mayo 2, 2022

Elon Musk considera cobrar por incrustar o citar tweets

La libertad de expresión tiene un precio

Por  WILLIAM VAILLANCOURT

Elon Musk en Austin, Texas. Siete de abril de 2022.

Suzanne Cordeiro

Un nuevo reportaje de Reuters reveló que Elon Musk le dijo a los bancos que facilitaron su compra de Twitter que podría recortar los pagos de los ejecutivos y monetizar tweets.

El empresario le comunicó sus planes (que aún no son definitivos) a los bancos en la semana anterior a su presentación ante los reguladores el 21 de abril. El lunes pasado, la junta directiva de la red social aceptó la oferta de 44 mil millones de dólares tras “adelantar un proceso reflexivo y exhaustivo para evaluar la propuesta, con un enfoque consciente en el valor, las garantías y la financiación”. Musk terminó por recibir un préstamo de margen por 12,500 millones de dólares ligados a sus acciones de Tesla, y 13 mil millones en préstamos sobre Twitter, siendo este último siete veces mayor que las ganancias brutas previstas para la red social este año.

Esta semana, Musk reveló que recientemente vendió 8,500 millones de dólares en acciones de Tesla, aparentemente para ayudar a pagar el acuerdo de Twitter. Esa cantidad es, a duras penas, un 5,6% de las acciones que tenía cuando la junta directiva de Twitter aceptó la compra.

En una reunión con los prestamistas, señaló que Twitter está por detrás de Facebook y Pinterest en cuanto a márgenes brutos, por lo tanto, podría generar más dinero. Para lograrlo, está considerando monetizar tweets que “contengan información importante o se hagan virales”, al igual que cobrarle a las páginas web por incrustar o citar trinos de cuentas verificadas. Asimismo, está estudiando tener políticas moderadoras que sean “tan libres como sea posible”.

En algunos tweets que ya fueron borrados, Musk también sugirió no incluir publicidad dentro de la plataforma: “El poder de las corporaciones para dictar una política aumenta enormemente si Twitter depende de la publicidad para sobrevivir”. Además, sugirió que cualquier cuenta que pague por Twitter Blue, el servicio de suscripción que debutó el año pasado, debería ser verificada.

Inicialmente, Musk adquirió una porción del 9% de la compañía y accedió a unirse a la junta directiva después de manifestar sus preocupaciones por la libertad de expresión, pero más adelante quiso tomar el control total después de darse cuenta de que “la empresa no prosperará ni cumplirá con este imperativo social en su forma actual”. El empresario ya tiene un director ejecutivo en mente, cuya identidad no ha sido revelada.

Trending