enero 10, 2023

Messi, la Selección y Román: 10 definiciones futboleras del Indio Solari

En una charla con su biógrafo Marcelo Figueras, el ex Redondos repasó la conquista argentina en Qatar, analizó el juego de la Scaloneta y le mandó un mensaje a Mbappé

Por  ROLLING STONE

Indio Solari siguió de cerca el camino de la Selección argentina en el Mundial de Qatar, se emocionó con la conquista de Lionel Messi y se maravilló con los festejos que recorrieron el mundo. En una entrevista con su biógrafo Marcelo Figueras para El Cohete a la Luna, el músico de 73 años mantuvo una charla distendida sobre una de sus grandes (aunque no necesariamente tan conocidas) pasiones, el fútbol, y entregó varias definiciones que vale la pena repasar. Su visión sobre el crack rosarino y el juego de la Scaloneta, su fanatismo por Juan Román Riquelme y el legado de Diego Maradona. Además, todo un palo para Van Gaal y Mbappé.

1. Hambre, polenta y emoción

«Percibí la polenta de un grupo de pibes que tiene hambre de justificarse la vida, con objetivos claros. Así se puede. Porque estaban unidos. Un grupo humano que tenía un proyecto que alentaba desde las entrañas. Ahí tenés la clave. Si no hay emoción, no pasa nada».

2. «Pecho frío»

«El ‘pecho frío’ [Messi] se comió el campeonato. Lo vi jugar con un alma invencible, delante de quien fuese. Tenía que ser el capitán, no sólo en términos futbolísticos, y se lo bancó. Y aun así fue dramático».

(Foto: Kirill KUDRYAVTSEV / AFP)

3. Juan Román Riquelme

«¿Después del primer partido? Mamita… Pero yo no me amilané. El equipo venía invicto de muchos partidos. No estuvo mal haberlo perdido, las llaves (que determinaban con quiénes se enfrentarían) fueron más livianas. Francia tiene un juego muy aburrido, que le permite ganar a veces pero que en el fondo es un fraude. ¡Hay que jugar a la pelota! Por algo los tres más grandes del mundo fueron argentinos: Di Stefano, Maradona y Messi. Y eso que no ponemos a Riquelme en la lista, porque se llevó mal con el nazi Van Gaal. ‘Con usted tengo un jugador menos’, decía. Andá a cagar. Este tipo tuvo rollo con todos los argentos buenos, que terminaron tapándole la boca porque triunfaron de un modo u otro. Riquelme no se bancó a Van Gaal en el Barcelona, pero en el Villareal les pegó un bailongo a todos los grandes».

4. Vamos las bandas

«Me gustó que la gente aprendiese a valorar a esta Selección a partir de conceptos que iban más allá de lo futbolístico: el espíritu, el alma, la enjundia, el huevo, como cuando pintan a una banda de rock and roll que tiene una profundidad inusual».

5. Dibu Martínez

«Es un psicópata divino. Si no atajaba ese último tiro del partido contra Francia, se iba todo al carajo. Pero se lo bancó. Hay que ponerse así delante de un tipo que no patea como vos o yo. ¡Te pega en la cabeza y quedás groggy! ¿Viste lo que hizo con la mano (cuando le entregaron el premio Guante de Oro)? El jeque lo miraba… ¡No entendió nada, nunca, pobre!».

6. Tiki-tiki

«Yo no podía creer que jugasen tan bien. Hasta entonces no habían demostrado una articulación tan fluida. ¡Entraban al área jugando!».

7. La sonrisa de Messi

«Cuando nos empataron, la argentinidad me jugó una mala pasada. Pensé lo peor, porque siempre estamos a punto de mojar la galletita y al final no pasa nada. Se nos llevaron preso al mejor jugador del mundo… ¡Nos ocurrió mil veces! Pero ganamos. Y en esa circunstancia, todos lloraban y él (Messi) reía. Una sonrisa como diciendo: ‘Yo tengo una felicidad que no tiene fondo, y no la puedo ocultar'».

(Foto: Martin Meissner/AP)

8. Mbappé

«Es un tipo insoportable, ese. Le jode Neymar, quiere ser ya el mejor del mundo. ¡Respetá un poquito a los que han sido los más grandes antes que vos!».

9. Messi/Maradona

«A Messi no lo arruinó la fama. A mí me encanta Maradona, pero él hizo las cosas de otro modo: se subió al personaje, que terminó adquiriendo dimensiones monumentales. A Messi no lo veo así, pero me gustó que aceptase ser el capitán, que se pusiese más serio y fuese a gritarle al árbitro. ¡Que es lo que debe hacer un capitán!».

10. Héroes

«Vos veías lo que pasaba en Escocia, en Nápoles… ¡Una cosa de locos! Cosas como esas no ocurren en el resto del mundo cuando, por ejemplo, gana Francia. Y cuando se le preguntaba a los que celebraban, explicaban por qué: decían que la Selección era un grupo inspirador en muchos sentidos. Deben haber irradiado una confianza en su manera de jugar, y a través de sus declaraciones. Y encima ganan: ¡son héroes! Maradona abrió esos puertos para nosotros».

Trending