El arte de Neuderts

Un proyecto que nació de videos caseros hasta escalar a producciones de vanguardia.

Por  PABLO MONROY

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía

¿Alguna vez has escuchado la frase «Todos los genios están locos»? Te presentamos a los creativos hermanos Neudert, creadores de videos musicales.

Hermann, Wenzel y Kenneth, son la base de este proyecto. Provenientes de Hermosillo, comenzaron su trayectoria desde el 2008, con la creación de videos caseros que grababan como un pasatiempo para su canal de YouTube. Años más tarde, su talento y complicidad resultó en Neuderts, una productora que actualmente se encarga de desarrollar videos para artistas nacionales, totalmente opuestos a la definición de mainstream.

«Todo lo que hemos hecho, o al menos cómo se fundó esta compañía, fue muy natural. Era lo que sabíamos hacer, nuestra pasión y algo que veníamos haciendo desde niños, sólo que ahora cobramos», mencionó el director Hermann Neudert. Trabaja de la mano con sus hermanos y socios, siendo Wenzel el productor y Kenneth el fotógrafo. Con la experiencia ganada durante su trayectoria, su equipo de trabajo se ha ampliado, en gran parte gracias a las buenas relaciones generadas durante las producciones.

«No te sabría decir cuándo fue exactamente que comenzamos a trabajar de manera oficial. Tomamos como ‘oficial’ nuestro trabajo desde un video musical que hicimos, llamado ‘Verde Pastel’, para la banda de nuestro hermano más chiquito, Karl, llamada Señor Kino», relató Hermann respecto a las raíces del proyecto. «De hecho, en un principio éramos Kenneth, Karl y yo. Luego, con el pasar de los años, invitamos a nuestro hermano mayor, Wenzel, que es diseñador grafico de profesión. Realmente todo ha sido muy hermético, somos medio raros, no sé cómo explicarlo, sólo sé que somos freaks y hacemos todo entre nosotros y para nosotros. Simplemente a la gente le gustó», añadió.

La creación de material para figuras reconocidas dentro de la escena musical mexicana no sucedió de la noche a la mañana, ya que comenzaron realizando videos para bandas independientes no muy conocidas. En muchas ocasiones ellos producían la música y luego los videos. Despegaron su carrera sin planes de por medio y sin saber hasta dónde podían llegar.

«Ese video de Señor Kino fue un mini boom y la gente lo roló súper orgánicamente. Luego, el mánager, Felipe García, dijo que quería un video para su banda, que se llama Sgt.Papers. Luego una banda llamada Los Blenders nos llamó para decirnos que también querían un video. Y así llegó Noa Sainz, Ed Maverick… realmente todo fue entre amigos. Nos mandaban correos y nosotros veíamos si nos interesaba el proyecto, si nos divertía, si iba con nuestra estética y nuestra visión artística», contó Hermann.

Te puede interesar: Está en camino un documental sobre el viaje de The Beatles a la India

La ironía de su éxito radica en que ninguno de los hermanos cuenta con formación académica audiovisual. Todo se debe a una mezcla de talento, locura, esfuerzo y pasión por su trabajo. Se diferencian por crear contenido original, con un sello personalizado para cada artista. En palabras del director: «Estudiamos muy bien a nuestros artistas. Más que clientes, siento que son colaboradores creativos. Si a nosotros no nos gusta la canción, difícilmente vamos a llegar a algo, así que lo que hacemos es vertirle nuestro corazón y hablar al chile sobre lo que nos hace sentir y, por ende, lo que queremos hacer sentir. A fin de cuenta, nosotros también somos artistas y yo creo que nos entendemos».

Hermann ha dejado claro el secreto que ha posicionado a Neuderts en la industria audiovisual, trabajando a lado de bandas que han adquirido reconocimiento internacional: «Si eres sincero con lo que haces y dices, vas a conectar. Si conectamos con nuestros artistas, ellos saben que están dejando en buenas manos su arte. Nunca miento, nunca exagero, evidentemente soy un mamador, pero realmente creo en mi mamadez. Yo no quiero llegar con vergüenza al futuro, si esta es mi carrera y me dedico al full, va a ser con todo mi pinche corazón, y al corazón no se le miente».

Su proceso creativo es simple pero efectivo, como describe: «Si llega alguien a trabajar con nosotros es porque nos contactó. Siempre pedimos muchísima libertad creativa. Yo tengo junta con ellos para conocerlos, me meto a sus redes, veo sus videos musicales, sus fotos, cómo escribe, su música… vemos cómo vibramos y les pregunto qué representa dicha canción para él, y luego yo le doy una reinterpretación según mi visión del mundo. Voy a combinar su intención con la mía, porque a fin de cuentas nosotros no hacemos obras por encargo, sino videos musicales de autor. Nos dan ciertos elementos y les pedimos cierto tiempo para desarrollar una idea, una sensación y una historia».

Los Neudert son productores visionarios que han abierto un espacio creativo en su ciudad natal. Al no tener tanta competencia, se han propuesto liderar un segmento desatendido en la industria del entretenimiento de Hermosillo.

