El tiroteo en la escuela primaria de Texas que estremeció al mundo

Diferentes figuras públicas se han pronunciado en acto de solidarización con todos los afectados del atroz suceso

Por  VALENTINA VILLAMIL

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Jason Miller/Getty Images; Jordan Strauss/AP; Scott Olson/AFP

Aproximadamente 19 menores y dos adultos resultaron víctimas del tiroteo que tuvo lugar en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, el día de ayer. El agresor, identificado por las autoridades como Salvador Ramos de 18 años de edad, ingresó con un rifle a las instalaciones educativas y “mató de manera horrible e incomprensiblemente” a estudiantes y profesores, tal como lo enuncia el gobernador de Texas, Greg Abbott. 

Como se conoce, no es la primera vez que un caso de estos ocurre en Estados Unidos y que resuena entre los medios norteamericanos y del mundo. A pesar de que el porte legal de armas ha causado incontables muertes de civiles, muchos estadounidenses aún defienden su derecho consagrado en la constitución de la nación. La relación del país con la posesión de armamento es “única” a nivel mundial, pues en el territorio hay 120 armas de fuego por cada 100 ciudadanos, como lo reporta la organización suiza Small Arms Survey (SAS). 

El terrible acontecimiento abrió debate entre políticos para ayudar a prevenir este tipo de sucesos. El actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió al Congreso aumentar el control de armas con apoyo de la vicepresidenta Kamala Harris, quien dijo a los congresistas que ya es momento de tomar acción. El senador Chris Murphy también alzó su voz criticando la negligencia de políticas que esperan a ser cambiadas o tomadas en consideración cuando una tragedia nuevamente ocurre. “¿Qué estamos haciendo? ¿Para qué estamos aquí si no es para resolver un problema como este? Esto solo pasa en este país, en ninguna otra parte del mundo niños van a la escuela pensando en que podían recibir un disparo”, señaló el demócrata.

Las reacciones por parte de celebridades inundaron las redes sociales haciendo un llamado de acción tras la desgarradora noticia exigiendo un cambio efectivo a los legisladores en acto de empatía con las familias de las víctimas y todos sus afectados. 

Originario de Uvalde, el actor Matthew McConaughey emitió un comunicado en el que, además de enviar un mensaje de apoyo, propuso medidas para evitar futuras masacres. Entre ellas señaló la prohibición de venta de armas de tipo asalto, acabar con vacíos legales en las revisiones de antecedentes y restringir la capacidad de los cargadores. “Una vez más, hemos demostrado trágicamente que no somos responsables de los derechos que nos otorgan nuestras libertades. Esta es una epidemia que podemos controlar, y sea cual sea el lado del pasillo en el que nos situemos, todos sabemos que podemos hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor”, escribió.

La estrella del baloncesto, LeBron James, se pronunció con dolor ante la tragedia. “Estos son niños y seguimos poniéndolos en peligro en la escuela. Como en serio “EN LA ESCUELA”, ¡donde se supone que debería ser el lugar más seguro!”. En adición a esto, el jugador le hizo eco al entrenador de la NBA, Steve Kerr, quien dio un discurso lleno de impotencia probablemente recordando la muerte de su padre quien falleció de una manera muy similar. “¿Cuándo vamos a hacer algo? Estoy cansado. Estoy cansado de subir aquí y ofrecer condolencias a las familias devastadas que están allá afuera. Ya es suficiente”.

Chris Evans, Taylor Swift, Tim McGraw, Selena Gómez y demás figuras del espectáculo también compartieron sus pensamientos y sentimientos ante la masacre. Mira más reacciones a continuación.

“Llena de rabia y dolor, y tan rota por los asesinatos en Uvalde. Por Buffalo, Laguna Woods y tantos otros. Por la forma en que, como nación, nos hemos condicionado a la insondable e insoportable angustia. Las palabras de Steve suenan tan bien y son tan profundas”.

“Para mí, no se trata de bandos políticos, libertades personales libertades o creencias. Nosotros, como seres humanos, necesitamos darnos cuenta de que tenemos una enfermedad que necesita reconocimiento, tratamiento y cura”, twitteó. “Este tipo de tragedia se ha vuelto demasiado común, demasiado aceptable. Esto no debería haber sido aceptable hace 20 años, hace 4 años, o hace una semana. Esto NO DEBERÍA ser aceptable. Esto no es normal”.

“Hoy, en mi estado natal de Texas, 18 estudiantes inocentes han sido asesinados cuando simplemente intentaban recibir una educación. Una maestra asesinada haciendo su trabajo; un trabajo inestimable pero tristemente poco apreciado. Si los niños no están seguros en la escuela, ¿dónde están seguros? Es tan frustrante y ya no sé qué decir. Los que están en el poder tienen que dejar de hablar de boquilla y cambiar realmente las leyes para evitar estos tiroteos en el futuro”.