enero 25, 2023

A cincuenta años de su debut, León Gieco entrega un nuevo disco con notables invitados

En El hombrecito del mar , su primer álbum en más de una década, participan Gustavo Santaolalla, Jaime López, Lila Downs, Roger Waters, Sara Correia, Emma Shaplin, Hilda Lizarazu, Ligia Piro y la murga uruguaya Agarrate Catalina

Por  HUMPHREY INZILLO

Con canciones urgentes, León Gieco entrega su primer disco en una década.

Gentileza Universal

El dato es insoslayable: El hombrecito del mar llega a las bateas cuando se cumplen 50 años de la edición de León Gieco, el debut discográfico del artista oriundo de Cañada Rosquín. El primer opus de ese disco, el puntapié inicial de su prolífica trayectoria, era (es) “En el país de la libertad”. Medio siglo después, Gieco entrega un álbum fiel a ese derrotero, con el estilo y las obsesiones que son su marca. No puede decirse que estemos ante un álbum retrospectivo, pero adentrado en la era de la madurez, estas canciones dialogan con su obra previa.

El mexicano Jaime López (autor del clásico “Chilanga Banda”, versionado por Café Tacvba en Avalancha de éxitos, de 1996), acompaña a Gieco en la obertura del álbum. “Todo se quema” es una de las canciones urgentes que aborda una problemática local y global: los incendios forestales, los agroquímicos y la migración desde una mirada más humanitaria que geopolítica, y que también indaga en la coyuntura política, echando más leña al fuego (“Has visto presidentes latinoamericanos ir a España a festejar el quinto centenario”; “El mundo es una grieta, no resiste ningún puente”).    

Paradójicamente, León se ha pasado la vida tendiendo puentes, no solo como activista político sino con artistas de otras latitudes y distintos estilos musicales. “Alimentación.com”, junto al multifacético mexicano Sergio Arau (ilustrador, cineasta y fundador del influyente grupo Botellita de Jerez en los 80), es un necesario panfleto que denuncia y que dialoga con el libro Malcomidos (2013) y toda la obra posterior de su autora, Soledad Barruti. Entre la balada y la ranchera con aires tex-mex, “Soles y flores”, a dúo con Lila Downs, cierra la trilogía inicial de colaboraciones con artistas de México. Pero quizá la más emblemática de las canciones sea “La amistad”, junto a Gustavo Santaolalla, productor no solo del primer disco de León, sino cómplice del epopéyico De Ushuaia a La Quiaca (1985). Una oda al más profundo de los vínculos, en un collage de ritmos latinoamericanos, que rinde homenajes a Mercedes Sosa, don Sixto Palavecino y Elpidio Herrera, e incluye un guiño a “La colina de la vida”.

Mirá el clip de «Soles y flores», de León Gieco feat. Lila Downs:

La lista de artistas invitados es impactante: del gaitero gallego Carlos Núñez a la soprano francesa Emma Shapplin, incluyendo las voces de Ligia Piro, Hilda Lizarazu y la portuguesa Sara Correia, y notables músicos de sesión como el baterista Vinnie Colaiuta, el bajista Leland Sklar y el guitarrista Dean Parks, además de su parceiro, el tecladista Luis Gurevich, y el bandoneonista Martín Sued, entre otros. Hay visitas a Víctor Jara (“Gira, girasol”, una pieza no canónica del chileno, con una histórica participación de Roger Waters) y una audaz reversión de “Sueño con serpientes”, junto a su autor, el cubano Silvio Rodríguez, y la murga uruguaya Agarrate Catalina. Cierra con “El orgullo”, donde se pone en la piel de un niño trans y le guiña el ojo al poeta Fernando Noy, desde el país de la libertad.

Trending