diciembre 21, 2022

22 grandes discos en inglés de 2022

Un repaso por algunos de los materiales discográficos más importantes de artistas y bandas angloparlantes para el año que termina

Por  ROLLING STONE

ILUSTRACIÓN POR ALIAS CE. HARRY STYLES: WIREIMAGE; TAYLOR: JAMIE MCCARTHY/GETTY IMAGES; BJORK: NICK KNIGHT.

The Smile

A Light forAttracting Attention

Los miembros más visibles de Radiohead, Johnny Greenwood y Thom Yorke, se unieron al baterista de Sons of Kemet, Tom Skinner, para lanzar un álbum bajo el nombre de The Smile. El material, producido por Nigel Godrich, confirma la madurez, experiencia y gran talento de estos británicos míticos.

The 1975

Being Funny in a Foreign Language

The 1975 lucha contra la ansiedad en este álbum producido por Jack Antonoff. En Being Funny In A Foreign Language, la banda del Reino Unido muestra su lado más pop y es el disco más corto, conciso y enfocado de la agrupación. “Lo lamento mucho si estás vivo y tienes 17 años”, canta Matty Healy en el tema que abre esta producción.

Blackpink

Born Pink

Para su segundo álbum de estudio, Blackpink ya tenía que lidiar con la presión de ser considerado el girl group de K-Pop más importante del momento. Tras algunas exploraciones en solitario, Jennie, Jisoo, Lisa y Rosé ya estaban listas para defender su título en la realeza del género, y es evidente que han sabido conservarlo.

Porcupine Tree

Closure/Continuation

Closure / Continuation lleva consigo el peso inevitable de la expectativa, pero la banda logra superar el desafío en gran medida al ignorarlo por completo. Un bienvenido regreso para una agrupación que había pasado mucho tiempo fuera de las tarimas, se trata de un nuevo y fascinante camino en caso de que Steven Wilson quiera seguir adelante por los caminos del mejor rock progresivo.

Yeah Yeah Yeahs

Cool It Down

A Karen O, Nick Zinner y Brian Chase, les tomó nueve años publicar material nuevo, pero en 2022 finalmente entregaron su trabajo más maduro y conciso. Cool It Down se abre campo en medio del caos de la nueva década, tomando impulso en la empatía y la compasión, pero conservando el espíritu art-punk de principios de los 2000.

Florence + the Machine

Dance Fever

En el quinto álbum de su banda, Florence Welch sigue persiguiendo sus propias musas sin importar lo que pueda ocurrir. Con la ayuda de Jack Antonoff y Dave Bayley, de Glass Animals, Dance Fever tiene un alma pop con mucha producción, pero condensa el drama que solo Welch es capaz de generar.

The Weeknd

Dawn FM

Creado bajo el concepto de una estación de radio, The Weeknd deja a un lado la melancolía y se adentra en un mundo oscuro hablando de infidelidades, adicciones y redención, mientras Jim Carrey funciona como el locutor que une cada una de estas dolorosas historias que cuenta el Starboy.

Eddie Vedder

Earthling

Después de The Molo Sessions (2004), la banda sonora de Into the Wild (2007), Ukelele Songs (2011) o la música de Flag Day (2021) junto a Glen Hansard y Cat Power, decir que este es el tercer, cuarto o quinto álbum del líder de Pearl Jam -en solitario- puede suscitar discusiones entre los más fanáticos. De cualquier modo, Earthling es el disco que más evoca su presencia en la legendaria banda de Seattle, y cuenta con la participación de grandes nombres, como Stevie Wonder, Elton John, Ringo Starr, Chad Smith y Josh Klinghoffer, entre otros.

Jack White

Fear of the Dawn – Entering Heaven Alive

Jack White presentó dos álbumes este año, y juntos evidencian una vez más el amplio espectro musical del cantante y guitarrista. En Fear of the Dawn, el músico de Detroit muestra su conocido lado rockero de guitarras crudas y poderosas. Por otra parte, en Entering Heaven Alive, White muestra un lado más tranquilo y reflexivo.

Björk

Fossora

Cinco años después de un sonido etéreo y nebuloso en Utopia, la sorprendente artista islandesa ha explorado “el sonido de los hongos”, que evoca la diversidad, e implica poner los pies en la tierra en un regreso al lugar que la vio nacer. También hace una reflexión sobre el hecho de ser mujer y celebra la vida de su madre, fallecida en 2018. La incesante exploración sonora de Björk la ha llevado incluso a trabajar en algunas canciones con beats muy similares a los del reggaetón.

Harry Styles

Harry’s House

Con influencias ochenteras y ritmos llenos de nostalgia, Styles se permitió fluir mucho más con este nuevo álbum, explorando nuevos sonidos y ser, quizá, más fiel a su esencia y a lo que desea transmitir como artista. “Mi cosa favorita del disco es que es el que más se parece a mí”, le confesó a Zane Lowe, y no es algo menor en el caso del ex One Direction.