Estilo conceptual y fotográfico de Neuderts

Los Neudert han sido influenciados por EE.UU., generando una mezcla entre el cine americano y el mexicano. Se han inspirado de películas, series e incluso animé. «Si ves Naruto, dices ‘Ah, esa madre lo pudieron haber hecho ellos’. Así se fue construyendo nuestro estilo, veíamos algo que nos gustaba y lo hacíamos fuera de nuestra casa, con nuestra abuelita, nuestro perro, nuestros tíos…», confesó Hermann.

En cuanto a sus ídolos cinematográficos, mencionaron «Guillermo del Toro, Cuarón… ya sabes, los que nos maman a todos. No aplicamos la de ‘No, esos no porque son mainstream‘. Nos mama lo mainstream, creemos que tiene muchísimo valor. Todo lo que sea interesante visualmente, lo tomamos y lo estudiamos».

Hermann platicó que utiliza mucho las referencias del director Spike Jonze, así como Andrei Tarkovsky. «Están también un dúo de directores llamados Daniels, que desde muy niño los sigo. Tim Burton, Wes Anderson, Stephen Chow… todos estos directores que no se limiten estéticamente en ningún sentido y que tengan su propio lenguaje, y que no le tengan miedo a la fantasía para contar la realidad. Eso a mí me parece lo más embriagador». 

«Entonces, ¿en algún punto piensan adentrarse en la cinematografía?», le preguntamos. A lo que respondió: «Sí. Hicimos un cortometraje llamado Las Rancheras. Es como un falso documental, inspirado en The OfficeLe fue sorprendentemente bien. Lo metimos a todos los festivales mexicanos y en todos quedó. Ganó en el Festival de Morelia y ahí dije ‘Okey, podemos hacer cine, lo entendemos’».

Sus videos musicales los definen como «cortometrajes musicales». Neuderts ha revolucionado el storytelling de las canciones a través de apoyo visual con lenguaje cinematográfico. «Yo creo que los videos musicales nacieron para complementar las obras, no creo que sean un extra nada más para vender. Genuinamente ayudan tanto a definir al artista como a expandir su universo. Eso lo podemos contar con el cine, que finalmente genera sensaciones profundas», añadió el director.

Te puede interesar: Juanes se explora a sí mismo a través de sus héroes en ‘Origen’

Su perspectiva en cuanto a los videos musicales menciona la iconicidad visual como elemento fundamental para su desarrollo. «Yo creo que muchos de los videos actuales se van a añejar muy mal. Siento que los hacen sólo para que la rola tenga imagen y estén en YouTube. En retrospectiva, nadie los va a recordar. Lo que nosotros intentamos hacer es que hayan elementos que sean lo suficientemente memorables para que se conviertan en iconos y que la gente al verlos los asocie, y por ende vuelva: la creación de personajes, el vestuario, la puesta en cámara…».

Detrás de escenas de Neuderts

Para finalizar la entrevista, Hermann Neudert, compartió sus anécdotas más divertidas detrás de las producciones de videos musicales, además de la convivencia con todo el staff y los artistas:

«El primer video que hicimos, ‘Verde Pastel’, fue con nada de presupuesto, pero con puras buenas intenciones. Me acuerdo que lo lanzamos y luego nos fuimos a grabar un documental a la sierra y se quedó mi hermano chiquito. Cuando volvimos, dos semanas después, todos jodidos y feos, nos dice ‘Oigan, vean este correo’. Y decía ‘Los invitamos a Coachella’. A la banda de mi hermano la contrataron para tocar y nos llevaron a Kenneth y a mí. Nos metieron como artistas wey. Yo en mi vida había ido a un festival de música. Y ahí estábamos, gritándole a Post Malone, viendo a Ariana Grande. Me tocó empujar a Justin Bieber… todo eso gracias a que hicimos ese video».

«En otro video que hicimos para Los Blenders. Tal cual, conté la historia de Romeo y Julieta combinado con The Warriors, y me acuerdo que teníamos una baba de presupuesto, neta le pagamos 100 pesos a cada persona y me lo querían devolver. Estábamos todos jodidos, grabando a 5º y esta gente lo estaba haciendo casi gratis. Yo decía ‘Wow, me están entregando su tiempo y su talento, sólo por formar parte de esto’. Eso me ha hecho ser más agradecido».

«También recuerdo que hemos grabado temperaturas muy altas, como 50º. Todo el cast vomitando y deshidratado, pero tú ves los videos y dices ‘Ah, eso no pasó’. Igual cuando le enseñamos a twerkear a Noa Sainz o pusimos a actuar a Ed Maverick, que en un principio no querían, pero la disquera lo pedía. Ahora dio un giro de 180º el cabrón».


Las palabras de despedida por parte del director de Neuderts fueron las siguientes: «Para los nuevos creadores: en esta época, en la que siempre estamos buscando viralidad y todo es muy rápido, el arte se está tornando diferente. Creo que si puedes vivir fuera de ese espectro y tienes la oportunidad de crear sin tener que estar produciendo en masa, hazlo. Vive fuera de ese foco. Haz arte sincero».