diciembre 29, 2022

Creativa y revolucionaria: Vivienne Westwood fallece a sus 81 años

La diseñadora británica impulsó el estilo de la ola punk británica en la década de los 70

Por  VALENTINA VILLAMIL

Benoit Tessier

El mundo de la moda enfrenta un fuerte golpe con el fallecimiento de Vivienne Westwood, la icónica diseñadora británica que será eternamente recordada por hacer del diseño un instrumento para la revolución. A sus 81 años, Westwood ha partido de este mundo pacíficamente en su casa en Clapham, al sur de la capital del Reino Unido, como se informó a través de un comunicado publicado en sus redes.

La leyenda de la moda y “Reina de lo Extremo” nació un 8 de abril de 1941, en Derbyshire, Inglaterra. Nacida en una familia que se dedicaba a la industria textil y de calzado, Westwood empezó a confeccionar sus primeras prendas en la adolescencia. Luego de pasar un tiempo en la Escuela de Artes de Harrow, se casó con Derek Westwood con quien tuvo su primer hijo. Pero no fue sino hasta 1965 cuando conoció a Malcolm McLaren, quien más adelante sería el mánager de los Sex Pistols, que empezaría a adentrarse en el mundo de la moda.

Es casi imposible desdibujar a la diseñadora del cuadro cultural británico en la década de los 70, pues la asociación creativa de McLaren y Westwood ayudó a desarrollar la apuesta visual del movimiento punk de la época. La calle King’s Road fue el nido perfecto para incubar sus ideas rebeldes y mostrarlas al mundo en su primer local. Sus singulares diseños iban desde integrar el bondage fetichista hasta el uso de plataformas y corsés, como también convertirse en un símbolo de protesta burlando constantemente la imagen de la Reina Isabel estampando su rostro intervenido en camisetas.

“Cambió la forma en la que la gente se veía”, dijo Westwood a la revista Time en 2012. “Yo era mesiánica con el punk, viendo si podía poner un alto en el sistema de alguna manera”.

Su primera línea de pasarela la lanzó en 1981 con McLaren, contando con piezas unisex que evocaban la edad de oro de los piratas en sus aventuras alta mar, sin dejar atrás el glamour y la disrupción que mantuvo a través de todas sus creaciones. Westwood estudió diferentes técnicas de sastrería para jugar con materiales y crear prendas únicas con diferentes telas y texturas, una propuesta que más adelante veríamos replicada en colecciones de sus connacionales John Galliano y Alexander McQueen.

Vivienne Westwood, colección de otoño ready-to-wear 1981.
David Corio/Redferns

A lo largo de toda su carrera, Westwood se destacó por sus creaciones dramáticas que incluían híbridos entre prendas como el tutú o la crinolina victoriana que ella misma bautizaría como el “mini-crini”, medias de colores, y piezas para todos los tipos de cuerpos, convirtiéndose en una de las diseñadoras más influyentes del siglo XX, mencionada junto a otras mentes brillantes como Yves Saint Laurent, Karl Lagerfeld, Giorgio Armani, Christian Lacroix y Emanuel Ungaro.

Vivienne dedicó gran parte de su vida al activismo manteniendo una visión responsable y sostenible en cuanto al consumo desmedido en la industria de la moda, mostrando sus visibles inclinaciones políticas e ideológicas en sus pasarelas. Indudablemente, una mujer visionaria que pasó a la historia con ideas que se adelantaban a su época e incitaban a la rebeldía con causa. Westwood estaba próxima a inaugurar su fundación creada junto a sus hijos y nietos que promete “honrar, proteger y continuar el legado de la vida, el diseño y el activismo de Vivienne”.

Trending