agosto 11, 2022

Cristina Umaña sobre Noticia de un Secuestro

La actriz colombiana repasa su papel de Maruja en la nueva serie de Prime Video

Por  ROLLING STONE

Foto por @jorgescobarph

Cortesía Prime Video

Noticia de un Secuestro, inspirada en hechos de la vida real, sigue las terribles experiencias de un pequeño grupo que fue secuestrado en 1990 por narcotraficantes colombianos: Diana Turbay (Majida Issa), Maruja Pachón (Cristina Umaña), Marina Montoya (Carmenza Gómez) y Beatriz Villamizar (Julieth Restrepo) – y los extraordinarios esfuerzos de sus seres queridos por liberarlos – Alberto Villamizar (Juan Pablo Raba) Nydia Quintero (Constanza Duque).

La serie está dirigida por Andrés Wood (Violeta Se Fue A Los Cielos, Machuca) y cuenta con la producción ejecutiva de María Elena Wood, Matías Cardone, Macarena Cardone y Patricio Pereira (Invercine & Wood), Lourdes Díaz y Stuart Ford (AGC Studios), y del propio hijo de García Márquez, el reconocido guionista y director Rodrigo García (The Affair, Six Feet Under).

Hablamos con la actriz colombiana Cristina Umañana sobre su papel en la serie, sus mayores retos y su preparación para interpretar a Maruja Pachón.

Gabo aceptó la sugerencia de escribir e investigar a gran profundidad esta historia ‘agridulce’, gracias a Maruja Pachón y a su esposo Alberto Villamizar para proyectar una realidad muy agobiante que se vivía entre los años 80 y 90 en Colombia. ¿Cómo se puede presentar esta historia adaptada en serie a toda la región latinoamericana?

Creo que la decisión de Rodrigo Garcia de escoger a Andres Wood como director de la serie fue idónea. Andres tiene una mirada muy honesta y acertada sobre nuestra problemática social y cultural en latinoamérica y aunque somos países distintos nuestros problemas tienen muchas similitudes y creo que eso Andres lo entiende y lo narra con mucha maestría.

Como anécdota tengo entendido que “Machuca” una de las películas de Andres Wood era una de las preferidas de Gabo y en varias ocasiones la vio, la retwitteó, le gustaba mucho y admiraba el trabajo de Andres.

Desde su punto de vista, ¿qué aspectos de la historia tuvieron que agregarse o quitarse para su adaptación televisiva?

Los guionistas y Andres el director si se tomaron licencias dramáticas y narrativas para contar su historia, hicieron algunos cambios, algunas cosas salen en el libro otras no y creo que fueron decisiones muy acertadas para llevar esta depresión del libro al audiovisual. Considero que lo hacen con gran maestría, he visto tres episodios y quede fascinada con lo que vi porque aunque “Noticia De Un Secuestro” es una crónica, siento que Andres y Julio, los directores, le dan el toque de realismo mágico que tanto caracterizaba a Gabo.

Foto por @jorgescobarph

Desde las primeras audiciones, ¿su objetivo era el papel de Maruja? ¿Por qué?

Desde que leí el libro hace más de 12 años quedé impactada con todas las historias pero me llamó profundamente la atención el estoicismo de Maruja y sentí desde ese momento que sería una mujer muy interesante de interpretar y de contar además esa experiencia de vida tan intensa y tan dolorosa que tuvo

¿Qué otro personaje le hubiese gustado representar en la serie?

Hubiera sido absolutamente feliz de interpretar cualquier personaje dentro de la serie con tal de ser parte de ella pero pensando en mi rango de edad creo que hubiera sido muy feliz también con Diana Turbay o  Beatriz Villamizar y si los años hubieran pasado y hubiera tenido la oportunidad más adelante Marina Montoya también hubiera sido una gran opción o Nidia Quintero. Siento que es una experiencia de vida tan contundente que para cualquier actor, cualquier actriz es muy interesante de poder relatar y ser parte de una historia que es una adaptación de un libro de Garcia Marquez creo que es un lujo también.

