Elon Musk se retira de la compra de Twitter

El magnate abandonó su adquisición multimillonaria lo que llevó a la plataforma a interponer una demanda

Por  VALENTINA VILLAMIL

julio 11, 2022

Sheldon Cooper/SOPA Images/LightRocket/Getty Images

Luego de varios meses de negociación e incertidumbre sobre la compra de Twitter por parte del hombre más rico del mundo, Elon Musk, el viernes 8 de julio se dio a conocer que el multimillonario echó un paso para atrás y desistió de la oferta que estaba valorada en 44 mil millones de dólares. A través de una carta publicada, las autoridades bursátiles estadounidenses revelaron que los abogados de Musk argumentan su decisión debido a que la red social no suministró información sobre los intereses principales de Musk en relación a Twitter.

En abril se informó que el también fundador de Tesla había llegado a un acuerdo para iniciar el proceso de compra de la compañía que pasaría a su posesión, como estaba previsto, a finales de este año, si su oferta como mayor accionista era aprobada.

Inicialmente, el magnate ya había compartido algunos cambios que se harían bajo su dirección, enfocadas al discurso en el que se autodenomina como un libertario, como hacer de Twitter una plataforma que vela por la libertad de expresión, anulando las prohibiciones permanentes o vitalicias, cambios en el algoritmo, además de señalar que las cabezas de la compañía no recibirían sueldo. Sin embargo, Musk desistió de las negociaciones luego de que Twitter se negara a la realización de una auditoría interna para conocer la representatividad de cuentas falsas y de spam dentro de la plataforma.

En el comunicado anteriormente mencionado, se destaca que: “El señor Musk está rescindiendo el acuerdo de fusión porque Twitter está incumpliendo materialmente múltiples disposiciones de ese acuerdo. Parece haber hecho declaraciones falsas y engañosas”, tomando este argumento como un factor que influye en el valor de las acciones y, así mismo, de la compañía.

“Si bien la sección 6.4 del Acuerdo de fusión requiere que Twitter proporcione al señor Musk y sus asesores todos los datos e información que soliciten, la plataforma no ha cumplido con sus obligaciones contractuales durante casi dos meses. A veces Twitter ha ignorado las solicitudes del señor Musk, en otras ocasiones las ha rechazado por razones que parecen injustificadas”, concluye.

Como respuesta a esta decisión, que muchos analistas consideran como razón insuficiente para salirse por completo del negocio, el presidente actual de la plataforma afirmó que, con el apoyo de la junta directiva, Twitter se compromete a cerrar la transacción con el acuerdo de indemnización por ruptura de mil millones de dólares, además de iniciar un proceso legal en contra de Musk por incumplir el acuerdo. La noticia también repercutió en la caída de las acciones que pasaron de los 36,94 a los 34,04 dólares, en una variación más del 7%.

Por lo pronto, aún queda esperar cómo se desenvuelve el caso de una de las negociaciones más grandes en la historia de la tecnología, contemplando que la batalla entre los dos bandos tiene consecuencias tanto buenas como malas para quien salga victorioso en la disputa que quedará a manos del Tribunal de Cancillería de Delaware.