enero 23, 2023

Cowboy de Copenhague

Una serie de superhéroes que fusiona los intereses particulares de su autor con los elementos de Daredevil, Iron Fist, Legion, Jessica Jones y Ms. Marvel

Nicolas Winding Refn 

/ Angela Bundalovic, Li Li Zhang, Andreas Lykke Jørgensen, Jason Hendil-Forssell

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Cortesía de Netflix

Imagínese que existe un multiverso diferente al de Marvel y DC al que podríamos llamar Refnverse o simplemente Dinamarca.En él, la maldad siempre está al acecho y tiene un gusto especial por las mujeres. Pero como si se tratara de una versión para adultos de Ms. Marvel, en el Refnverse hay una luz de esperanza y es de color neón.

Ella es Miu (Angela Bundalovic), una inmigrante indocumentada (o como se dice en inglés, una illegal alien), de cabello corto, pequeña estatura, apariencia andrógina y una sudadera azul muy particular. En seis enigmáticos y potentes episodios, vamos a ver como Miu combate a dos hermanos serbios (ella obsesionada con quedar embarazada, él con ínfulas de cantante) que coordinan una oscura red de prostitución; a un mafioso y luchador de origen chino que secuestró a una pequeña niña para obligar a la madre a hacerse cargo de los cadáveres que le envía; y a una familia aria conformada por un padre obsesionado con el miembro viril masculino, una madre incestuosa, un hijo asesino en serie y una hermana encerrada en un sarcófago. También veremos muchos cerdos.

El talentoso Nicolas Winding Refn regresa a su nativa Dinamarca, la cual abandonó luego de la poderosa trilogía de películas sobre el mundo criminal conocida como Pusher (en la que debutó un actor conocido como Mads Mikkelsen) y Bleeder, una cruenta historia sobre la amistad, la venganza, la muerte y la pornografía.

La carrera de Refn cobró altura cuando comenzó a rodar en inglés. Primero vino una irregular cinta neo-noir sobre un asesino en serie llamada Fear X, con John Turturro; luego la que sigue siendo la mejor actuación de Tom Hardy hasta la fecha, en el biopic sobre Michael Peterson, uno de los criminales más infames en la historia de Inglaterra, mejor conocido como Charles Bronson. Valhalla Rising es la violenta historia sobre un vikingo apodado “el tuerto” (Mikkelsen), un chico y un grupo de cruzados en busca de la tierra prometida. Pero la obra maestra definitiva de Refn es sin duda Drive, con Ryan Gosling como un antihéroe solitario que busca redimirse en un mundo plagado de maldad.

Gosling volvería a colaborar con Refn en Only God Forgives, otro violento y oscuro relato ambientado en Tailandia protagonizado por una madre y un hijo producto del mundo criminal. The Neon Demon es la última película de Refn y es un relato tan oscuro como los anteriores, que une los mundos del modelaje y el canibalismo. 

Copenhagen Cowboy, la cual se presenta por Netflix, es una especie de compilación con los más grandes éxitos de Refn presentada como una serie de superhéroes para adultos übercool, muy cercana a Legion (todavía la mejor serie de Marvel) y a esos universos sórdidos, crueles y despiadados gobernados por peligrosos e intimidantes capos criminales de las series Daredevil, Jessica Jones y Iron First.

Para Refn no hay diferencia entre el cine experimental y el cine de explotación, y esta serie es muestra de ello. Su ritmo felino, pausado y contemplativo lo acerca a la estética de David Lynch y a Lars Von Trier. Pero los superhéroes, los criminales satánicos, el Kung Fu y la música de sintetizador de Cliff Martínez, pertenecen al mundo de las películas de Bruce Lee y Jean Claude Van Damme, al Spaghetti Western y a Marvel. Pero este también es un trabajo marcado por la influencia de directores como Sam Peckinpah, Warren Hill, Paul Schrader, John Carpenter, Abel Ferrara, Quentin Tarantino, Gaspar Noë y Michael Mann, que como Refn, pertenecen a ambos mundos. 

En últimas, Copenhagen Cowboy es un ejercicio de forma sobre sustancia, que funciona como una enigmática y colorida pieza orgánica de más de cinco horas de duración. Gradualmente, todo irá adquiriendo algo de coherencia y el final quedará abierto para una segunda temporada.

Como todos los trabajos de Refn, este es un nuevo e impredecible viaje lisérgico y una experiencia de pesadilla que los amantes de los cómics raros, las películas desquiciadas y las series de televisión arriesgadas apreciarán con creces. Copenhagen Cowboy es lo que bien podríamos llamar “superhéroes de autor”.

CONTENIDO RELACIONADO