Billy McFarland, creador del Fyre Festival, trabaja para Donald Trump

El exconvicto y creador del desastroso festival se ha asociado con el expresidente para conectar a raperos que apoyen su campaña.

Por  VALENTINA VILLAMIL

julio 9, 2024

Instagram

Si creíamos descabellado que Billy McFarland, el creador del tormentoso Fyre Festival, pudiera proponer una segunda edición del evento, ahora, el hecho de que trabaje para Donald Trump, lo es aún más. Aparentemente, McFarland y el expresidente y aspirante republicano para la presidencia en 2024 han estado en contacto como parte de un plan del desarrollo de la campaña de Trump.

Aparentemente, McFarland ha sido una figura fundamental para facilitar las conexiones entre Trump y varios reconocidos artistas de la escena del rap, en un intento del candidato a la presidencia por atraer votantes de la comunidad afro.  Recientemente, McFarland publicó una foto en Instagram en la que aparecía junto al expresidente y, sugirió, de manera irónica, su consideración para la formación de un nuevo gabinete en la descripción de la imagen.

Fuentes internas revelaron que McFarland fue el responsable de una reunión entre Trump y el rapero de Detroit, Icewear Vezzo, antes de la visita del mandatario a la ciudad. Además, McFarland se ha jactado de vincular a los raperos de Brooklyn Sheff G y Sleepy Hallow con Trump, y asistió a una junta presencial en mayo en el Bronx. Fuentes de la campaña de Trump aclararon que, aunque McFarland no tiene un cargo oficial, se ha vuelto un medio importante para el desarrollo de la promoción política de Trump.

La estrategia en cuestión pretende organizar actos públicos en los que participen Trump y varios artistas de hip-hop. Esta iniciativa lleva en marcha desde el año pasado, con el objetivo de reclutar a raperos y productores para que apoyen a Trump o aparezcan en sus actos de campaña. A pesar de estos esfuerzos, ninguno de los artistas con los que han establecido contacto han defendido al candidato oficialmente, a excepción de raperos como Lil Wayne.

Este ha sido un plan que se ha implementado desde su primera campaña electoral, atrás en 2016. Desde entonces, se ha contactado con otros intérpretes como Kanye West, Kodak Black,  Lil Pump, 50 Cent y Waka Flocka. Sin embargo, esta iniciativa sigue operando ahora impulsada por la pérdida de popularidad de Biden entre la comunidad afro. 

Te puede interesar: Donald Trump continúa replicando discursos de odio contra población inmigrante

A lo largo de estos encuentros, Trump se ha centrado en escuchar las preocupaciones de los raperos y sus comunidades. El representante de Quanny, uno de los artistas contactados por el equipo del candidato, contó a Rolling Stone que en un principio no se sentían del todo cómodos aceptando la oferta, pero que, al mismo tiempo, parecía una oportunidad única para hablar de los problemas de seguridad en Filadelfia y otros temas, a pesar de tener ideas políticas opuestas. Sin embargo, a la luz del ojo público, estas interacciones han generado diferentes reacciones, pues hay quienes las consideran maniobras políticas para manipular audiencias.

Sin embargo, frente a las críticas, Steven Cheung, portavoz de Trump, señaló que se trataba de un intento por escuchar los problemas que han surgido en diferentes regiones del país durante el gobierno de biden. “Los estadounidenses de todas las procedencias se están uniendo en torno al presidente Trump porque han visto lo que representa la presidencia desastrosa de Biden: una inflación disparada, una frontera fuera de control y una espiral de delincuencia en nuestras comunidades”, señaló.

Incluso, este ha sido un mensaje perpetuado por los artistas en cuestión como Quanny o Vezzo, quienes aclararon que sus interacciones con Trump no se traducían en apoyo al candidato, sino en una oportunidad para comunicar los crecientes problemas de sus comunidades.

CONTENIDO RELACIONADO