¿Cuáles fueron los retos principales o grandes obstáculos al grabar la serie?

Creo que los retos principales para filmar la serie fueron la pandemia, es una serie que se iba a empezar a filmar en 2020 más o menos en octubre y toca retrasarla en principio hasta enero de 2022 y después hasta marzo de 2022. Enfrentarnos a los contagios de covid, yo personalmente tres días antes de empezar la serie estuve contagiada de covid, toco cambiar los planes de rodaje y a los tres días otro actor y así sucesivamente entonces tocaba mover los planes de rodaje todo el tiempo y estar muy abiertos a eso, a los cambios que se iban presentando.

Eso por un lado y por otro,  filmamos durante la época de las marchas en Colombia, en un momento también muy difícil para nosotros como país, muy triste, muy doloroso y poder contar esta historia al mismo momento llevaba un peso adicional que dolía y que costaba. 

Para el papel de Maruja, ¿qué técnicas actorales principales tuvo que preparar? ¿Con qué otros libros, historias o personajes tuvo contacto en la preparación de esta producción?

Cuando supe que había quedado en el proyecto y que iba a interpretar a Maruja lo primero que hice fue empezar a buscar toda la información que tuviera sobre ella, entrevistas, charlas, todos los documentos históricos que hubieran sobre el suceso y  sobre su carrera política. Ya teníamos una gran ventaja y es el documento histórico más poderoso que era libro por supuesto, pero paralelo a eso empecé a trabajar con una coach de voz y de gesto que se llama  Magda Niño, empezar a observar la gestualidad de Maruja, su voz, su particular acento rolo y todas estas cosas que la caracterizan a ella tanto. Y en diciembre más o menos empecé a trabajar con otra coach que es Victoria Hernandez un poco mas como todo este proceso interior de Maruja y paralelo a eso con Victoria trabajamos junto con Juan Pablo Raba la relación entre Maruja y Alberto porque “Noticia de un Secuestro” es una historia que su cuenta a partir del secuestro de Maruja y de Beatriz pero la relación de Alberto y Maruja es muy viva dentro del libro y nosotros no íbamos a tener en el set la posibilidad de construir esa relación entonces hicimos un trabajo también muy interesante y muy profundo de construir ese vínculo de marido y mujer tan especial que Maruja y Alberto tenían, construir esa relación para después tenerla como soporte en la memoria de cada uno en su viaje para contar esta historia. También para mi fue muy importante entender la relación que Maruja tenía con los hijos, tuve la posibilidad de tener un zoom con ella a principio de año de una manera muy generosa muy amorosa nos comparte su experiencia, muy abierta a las preguntas que le hacíamos, a contarnos cuáles eran sus miedos, cuáles eran sus dolencias tanto físicas como emocionales, su relación con el encierro, con los secuestradores y que habitaba en la memoria de Maruja en este encierro para mi era muy importante entenderlo y bueno así fui construyendo esta gran personalidad. Y ya cuando llegamos a trabajar con Andres el si nos pide, que esto sucedió con todos los actores,  que nos despojaramos mucho del físico porque claro como estábamos interpretando personalidades que existen o que existieron estábamos muy pegados y muy ansiosos por querer ser lo más parecidos que pudiéramos a ellos en la realidad, sin embargo, Andres y Julio deciden jugarse más por vivir el viaje emocional por permitirnos vivir ese viaje emocional con la mayor honestidad posible porque temía que lo físico pudiera perturbar ese camino entonces nos invita a despojarnos de todo eso que ya habíamos construido y quedarnos con lo que ya el cuerpo hubiera memorizado y adentrarnos en ese recorrido emocional

¿Cuál fue la escena más difícil de grabar para Maruja y cuál, para Cristina Umaña?

