Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Un rápido encuentro con los creadores y los actores de Express

A esta conversación se nos unieron Laura Laprida, quien interpreta a Asia, un nuevo personaje que ingresa al elenco de la serie; y el mexicano Bernardo Flores, quien encarna al peligroso Leo Malasangre

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

febrero 17, 2023

Cortesía de Lionsgate+

Express es el título de la serie española de Lionsgate+ que ya va para una segunda temporada. En ella, una psicóloga criminal llamada Bárbara (Maggie Civantos) dirige una empresa privada dedicada a impedir que se lleve a cabo esta brutal modalidad de secuestros. Estuvimos conversando con Iván Escobar y Antonio Sánchez Olivas, creadores de la serie, como también de la popular Vis a Vis; y con el productor Javier Méndez, Co head de Cine y TV en The Mediapro Studio, productora de “Express”, y la persona detrás de Competencia oficial y El buen patrón, los dos últimos fenómenos del cine español. A esta conversación se nos unieron Laura Laprida, quien interpreta a Asia, un nuevo personaje que ingresa al elenco de la serie; y el mexicano Bernardo Flores, quien encarna al peligroso Leo Malasangre. 

Yo quisiera comenzar con lo siguiente. Tristemente, el “secuestro express”, es algo que aquí en Latinoamérica vivimos día a día desde hace muchos años. De hecho, existe un antecedente fílmico al respecto. Secuestro express, protagonizada por Rubén Bladesfue una de las películas venezolanas más populares. No sé si ustedes tienen conocimiento de esa película.

Iván Escobar:  Sí, durísima. 

Iván Escobar.
Cortesía de Lionsgate+

Es cierto. Una cinta dura y emocionante. Quisiera que ustedes me contaran cómo fue que se gestó esta serie. Si parte de hechos reales o si fue otra clase de circunstancias las que llevaron a su gestación. 

Iván Escobar: Bueno, la gestación es un poco larga, pero la voy a resumir, ¿vale?  Los “secuestros express” son un sistema que tanto en España como en Latinoamérica se han producido por la desesperación económica de la gente. Es es un delito muy rápido y efectivo. Pero más allá del delito en sí, nos ha importado mucho el concepto “express” de la vida. Esto es lo que más nos ha obsesionado. Como todo lo hacemos “express”: comemos comida rápida, hacemos el amor con afán, nos divorciamos “express”, incluso la educación de nuestros hijos, ¿no? Todo es “express” ¿Adónde va todo ese tiempo que se supone hemos ganado haciéndolo todo “express”? ¿Se convierte en más abrazos a nuestra mujer o a nuestros hijos, o realmente todo se pierde? No. Pero lo seguimos haciendo todo “express”.

El concepto de lo “express” nos parecía algo muy interesante, porque algunas multinacionales, que operan en algunos países de Latinoamérica, África y, por supuesto, Europa, sí que inculcan este concepto en sus empleados. Eso nos pareció muy llamativo. ¡Hostia! hay empresas que a sus empleados les introducen esta especie de prebenda dentro de su sueldo y dentro de su contrato. Y desde luego, ya que los “secuestros express” tienen unas características muy peculiares, tienen un deadline clarísimo, un interlocutor y duran un tiempo muy determinado, todo esto nos parecía muy fílmico, muy cinematográfico. Que hubiese una empresa que se dedicase a resolver estos secuestros y, sobre todo, que desembocase en algo, que es lo que más nos interesa. El propio miedo es la mayor industria del mundo. Que tú y yo tengamos miedo, que vivamos acojonados cuando salimos a la calle, que nuestras familias intenten vivir en casas vigiladas las 24 horas, con vallas electrificadas, todo eso es porque tenemos miedo. ¿Quién dice que este miedo no es un negocio? Definitivamente lo es, porque contratamos seguridad las 24 horas, porque tenemos coches y ventanas blindadas en casa. El concepto del miedo y de que esto sea una gran industria, nos parece maravilloso. De aquí viene el concepto de Express. No sé si te he hecho un lío o ha quedado más o menos claro. 

