agosto 29, 2022

Win Butler, líder de Arcade Fire, es acusado de conducta sexual inapropiada

Cuatro personas presentaron denuncias contra el cantante, quien admitió haber mantenido relaciones extramaritales, pero insistió en que estas fueron “consensuadas”

Por  DANIEL KREPS

Josh Brasted

Cuatro personas distintas han acusado a Win Bulter, fundador de Arcade Fire, de haber tenido conductas sexuales inapropiadas (desde sexting indeseado hasta agresiones sexuales) en su contra entre 2016 y 2020.

En un reportaje de Pitchfork, cuatro personas –tres de ellas eran fans “acérrimas” del grupo y tenían entre 18 y 23 años cuando conocieron al músico– detallaron sus denuncias contra el cantante, quien desde 2003 ha estado casado con su compañera de banda, Régine Chassagne. En un comunicado enviado al mismo medio, Butler admitió la existencia de relaciones extramaritales, pero insistió en que todos los encuentros sexuales fueron “consentidos”.

“Lily”, una persona de género fluido que usa el pronombre ‘elle’, aseguró que lo conoció en un concierto en Montreal en 2015 y a partir de allí entabló una amistad. No obstante, después de una cena en febrero del mismo año, Butler habría introducido sus manos dentro de su pantalón sin su consentimiento. Les dos se besaron al final de la noche, pero elle “no lo pidió” y “no fue recíproco. Fue muy corto e incómodo porque fue muy malo”. En la respuesta del músico a Pitchfork, este sostuvo que solamente posó su mano en la parte interior del muslo de Lily.

Dos días después, Butler se presentó en el apartamento de Lily, donde le “arrinconó contra la pared”, “agarró con agresividad” su cuerpo e “introdujo su lengua en su garganta”. “Fue un intento de ser sensual, pero estuvo muy mal teniendo en cuenta el contexto”, comentó la persona.

Tres mujeres más, todas fanáticas de Arcade Fire y 10 años más jóvenes que él, compartieron como el cantante las buscó en redes sociales. Sus conversaciones en línea eventualmente se convirtieron en encuentros reales y solicitudes reiteradas de fotos explícitas. Butler también habría enviado desnudos no deseados a una de ellas.

“Win Butler me pidió fotos desnuda e intentó hacer sexting conmigo, pero le dije que me incomodaba”, escribió “Stella”, una de las mujeres, en un chat de Facebook en 2016. “No sé qué hacer, él continúa escribiéndome una y otra vez”.

Otra de ellas, “Sarah”, le relató a Pitchfork sus interacciones en línea. “Hice todo porque era él. No me gusta hacer nada en video, especialmente cosas sexuales, pero recuerdo estar nerviosa y muy avergonzada de haberlo hecho. Le dije, ‘No me siento bien’, y él me dijo, ‘Mándame una foto ya mismo’. Básicamente me usó como su terapeuta y una forma fácil de tener sexo a través del teléfono. Las videollamadas únicamente eran para que él ‘terminara’ y después me colgaba. Me sentí terrible después de que lo hice”.

“Fiona”, a quien Butler buscó después de estar en primera fila en un concierto de la banda en Montreal, tuvo interacciones similares con él antes de sus encuentros sexuales en persona. Después de uno que ocurrió la noche anterior a un show de Arcade Fire en Vancouver, Fiona asegura haber intentado suicidarse. “Me sentí terriblemente mal”, dijo. “La presión de tener que mantener todo en secreto, tener que poner mis necesidades de lado constantemente para complacerlo, la falta de límites y la culpa de ser la otra se estaban haciendo muy difíciles de ignorar”.

En respuesta a las acusaciones de Fiona, Bulter reconoció que supo del intento de suicido pero sostuvo que ella le dijo que “no tuvo nada que ver” con él “porque estaba sufriendo de una enfermedad mental”. Sin embargo, la mujer lo contradijo: “Únicamente tenía que ver con él”.

Las cuatro personas no se conocían y solo se pusieron en contacto una vez compartieron sus experiencias en una publicación de Reddit. “Depredador sexual –cuando era una fanática de 18 años”, escribió Fiona en una historia de Instagram en 2020, cuya captura de pantalla avivó el post. “Él intentaba persuadirme constantemente de tener encuentros sexuales y enviarle desnudos; también me enviaba desnudos suyos después de que le reiteré que no me interesaban. No me dejaba en paz y me mensajeó desde diferentes números telefónicos después de bloquearlo. Tampoco me preguntó mi edad, nunca”.

En un extenso comunicado enviado a Pitchfork, el músico admitió haber “tenido relaciones consensuadas fuera del matrimonio”, sin embargo, reiteró que “nunca” ha “tocado a una mujer en contra de su voluntad”. “Cualquier insinuación de que lo haya hecho es falsa. Niego vehementemente cualquier afirmación de haberme sobrepasado con una mujer o haber pedido favores sexuales. Eso, sencilla e inequívocamente, jamás sucedió”.

“Pese a que estas relaciones fueron consensuadas, me disculpo con cualquier persona a la que haya herido con mi comportamiento. La vida está repleta de dolor y errores, y nunca he querido causarle dolor a alguien más”, indicó.

“Por mucho tiempo, he padecido de problemas de salud mental y los fantasmas del abuso en mi infancia. En mis 30, comencé a beber para lidiar con la peor depresión de mi vida después de que nuestra familia sufriera un aborto espontáneo. Nada de esto es para excusar mi comportamiento, pero quiero dar algo de contexto y compartir lo que pasó en mi vida por ese entonces. Ya no me reconocía a mí mismo o a la persona en la que me había convertido. Régine esperó pacientemente mientras me veía sufrir e intentó ayudarme lo más que pudo. Sé que debió ser muy duro para ella ver tan perdida a la persona que amaba”.

“Desde el covid, he pasado los últimos años intentando salvar esa parte de mi alma”, añadió. “Le he dedicado mucho tiempo y energía a la terapia y la sanación, incluyendo las sesiones de Alcohólicos Anónimos”.

En un comunicado aparte, Chassagne dijo: “Win es mi alma gemela, mi compañero de escritura, mi esposo y el padre de mi hijo maravilloso. Ha sido mi compañero de vida y en la música por 20 años, y por todo el amor que hay en nuestras vidas, también lo he visto sufrir de un inmenso dolor… Sé lo que hay en su corazón y sé que nunca ha tocado a una mujer sin su consentimiento, jamás lo haría. Él perdió su camino y lo encontró de vuelta”.

Un represente de Arcade Fire remitió a ROLLING STONE a los respectivos comunicados que Butler y Chassagne enviaron a Pitchfork.

Trending