Es  difícil creo que todas y cada una de las escenas tenían un grado muy profundo de complejidad y de emocionalidad entonces había que ser muy cuidadosos en no caer un poco como en endulzarnos con la emoción porque tenemos que entender también un poco lo que sucede ya con cualquier ser humano cuando un entorno, una vivencia, se vuelve cotidiana; pero creo que la muerte de Marina fue bien difícil, fue bien triste además porque la relación que construimos entre Julieth, Carmenza y yo dentro del set, dentro de ese pequeño espacio, fue muy estrecha fue muy bonita y siento que nos ayudó mucho a las tres en poder contar la tragedia de cada una.

Contar la historia en desorden también era complejo, no tener un orden cronológico emocional pues hacía que el reto fuera mayor, pero creo que la escena más difícil para mi fue el rescate. El rescatae de Maruja, porque fueron muchas horas, había que estar emocionalmente lista para todas las tomas que se hicieran, era en un páramo al suroriente de Bogotá, muy frío, muy muy frío, muy lluvioso y pues si creo que necesito todo de mi, de mi presencia de mi entrega y de mi humildad para poder contar ese momento. Son momentos además que ya también se vuelven interpretaciones de la realidad pero esa es la gracia también de la magia del cine y de la televisión que hace que no sea un documental sino que sea una adaptación audiovisual

¿Recuerda los momentos históricos presentes en esta serie en aquel 1990-1991? ¿Alguna vivencia personal de este conflicto colombiano influyeron en la interpretación de estos hechos?

Sin duda mi gran descubrimiento filmando esta serie es que si habita en mí una memoria emocional que yo desconocía, y que me duele y me conmueve profundamente creo que fuimos testigos de unos hechos muy dolorosos de una época muy oscura para nuestro país y ese dolor lo llevamos en el cuerpo y en el alma. Creo que al no haber como hoy en día este bombardeo de medios y de información pues éramos fieles a esa historia que era la que nos contaban y la acompañamos. Esa historia y muchas historias que vivimos en esa época y que acompañamos con mucho dolor mucha compasión y con mucho miedo, ese es el descubrimiento que hago de esa vivencia que tuve en los 90 y que no sabia que tenia, yo era una adolescente estaba terminando mi colegio y simplemente trataba de vivir y de pertenecer, crecer vivir y pertenecer. Y es impactante ver cómo los hechos de tu país así no los hayas vivido en carne propia pueden afectar de una manera tan profunda.

¿Cómo fue la participación de Rodrigo García como productor? ¿Cómo su presencia en la serie contribuyó con la adecuada adaptación de la historia?

Rodrigo ha sido la cabeza de este proyecto desde hace muchísimos años porque si no estoy mal este proyecto tiene aproximadamente 7 años, junta las fichas para que todo esto sea posible. Rodrigo es el que decide que sea Andres el que dirija la adaptación del libro de su padre y bueno pues es el showrunner es el productor creativo es la cabeza de este proyecto también y junto con Andrés está en todo, en todas las decisiones.

Para usted ¿cuál es el mensaje que deja esta historia adaptada a los colombianos?

Siento que la mirada que dan Rodrigo, Andres y Julio en esta version de “Noticia de un Secuestro” es la de un país entero secuestrado por una violencia desde hace muchísimos años en donde el narcotráfico acentúa el terror y el odio y nos separa aún más como sociedad. Pero también es muy interesante ver como dentro de las relaciones humanas que existen en la serie, en el encierro todos terminamos siendo harina del mismo costal, tanto los secuestrados como los secuestradores y todos terminamos siendo víctimas de este odio y esta violencia que no cesa y es interesante la reflexión de cómo vivimos en un luto aun en estos días de una violencia donde solo cambiamos de caras y de protagonistas pero igual sigue siendo un poco más de lo mismo. Igual creo que en esa visión poética que Andres, Julio y Rodrigo le dan a la serie hay esperanza y la reflexión de que todos somos uno, todos terminamos siendo uno dentro de este dolor que  como país nos aqueja. Siento además que poder contar nuestra historia colombiana que ha sido tan dolorosa desde el lugar de las víctimas es muy importante para este momento en donde se necesita que las víctimas tengan memoria.

Trending