Es decir que, podríamos pensar que la serie Express, más allá de ser una serie de acción y suspenso, nos está hablando sobre cómo el miedo a la muerte es algo inevitable y nos lleva a tener una vida acelerada de consumo. De no detenernos a pensar, de no tener una visión crítica de lo que está sucediendo, ¿estamos de acuerdo?

Antonio Sánchez Olivas: Eh, sí, totalmente. De hecho, hay muchas campañas aquí en España que apelan constantemente a ese miedo. «Si nos vamos de nuestra casa, nos la van a ocupar», o «van a venir, van a saltar la valla de la frontera, y los inmigrantes nos van a quitar el trabajo». Estamos viendo que se fomenta ese miedo, porque hay alguien a quien le interesa que ese miedo se expanda, ¿no? Y hacen negocios sobre ese miedo.

En la primera temporada de la serie precisamente se descubre quién está detrás de ese miedo. ¿Quién genera la solución? El que genera el problema. Y de eso habla. En esta segunda temporada vamos un poquito más allá y hablamos de un sistema. De que, por encima de todos hay un sistema, de que tú puedes luchar contra él, pero es muy complicado vencerle, porque todo el mundo tiene un jefe, y tú puedes igual conseguir derrocar a ese jefe, pero mañana habrá otro. Alguien siempre va a estar siempre por encima de ti. En la segunda temporada de Express seguimos hablando de ese miedo y del negocio que genera, pero también de que es muy difícil luchar a nivel individual, como personas. Es casi imposible luchar contra un sistema que está por encima de todos. 

Es decir, estamos hablando de estructuras y superestructuras, básicamente.

Javier Méndez.
Cortesía de MediaPro Studio

Javier Méndez: Totalmente. Esto es una cosa que a nosotros nos obsesiona, porque, no sé si sucede en tu país, pero aquí estamos pegados a la inflación. Tenemos a los bancos quitándole a la gente sus viviendas, los supermercados, la leche, el pan, todo está subiendo. Y de repente decimos, ¿quién demonios está manejando los hilos? ¿Por qué a los ciudadanos nos están pisando la cabeza y no podemos levantarla? Y queremos hablar de esto. ¿Cuál es este sistema que realmente hace negocio con nosotros y con nuestro miedo? De esto va la segunda temporada, y como nuestro personaje principal Bárbara se da cuenta de que la única manera de pelear contra el sistema es saltarse las reglas completamente y coger un arma.

Precisamente, eso que me estás comentando me hace pensar en una serie que a mí me encantaba, y a la que yo le encuentro muchas similitudes con Express y es 24, donde se plantean estas temáticas controversiales. ¿Hasta dónde se justifica la violencia y la tortura? ¿Hasta dónde se justifica el uso de armas de fuego?

Javier Méndez: Totalmente, ¿Cuáles son los límites? Esa es la pregunta. Los límites son la moral, porque si trabajamos con la moral y con la ética, nos van a seguir pisando la cabeza. Y luego tiene otra cosa con 24, que dentro de los frenética que era esa serie, le dedicaba muchas líneas a la paternidad, a la familia. Porque una cosa es cómo actúas contra el sistema, pero ¿tienes otra cara dentro de casa? Porque al final es la misma. ¿Tú puedes venir y torturar a una persona y darle un beso por la noche a tu hija? Esto es lo mismo que planteamos en la segunda temporada de Express.

Esto nos lleva a una tendencia que también he visto en el cine español actual y que consiste en hacer crítica social dentro de una estructura típica de género. Esto lo vi en El buen patrón y en As bestas. La idea de utilizar estos medios de entretenimiento para, de alguna manera, hacer una reflexión política y social. 

Iván Escobar: Pues mira, aquí tenemos a Javier Méndez, que es el productor de El buen patrón, precisamente.

Y de Competencia oficial, que para mí fue la mejor película del año pasado y que no se aleja de esta tendencia. 

