abril 29, 2022

Las veces en que Elon Musk ha pisoteado la libre expresión

“Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione”, dijo tras adquirir Twitter

Por  ROLLING STONE

Tesla

Elon Musk ha sido durante mucho tiempo un crítico de Twitter, e insinuó en su presentación inicial para hacerse cargo de la compañía que la red social estaba sofocando la libertad de expresión. “Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione”, escribió. “Sin embargo, desde que hice mi inversión ahora me doy cuenta de que la empresa no prosperará ni cumplirá con este imperativo social en su forma actual. Twitter necesita transformarse en una empresa privada”. 

Aunque el multimillonario se jacta de ser un defensor de la libertad de expresión y que convertirá a la red social más influyente en un espacio abierto para el debate y la comunicación, han sido varias las veces en las que Musk mismo ha ido en contra de la libre expresión. 

El incidente de Tailandia 

Luego de que 12 menores de edad quedaran atrapados en una mina en Tailandia, Elon Musk ofreció la ayuda de ingenieros de Space X y Tesla para que diseñaran un plan de escape. Luego de que sus intentos de ayuda no salieron como lo había planeado, una compañía británica se encargó del asunto. Uno de los integrantes de este equipo, Vernon Unsworth se pronunció y dijo que los esfuerzos del billonario habían sido un acto de relaciones públicas. En respuesta a esto, Musk lo llamó “pedófilo” y pagó 50 mil dólares a un detective privado para que investigara su vida. Al poco tiempo después, Musk se disculpó públicamente con Unsworth. 

Cuando Tesla despidió a uno de sus empleados por publicar reseñas de sus autos

John Bernal era un empleado de Tesla que tenía un canal de Youtube donde publicaba críticas y observaciones al sistema de inteligencia artificial que poseen los productos de la compañía. Algunos de sus videos no presentaban comentarios positivos respecto a Tesla y su acceso a la plataforma de versiones Beta de Tesla fue removido, impidiendo que siguiera reseñando y probando estas actualizaciones. 

Cuando Elon Musk trató de destruir a un denunciante de Tesla

Martin Tripp, un hombre de 40 años que había pasado su carrera en una serie de trabajos de fabricación de bajo nivel antes de llegar a la línea de montaje de Tesla Gigafactory. Tripp luego afirmó ser un idealista que intentaba que Tesla reforzara sus operaciones; Musk lo vio como un enemigo peligroso que participó en un «sabotaje extenso y dañino», como escribió en un memorando al personal. Dio a entender que Tripp había compartido los datos no solo con la prensa sino también con «terceros desconocidos».

Cuando echó a uno de sus empleados por querer formar una unión 

El hombre más rico del mundo también se ha mostrado en contra de la libertad de expresión cuando ese discurso alienta a los empleados a organizarse. El trabajador de Tesla, Richard Ortiz, fue despedido por intentar organizarse con United Auto Workers, una medida que una junta laboral dentro de Tesla consideró ilegal. Además, Musk ha utilizado personalmente Twitter para promover ilegalmente mensajes antisindicales, según dictaminó un juez de California.

Trending