Murió Enrique “Zurdo” Roizner, el baterista que tocó con Vinicius, Piazzolla, Les Luthiers y Kevin Johansen

El músico tenía 84 años y sufrió un ACV. En su extensa trayectoria también acompañó a Frank Sinatra, Mercedes Sosa y Daniel Viglietti, entre otros

Por  HUMPHREY INZILLO

enero 15, 2024

El Zurdo Roizner, uno de los bateristas más emblemáticos de la Argentina.

Hernán Zenteno (Archivo LN)

Personalidad destacada de la cultura porteña desde agosto de 2016, Enrique “Zurdo” Roizner solía bromear y definirse como un “mercenario del solfeo”. El Zurdo tocó con Vinicius de Moraes en uno de sus discos más célebres (La Fusa, junto a Toquinho y María Creuza); con el Gato Barbieri (en Chapter 1: Latin America), en una formación que incluía a otros percusionistas notables: Domingo Cura, Pocho Lapouble y Jorge Padín; con Les Luthiers; con la orquesta de Don Costa, en la visita de Frank Sinatra a Buenos Aires; con La Banda Elástica, ese supergrupo de los 80, que integraban Ernesto Acher, Jorge Navarro, Enrique Varela y Hugo Pierre, entre otros. Acompañó a Mercedes Sosa y al uruguayo Daniel Viglietti. Y tocó, también, con Astor Piazzolla, que le dedicó un tema, aún inédito “El tango del Zurdo”. Desde hace más de dos décadas, formaba parte de The Nada, la banda de Kevin Johansen, a quien lo unía una profunda amistad. Y con quien, además, en los últimos tiempos había armado un espectaculo en formato de dúo. Fruto de un ACV, el Zurdo falleció el domingo 14, a los 84 años.   

“Querer describir lo vivido con el Zurdo es como querer sacarle una foto a la luna llena. Lo que uno aprecia nunca podrá ser reproducido. Pero…Con Palabras: el Zurdo Roizner, un amor, de persona y músico. Querido por quien lo conociera, se nos fue. Acá quedamos los que disfrutamos de ese ser inmenso, un Maestro en todos los sentidos, miles de discos y artistas tuvimos el placer de compartirlo. Porque siempre fue y es de todos”, escribió Kevin en su cuenta de Instagram. Y el mensaje sintetiza todo el sentir del ambiente musical.

Hace poco más de 20 años, mientras Kevin grababa su segundo disco, Sur o no Sur, en el estudio (con Javier Tenenbaum, Nani Monner Sanz y Pelu Romero, en la búsqueda de un baterista “desgenerado” como él) Pelu sugirió al Zurdo, y así pasó a formar parte de su banda The Nada.

El Zurdo había dado sus primeros pasos musicales en los piringundines de la calle 25 de Mayo, en Buenos Aires, donde consiguió trabajo siendo menor de edad; se formó en un sótano de la calle Necochea, en el barrio de La Boca, debajo de la emblemática cantina Spadavecchia, donde tocaba encima de los discos de jazzistas como Count Basie y Benny Goodman; giró por Chile y Colombia con “la jazz” de Osvaldo Norton, y fue allí donde, realmente, empezó a “desgenerarse” incursionando en las rancheras, los boleros, los valses y las polkas, en una formación que incluía al tío del Gato Barbieri y a Micki Lerman, el alter ego de Chico Novarro.

En su extraordinaria vida, el Zurdo llegó a visitar The Cavern, el mítico club donde tocaban Los Beatles, en 1964, durante una temporada que pasó en Liverpool, como integrante de la Filarmónica de aquella ciudad portuaria. ¿Cuántos argentinos llegaron a escuchar en vivo a los Fab Four:? El Zurdo fue testigo.

Baterista exquisito, lleno de musicalidad, era de los referentes de los grandes de su instrumento en el ámbito local y mundial: Daniel Pipi Piazzolla, líder de Escalandrum. “Tuve la oportunidad de escucharlo desde que era chiquitito, porque a mediados de los 70, él tocaba con mi papá, Daniel, en el octeto electrónico de mi abuelo [Astor]. De hecho, era uno de los mejores amigos de mi viejo en esa agrupación. El Zurdo inventó el groove del tango moderno, con el bajista Adalberto Cevasco. Me regaló uno de los platillos con los que tocó con mi abuelo, hermoso, lleno de remaches. Es un tipo muy cariñoso, muy querido”, declaró en 2020.

En abril de 2023, el Pipi Piazzolla participó del homenaje al Zurdo en el marco de Jazzología, el ciclo de conciertos gratuitos que se realiza en el Centro Cultural San Martín desde 1984, que también contó con la presencia de Kevin Johansen. También participó un quinteto integrado por los compañeros del Zurdo en la la Orquesta de Tango de la Ciudad de Buenos Aires, compuesto por Mariano ¨Paya¨ Cigna en bandoneón, Aníbal Gluzman Becker en piano, Augusto Sourigues en violín, Marisa Hurtado en contrabajo, Ricardo Lew en guitarra. La cantante Belén Pérez Muñiz y Leo Alvarez recrearon canciones de La Fusa, y un notable grupo de jazz con Manuel Fraga en piano, Ricardo Lew en guitarra, Carlos Acosta en clarinete, Osvaldo Gallo en bajo y Pablo González en batería rindieron homenaje a la veta jazzística del mítico baterista.

CONTENIDO RELACIONADO