos después. Fue catalogada como monumento histórico desde 1929. A unos pasos caminando se encuentra el cementerio marítimo, creado en 1905.

Otro atractivo histórico del lugar es el faro construido en 1732. Aunque fue destruido durante la segunda guerra mundial, este icónico lugar fue reconstruido y catalogado monumento histórico en 2012.

Bajando del faro, se pueden encontrar dos fuentes que fueron construidas en 2007 para promover la sana convivencia entre personas de diferentes religiones. Las fuentes fueron inauguradas, entre otras personas, por Bono, vocalista de U2.

Las cinco playas de Saint-Jean-Cap-Ferrat son públicas, pero muchos bañistas también acuden a las múltiples ensenadas que surgen entre rocas y árboles. La península de Saint-Jean-Cap-Ferrat tiene un encanto natural y al ser menos turístico que los principales balnearios de la Riviera francesa, es el escenario perfecto para unas vacaciones tranquilas o un fin de semana romántico.

Trending