Javier Méndez: Coincido completamente, porque al final nosotros no solo queríamos hacer una serie de ficción entretenida. Queremos hablar un poco del tiempo que nos ha tocado vivir. Y si no hablamos de ese tiempo, no estamos haciendo una buena ficción. El tiempo que nos ha tocado vivir está marcado precisamente por esto que estás diciendo, por la crítica social: ¿Qué está pasando? ¿Cómo son nuestros políticos? ¿Cómo es nuestra policía? ¿Qué están haciendo nuestros bancos? Todos estos son los temas que se tratan en Express

Ahora quisiera hablar rápidamente con los actores. Hay personas que no han visto todavía la primera temporada de Express y necesito que los contextualicen. Laura, háblanos sobre tu personaje, quién es y qué papel juega en Express.

Laura Laprida: Mi personaje entra en la segunda temporada, en la primera no estuve. 

Exacto.

Laura Lapidra.
Cortesía de Lionsgate+

Laura Laprida: Si Bernardo quiere hacer un pequeño resumen de la primera temporada, yo pues arranco

con la segunda.

Bueno, empieza con Asia y después hablamos de Malasangre.

Laura Laprida:Ah, ¡bueno! Mi personaje viene a deconstruir un poco el sistema que estábamos acostumbrados a ver en la primera temporada, ya que trae una sensibilidad particular. Ella tiene un don, genera un vínculo muy lindo con Bárbara, el personaje principal que interpreta Maggie Civantos. A partir de ello, empiezan a despertarse nuevas intrigas y nuevas cosas para Bárbara. Pero la verdad es que su relación con Asia la lleva por un lugar muy lindo. Yo creo que mi personaje aporta mucha sensibilidad, si bien le han pasado muchas cosas, Asia es muy compleja.

Laura, ¿podríamos pensar en Bárbara como una especie de Jack Bauer de 24, un personaje solitario, pero que ahora ya no está sola?

Laura Laprida: ¡Exacto, exacto! yo creo que Asia encuentra en Bárbara un refugio y ella siente eso, un vínculo. Eso despierta en ella un montón de cosas muy lindas que se van a poder apreciar. ¡Esa es la palabra! Aprecio.

Bernardo Flores.
Cortesía de Lionsgate+

Ahora sí Bernardo, hablemos de Malasangre. Este es un personaje peligroso, ambiguo.

Bernardo Flores:No, ya no es ambiguo. En la nueva temporada se convierte en todo un coqueto. Se enamora. Quiere ser bueno. Es algo bonito lo que le sucede.

Pero eso ya lo intuíamos desde la primera temporada, ¿no?

Bernardo Flores: Sí, pero él no sabía cómo. Ahora ya va aprendiendo. La vida y la pareja le juega mal y entonces, cae en aprietos. Pero al final, esta serie trata del valor del trabajo en equipo. Hermanos, amigos, pareja, familia. Lo que sea que hagas en equipo, todo va a funcionar. 

Esto va para los dos. Express es claramente una serie de acción y suspenso, pero va más allá. Está hablándonos de algo que estamos viviendo actualmente y son dos cosas. Por un lado, nos habla de ese acelere que tenemos actualmente frente a la vida, donde por el miedo a la muerte, que es algo inevitable e ineludible, el sistema nos mantiene acelerados, para que no pensemos, para que no nos detengamos, para que no tomemos distancia.  Por otro lado, estamos hablando de estructuras y superestructuras, lo que nos lleva a la pregunta: ¿Quiénes son los que nos llevan a ese acelere? ¿Quién es el que mantiene ese desenfreno? La segunda temporada nos empieza a hablar sobre eso, sobre esas superestructuras que crean esos miedos para beneficio proio. No sé qué piensen al respecto.

Laura Laprida: Sí. Yo creo que el tema principal es el miedo, así como vos lo venís diciendo. Miedo a todo. El miedo a la muerte, a no poder resolver nuestros problemas, a quedarse con las ganas. El miedo a no poder expresarse. Yo creo que, en esta segunda temporada, al personaje principal que es Bárbara, que es una psicóloga criminal, hace un uso mucho más profundo de sus conocimientos sobre la conducta humana. Esta segunda temporada toma un rumbo más psicológico. Empezamos a entrar en la vida de todos los personajes, de todo el equipo Express, y a partir de ahí, nos meteremos en sus psiques, en sus miedos, en sus vínculos, en sus relaciones, en sus ganas, en su todo. De ahí el mayor desarrollo de los personajes en esta segunda temporada.

