septiembre 7, 2022

El regreso de NMD V3 de adidas Originals

Un diseño completamente reinventado para acompañarte en cada paso que des

Por  VALENTINA VILLAMIL

Bizarras para NMD V3 de adidas Originals.

adidas Originals

La comodidad y el estilo son dos palabras que adidas ha intentado alinear en cada prenda que produce. En 2015, se dio a conocer el primer modelo de zapatillas NMD que marcaría un antes y un después en la cultura sneaker. Ahora, seis años después, regresa con una nueva versión del innovador diseño original para garantizar una vida en movimiento a través de materiales elegidos para reflejar este nuevo concepto.

La última y más reciente silueta de la familia NMD representa una revolución en la moda actual y la historia del streetwear de la mano con su compromiso ambiental. Dinámico por naturaleza, el diseño presenta una malla que envuelve el pie, acompañado de un clip transparente en el talón y una amortiguación de tecnología BOOST, pensada en la comodidad y el estilo.

La NMD V3, como se llama en su nueva entrega, también incluye una parte superior fabricada con un hilo de alto rendimiento que contiene al menos un 50% plástico de Parley Ocean Plastic, que son residuos de plástico reimaginados, interceptados en islas remotas, playas, comunidades costeras y litorales, con el otro 50% de poliéster reciclado.

adidas Originals

El lanzamiento de la nueva línea está a la vanguardia de las tendencias, liderado por artistas que crean cultura en cada rincón de sus ciudades. Presentando a la artista brasileña Anitta, el DJ y productor argentino Bizarrap y el futbolista francés Karim Benzema, los llamativos visuales de la campaña invitan a todos a “crear nuevos caminos” con una  amplia gama de colores que te darán un estilo único.

Los NMD V3 llegarán al mercado el 1 de septiembre y estarán disponibles en la página oficial de adidas México y tiendas seleccionadas locales. No te quedes sin vivir una experiencia a todo color que te lleva a una nueva forma de vivir la ciudad y mantenerte en movimiento.

Trending