Del “¡Rompan todo!” de Billy Bond a Frank Sinatra y Pixies, 10 shows inolvidables en el Luna Park

En los últimos días se corrió la versión de que el Luna Park cerraría por reformas a fines de 2024, y así permanecería por varios años. Para despedirlo, un repaso por los conciertos que hicieron del estadio un patrimonio cultural de la ciudad

Por  ROLLING STONE

abril 26, 2024

Adiós Sui Generis, uno de los conciertos más emblemáticos en la historia del Luna.

Esta semana, Bebe Contepomi, en su programa de radio en Mega, anunció que a fines de este año el Luna Park cerraba sus puertas por varios años para realizar una serie de refacciones.

Pablo De Gregorio, encargado de finanzas a nivel local y regional de la consultora EY (que trabaja para el estadio desde hace 3 años), es especialista en la reinvención y evolución de empresas familiares, no confirmó las afirmaciones de Contepomi, pero le dijo a ROLLING STONE que “se está trabajando en conservar el legado cultural, el legado deportivo y ponerlo en perspectiva, siempre en el marco de la gestión del patrimonio histórico, para darle competitividad al estadio”.

Aquí, te invitamos a recorrer el legado musical del Luna Park, con diez de los muchos (muchísimos) shows inolvidables que pasaron por el Palacio de los Deportes porteño.


1. Billy Bond y La pesada del rock & roll (Billy Bond)

El 20 de octubre de 1972 es una fecha que quedó marcada a fuego en la historia del rock argentino. Pero no fue por motivos musicales. Esa velada, en la que se presentaba Billy Bond junto a La Pesada del Rock & Roll, se produjo una gresca descomunal. Así la evocaba Bond en una entrevista antológica de Claudio Kleiman para ROLLING STONE: “Empieza el concierto y había 4.000 o 5.000 tipos que habían comprado la popular, pero las butacas de adelante estaban vacías porque los pibes del rock no tenían plata. Estábamos tocando y digo ´los que están ahí no ven, acérquense´. Cuando digo eso alguien se sube a una valla y de repente aparece, como por arte de magia, la policía de choque, con cascos, escudos y bastones. Estaba todo preparado por Lectoure. Entraron con todo, a los palazos, la gente saltando, y yo viendo todo eso traté de parar; ´cuidado que la violencia trae a la violencia´, las palabras de Perón, medio advirtiéndole a la policía y a todo el mundo, que eso no le convenía a nadie. Pero el asunto se va de las manos y los pibes invaden. Estaba con el micrófono y vienen directamente a mí dos policías y un oficial, me arrancan del escenario y me llevan para la puerta. En ese momento es que se da el “rompan todo”, o yo grito rompan todo o no sé bien lo que pasó, no recuerdo exactamente. Me llevan en cana y los chicos, obviamente, rompieron todo. Lo más impresionante era el ruido que hacían las sillas de madera al romperse. Miles de tipos rompiendo todo lo que tenían a mano. Y la policía se tuvo que batir en retirada”.

2. Sui Generis (1975)

Adiós Sui Generis fue una idea del productor Jorge Alvarez luego de escucharle a Charly decir que iba a disolver el grupo. Ante la gran demanda de entradas, agregaron una nueva función para el mismo día, el 5 de septiembre. Concurrieron, en total, más de 25 mil personas. León Gieco escribió un emotivo texto que leyó Wilmar Caballero (conductor del programa de radio Alternativa) antes del inicio de los shows, que terminaba con la frase “Adiós Sui Generis, que tengan una hermosa vida”. El repertorio incluyó “Canción para mi muerte”, que el grupo no tocaba desde hacía un año. Y temas que iban a formar parte de un inconcluso LP de Sui Generis, como “Bubulina” y “Fabricante de mentiras”. En realidad, esos no fueron los últimos shows del grupo. Luego tocaron en Córdoba, en Rosario y en Caleta Olivia. Los conciertos quedaron inmortalzados en el film homónimo de Bebe Kamin, recientemente restaurado y exhibido en el Bafici. 

3. Frank Sinatra (1981)

“Nunca el Luna Park lució como hoy, con tanta gente en la popular con tapados de piel”, le dijo Tito Lectoure, dueño del Luna, a Palito Ortega, uno de los productores del concierto, junto a Ricardo Finkel.  Con entradas que iban de los 11 a los 140 dólares, en medio de una enorme devaluación, el Luna Park estaba colmado. Sinatra había cumplido 65 años y para la mayoría era un sueño poder escucharlo en vivo. Y el Palacio de los Deportes porteño fue testigo de gemas como “I’ve Got You Under My Skin”, “Strangers in the Night”, “The Lady is a Tramp”, “The Best is Yet to Come”, “Come Rain or Come Shine”, “I’ve Got the World on a String” y  los clásicos “Theme from New York, New York” y “My Way”. La historia de este concierto, y de toda la visita de La Voz a la Argentina, está muy bien narrada en Operación Sinatra, el libro de Sebastián Grandi y Diego Mancusi