Bernardo Flores: Sí, exactamente. Laura no pudo haberlo explicado mejor. Lo dijo bastante bien.

En la primera temporada, Bárbara dice que para enfrentarse al “secuestro express” hay que tomarse las cosas con calma, hacer lo contrario. ¿Ustedes creen que para esta segunda temporada lo que se está pensando es eso? Nos adentrarnos a ese mundo interno de cada uno de los personajes para interesarnos más como espectadores en las dinámicas familiares, en las dinámicas de pareja?

Laura Laprida: Claro, exactamente, yo creo que ahora nos metemos un poco más en los problemas de cada personaje y en sus vínculos. Bárbara está teniendo un montón de situaciones que tiene que enfrentar como madre y como ex esposa. Se encuentra muy desafiada por su entorno, y así están también todos los personajes. Vamos a ver cómo ellos encuentran las herramientas y cómo pueden resolver ante todas estas situaciones que se les interponen. 

Hay algo muy interesante en Express, y al mismo tiempo controversial, y tiene que ver con la exploración de los límites éticos ¿Qué opinan de ese cuestionamiento a los límites? ¿Hasta dónde las cosas se pueden dar o no se pueden dar?

Bernardo Flores: Bueno, pues, es que yo no tengo como mucho voto para opinar ahí, porque… 

Laura Laprida: ¡Malasangre no tiene límites!

Bernardo Flores: (Risas) ¡Exacto! ¡Porque yo no tengo límites! Los límites se conocen hasta que estás en una situación específica. Eso siempre es así. Es decir, podemos hablar mucho de lo que haríamos, pero los límites se conocen realmente cuando uno está en esa situación. Ahí es donde realmente vemos cómo reaccionan las personas bajo presión. En Express todo se hace es bajo la presión del tiempo y de la vida, bajo la presión de que alguien puede morir. Ahí vemos cómo reaccionan todos bajo esa presión. Pero es hasta que lo vives, que uno puede dar su opinión.

Bernardo, entonces ¿podríamos pensar que lo bueno y lo malo siempre tienen que ver con la situación y con el contexto? ¿Las decisiones que tomamos siempre tienen que ver con las circunstancias?

Bernardo Flores: Sí, claro, en cualquier circunstancia, sí. Pero es diferente entre los personajes. Por ejemplo, es diferente a cómo reaccionaría Malasangre a cómo reaccionaría Laura; si la persona que está secuestrada es familiar de Malasangre, imagínate. Espero que esta serie esté muy alejada de las circunstancias de vida de las personas que la vean. Espero que cumpla con su cometido de entretener. Que la gente pase un rato comiéndose las uñas pensando sobre qué es lo que va a pasar. Ese es el objetivo de un thriller psicológico. Ahora, lo que pasa en esta segunda temporada es no hay tanta acción, sino que se juega con la psicología de los personajes y uno los puede conocer todavía más. Ahora sí hablamos de nosotros. Conocemos por qué están enamorados, por qué no se pueden enamorar, por qué son así.

Laura, ¿tu personaje se integrará de manera definitiva al elenco o eso no lo podemos saber todavía?

Bernardo Flores: ¡Laura no se va! ¡A Laura la queremos en el equipo Express! [Risas].

Laura Laprida: Mi personaje se incorpora para quedarse. 

Ya que estamos revelando cosas, quisiera saber ¿ya se está pensando en una tercera temporada o todavía es muy temprano para asumir eso?

Bernardo Flores: Es muy temprano.

Laura Laprida: Sí. Es muy temprano. Nunca se sabe. Hay mucha magia detrás de esta industria y yo creo que todo es posible.

Es que estaba pensando que como Iván también es el creador de Vis a Vis y fue una serie cerrada, tuvo un final. De pronto Express esté pensada así también, no sé si es prematuro de mi parte…

Laura Laprida:Habrá que ver.

Siento que he caído en una trampa porque esta entrevista también es “express”

Iván Escobar, Javier Méndez, Bernardo Flores y Laura Laprida: [Risas]