Omar Apollo

Ivory

El cantautor mexicanoestadounidense estrenó su primer álbum de larga duración este año. En Ivory, Omar colabora con Kali Uchis y Daniel Caesar. A lo largo de este trabajo pasa fluidamente del inglés al español y canta en el idioma que mejor se adapte a cada canción. Su debut oficial demuestra que hay que seguirlo de cerca.

Spoon

Lucifer on the Sofa

“El más puro álbum de rock & roll de la banda hasta la fecha”, según Britt Daniel. En el material, el músico de Austin reflexiona sobre esa batalla con la peor versión de ti mismo en la que te podrías convertir, la que se queda tirada en el sofá sin hacer nada, o como la llama Daniel: “Lucifer en el sofá”. 

Taylor Swift

Midnights

No cabe duda de que Taylor Swift es una de las más grandes compositoras de esta época, con una habilidad que ha originado magníficos álbumes en tiempo récord. Rodeado de misterio, y sin caer en la repetición, Midnights es un tren de regreso a muchas de las cosas que nos ofreció en Folklore y Evermore, una mirada que devela los pensamientos que surgen después de medianoche.

Kendrick Lamar

Mr. Morale & the Big Steppers

Con un sonido reminiscente a los polvorosos éxitos de la vieja escuela, Kendrick Lamar trae una amplia lista de invitados (incluyendo a la fascinante Beth Gibbons, de Portishead) con los que compone un viaje denso, complejo y algunas veces contradictorio. Con más de 70 minutos de música, aquí hay mucho que procesar, disfrutar y debatir.

BTS

Proof

A lo largo de una antología de tres volúmenes, BTS no solo relata su incansable y exitoso viaje hasta ahora, sino que ofrece a sus seguidores una mirada íntima al duro trabajo que ha habido detrás. Por fin, se permiten tomarse un momento para detenerse y disfrutar del paisaje.

Beyoncé

Renaissance

No se podía esperar menos de la Queen B: un álbum dinámico, enérgico, empoderador, y lleno de ‘bops’ para bailar –y voguear– en la discoteca. En medio de polémicas por la aparición del disco antes de tiempo, el uso de un sample de Kelis y cuestionamientos por algunas de sus letras, Renaissance es un homenaje espléndido a las personas queer y a las mujeres trans y cis negras que constituyeron la cultura del ballroom el siglo pasado.

Arctic Monkeys

The Car

The Car es el esperado séptimo álbum de la banda de Sheffield. Con arreglos de cuerdas, gran espacialidad y la sutil voz de Alex Turner, es el álbum más cinemático que haya publicado Arctic Monkeys desde sus inicios. Aunque mucha gente extrañe esa versión más ruidosa y agresiva de la banda, Turner se muestra más que satisfecho con esta nueva faceta.  

Slipknot

The End, So Far

Desde la primera canción, ‘Adderall’, la enmascarada banda de Corey Taylor les dice a sus fanáticos que las cosas ya no son como antes. The End, So Far es como abrir la caja de pandora, es la expansión de ese sonido característico que hace que Slipknot sea Slipknot, pero con la madurez y la perspectiva de casi tres décadas sobre los escenarios.

The Mars Volta

The Mars Volta

Se necesitaron 10 años para este regreso, que parecía imposible. El milagro ha sido desconcertante, y por momentos cuesta reconocer en estos sonidos la tradición progresiva, psicodélica, cercana al free-jazz y el punk demencial de The Mars Volta. La exploración llevó a la banda por otros rumbos, que algunos han encontrado más suaves y decepcionantes, pero que evidencian las enormes posibilidades del dúo conformado por Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala. Un disco muy desafiante, sin lugar a dudas.

Megadeth

The Sick, the Dying… and the Dead!

La filosofía de Dave Mustaine está plasmada en cada una de las notas que componen The Sick, The Dying… and the Dead, una carta de Megadeth hacia el mundo, en la que dejan atrás sus problemas y sobreviven a todas las plagas (enfermedades, escándalos, etc.) que puedan atacarlos. Un álbum contundente que evidencia la forma en que el pelirrojo sabe superarse álbum tras álbum.

Fantastic Negrito

White Jesus Black Problems

Este álbum ha recibido –con toda justicia- reseñas llenas de halagos, y ha ayudado a consolidar a Fantastic Negrito como uno de los exponentes más fascinantes en un estilo en el que muy pocos encuentran un sonido verdaderamente auténtico. Lo suyo es una elaborada mezcla de funk, blues, R&B y roots, llena de intensidad y dramatismo, pero ajena al melodrama sensiblero. Se trata de un artista que no puedes dejar pasar porque, entre otras cosas, no recae en los aburridores clichés del blues, y en tres oportunidades ha recibido justamente el Grammy por Mejor álbum de blues contemporáneo.

Trending