4. Charly García (1983)

Para la presentación de Clics Modernos, en diciembre del año en que la Argentina recuperaba la democracia, García armó una banda que incluía a los GIT (Guyot, guitarra; Iturri, batería ; Alfredo Toth, bajo) ; Fito Páez en teclados, Fabiana Cantilo en coros, Gonzo Palacios y Daniel Melingo en saxos. “Estamos filmando hoy”, advirtió García al inicio del concierto. Y agregó: “Un mensaje hecho durante la Argentina militar, pero que se puede adecuar a la Argentina de ahora: si tenés la nariz grande, hacé algo con ella y no te encojas”. Los primeros temas fueron “Bancate ese defecto” y “Nuevos trapos”, y el listado incluyó también “Rasguña las piedras”, “Peperina”, No bombardeen Buenos Aires” y “Los dinosaurios”.

5. Oasis (1998)

Para los fans del britpop, el 17 de marzo de 1998 es una fecha histórica. Se trata del debut de la banda de Lian y Noel Gallagher en la Argentina. Y fue en uno de sus escenarios más icónicos. Sonaron temas que ya eran considerados clásicos en ese momento, como “Live Forever”, “Don´t Look Back In Anger” y “Wonderwall”. También hubo un delicado set acústico a cargo de Noel Gallagher y una psicodélica versión de “I Am The Walrus”, de los Beatles, que quedaron en la historia.

6. James Brown (1999)

El hombre más trabajador en la historia del espectáculo llegó a Buenos Aires por segunda vez (se había presentado en Obras en 1997) para presentar su show al estilo Las Vegas, que incluía además de una ajustada y potente banda, un show de magia y un cuerpo de bailarinas esculturales. En el marco de un revival del funk local encabezado por Willy Crook & Funky Torinos, que oficiaron de anfitriones, sonaron clásicos como “Living in America”, “Soul Man”, “I Got You (I Feel Good)” y “Sex Machine”. La gran bestia funk hizo bailar el soul del rico Luna Park en dos funciones (el 10 y el 11 de septiembre) y lo haría nuevamente, en su tercera y última visita, en 2005.

7. Divididos (2000)

El 28 y 29 de abril de 2000 Divididos presentó su flamante disco Narigón del siglo yo te dejo perfumando en la esquina para siempre. Fue una recital histórico, con una puesta en escena impactante que incluía un diseño con rayos láser. Allí, el trío integrado en ese momento por Ricardo Mollo y Diego Arnedo junto al baterista Jorge Araujo incluyó un curioso y ambicioso cruce de miradas hacia el pasado (con la presencia de los folcloristas Jaime Torres en el charango y Fortunato Ramos con su erke) y hacia el futuro, con la osada invitación a DJ Zuker. Además, participaron Tito Fargo, Alejandro Terán junto a un octeto de cuerdas, Alambre González y Martín Aloé. 

8. The White Stripes (2005)

“Sobre el escenario del Luna Park se confirma lo que se escuchaba en los discos. Que ellos dos solos -guitarra, voz y ocasionales teclados, él [Jack White]; batería y algunas poquísimas voces, ella [Meg White]- son capaces de brindar un show impecable que durante una hora y media mantiene la atención y produce desconciertos, sorpresas y gratos desafíos”, sostenía en su reseña para La Nación la periodista Adriana Franco. “En el recital, hubo country furioso (“Hotel Jorba”), sonó el hit “Seven Nation Army”, y versionaron a Dolly Parton, Bob Dylan y Burt Bacharach.

9. BB King (2010)

Desde su primera visita a Buenos Aires, en 1980, BB King construyó un vínculo de amor con el público argentino, y con músicos como Norberto Pappo Napolitano, a quien invitaría a tocar en el mítico Madison Square Garden en 1994. El Rey del Blues subió por primera vez al escenario del Luna Park en su segunda visita a la ciudad, en diciembre de 1991. Y a ese escenario volvería, luego de transitar otros escenarios como el Estadio Obras y el Teatro Gran Rex, en marzo de 2010, para la que sería su despedida. El Maestro tocó sentado todo el show, y en esa oportunidad, no faltaron clásicos como “The Thrill is Gone”, uno de sus clásicos más emblemáticos.  

10. Pixies (2010)

Considerada por la crítica especializada como “una noche perfecta”, los Pixies debutaron en Buenos Aires frente a unos 8000 fans enfervorizados que cumplían el sueño de ver a uno de sus grupos favoritos en su ciudad. El grupo liderado por Black Francis repasó todas las canciones de Doolittle, su clásico álbum de 1989. 

CONTENIDO RELACIONADO