Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente

noviembre 12, 2021

Una transformación libre de humo

Gracias a la tecnología y la ciencia, millones de fumadores han encontrado una alternativa menos riesgosa que el cigarrillo

Por  ROLLING STONE

Cortesía IQOS

Así como hemos transformado la forma en que nos desplazamos por la ciudad, escuchamos música o nos encontramos para las reuniones de trabajo, la tecnología ha permitido que otro tipo de actividades evolucionen para cambiar nuestras vidas y reducir el impacto negativo que estas actividades pueden tener. Todo lo que hacemos ha experimentado algún tipo de transformación en esta era digital y de la innovación, y la industria del tabaco no es ajena a esta revolución.

Sin combustión, sin humo y la mejor alternativa a continuar fumando cigarrillos; ese podría ser el lema de IQOS, el sistema de calentamiento de tabaco de Philip Morris International que llegó para cambiar definitivamente el estilo de vida de aquellos adultos fumadores que, de otra manera, seguirían fumando. Con tecnología de punta, IQOS brinda todo el sabor real del tabaco, pero con la ausencia de combustión, humo y cenizas.

¿Cómo funciona esta tecnología?

A diferencia de lo que comúnmente se cree sobre la nicotina, aunque adictiva, no es la principal causa de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Cuando una persona enciende un cigarrillo, es decir, quema el tabaco, se alcanza una temperatura de aproximadamente 650°C. Este proceso se conoce como combustión y es el que genera más de seis mil sustancias químicas dañinas o potencialmente dañinas.

Más de 430 científicos dentro de Philip Morris International se han dedicado a estudiar este proceso, llegando a la siguiente conclusión: si se elimina la combustión, se generan en promedio 95 % menos sustancias químicas y, por ende, hay una reducción del riesgo en comparación con el cigarrillo*. Y es que precisamente lo que hace la tecnología de IQOS es eliminar la combustión. Al calentar el tabaco (a una temperatura menor de 350°C) en lugar de quemarlo, se reduce el riesgo, se elimina el humo y por ende las cenizas.

Por el contrario, IQOS emite vapor que está constituido principalmente por agua en un 79 %, glicerina en un 9 % y nicotina en un 3 %.

Para llegar a esta tecnología se necesitaron años de inversiones en investigación y ciencia, pero sobre todo de un compromiso genuino y real de la compañía por dejar de vender cigarrillos en un plazo de 10 a 15 años.

Indudablemente, para los actuales fumadores la primera opción debería ser dejar de fumar. Sin embargo, para quienes – a pesar de conocer los riesgos que el tabaquismo genera en su salud- han decidido seguir haciéndolo, ya cuentan con alternativas menos riesgosas que el cigarrillo y que además han sido avaladas por estudios independientes y autoridades de salud como la FDA. Lo que se necesita ahora es que los fumadores adultos puedan acceder a la información completa y veraz sobre las implicaciones que puede tener el uso de estos dispositivos de calentamiento de tabaco.

Hoy, los fumadores cuentan con una alternativa científicamente comprobada y aprobada en diferentes países, menos riesgosa que el cigarrillo y que no produce humo. IQOS le apuesta a demostrar que un mundo sin humo sí es posible y que las personas adultas que disfrutan del ritual del tabaco y la nicotina, a pesar de conocer los riesgos, puedan continuar haciéndolo en situaciones cotidianas.

Al parecer el fin de los cigarrillos está cerca. Ya son más de 14,7 millones de personas que han hecho el cambio a IQOS. Estudios de la Academia de Ciencias de Estados Unidos y la Agencia Pública de Salud de Inglaterra indican que, a la fecha, no existen indicios de que estos productos fomenten el hábito de fumar1. Por el contrario, existe una relación entre el mayor acceso a productos libres de humo y la disminución del consumo de cigarrillos, según ha indicado la Asociación Británica de Medicina2.


Entre Coltabaco SAS y Rolling Stone existen acuerdos comerciales a efectos de publicar este artículo.

* Información importante: No necesariamente equivale a una reducción del riesgo del 95 %. IQOS no es libre de riesgo. Fuente: Reducciones promedio en los niveles de una amplia gama de químicos dañinos (excluyendo la nicotina) en comparación con el humo de una referencia estándar de cigarrillo (3R4F).

1 Evidence review of e-cigarettes and heated tobacco products 2018. A report commissioned by Public Health England (https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/684963/Evidence_review_of_e-cigarettes_and_heated_tobacco_products_2018.pdf

2 E-cigarettes: Balancing risks and opportunities (https://www.bma.org.uk/media/2083/e-cigarettes-position-paper-v3.pdf)

Trending

Anterior
Siguiente