Tras la voz de Johnny Cash

Hablamos con el coproductor David “Fergie” Ferguson sobre Songwriter, el último álbum de Cash

Por  MARTÍN TORO

junio 28, 2024

CORTESÍA

David “Fergie” Ferguson ha estado detrás de la consola de El Hombre de Negro (Johnny Cash), durante más de 25 años. Su trabajo para Cash comenzó en 1994 cuando trabajó como ingeniero de grabación en compañía de la leyenda de la producción, Rick Rubin para el álbum American Recordings. Ferguson se encargó de darle el sonido característico a los LPs que se grabaron entre 1994 y 2006 como Unchained, American III: Solitary Man y American IV: The Man Comes Around.

Tras más de 30 años de preparación, el nuevo álbum de Johnny Cash, Songwriter ha salido a la luz. Las voces de este álbum fueron grabadas por Johnny a principios de 1993 en los estudios LSI de Nashville como parte de una sesión demo. John Carter Cash, hijo de Johnny y June Carter Cash, descubrieron que la voz de Johnny era increíblemente potente y trató de liberarla de una producción algo anticuada.

Junto con el coproductor David “Fergie” Ferguson, redujo todo a la potente y ronca voz de Johnny y reunió a un selecto grupo de músicos que tocaban con Johnny, entre ellos el guitarrista Marty Stuart y el fallecido bajista Dave Roe, junto con el baterista Pete Abbott y varios otros, en la Cash Cabin, un espacio sagrado para Johnny en Hendersonville, Tennessee, para crear la nueva música para el álbum, tomando como base esas capturas de voz de los demos de 1993.

ROLLING STONE EN ESPAÑOL habló con David Ferguson desde su estudio en Nashville, Tennessee para que nos comentara un poco más de cómo se trabaja para resucitar a una leyenda.

¿Podrías describir el proceso creativo detrás de la producción de Songwriter? ¿Cómo fue trabajar con las grabaciones originales de Johnny Cash?

John Carter Cash había encontrado estas grabaciones en cinta de dos pulgadas que Johnny había grabado en un estudio que su yerno estaba manejando en ese entonces. Johnny Cash llevó su banda de gira hasta allá para grabar un par de canciones. Cuando no había tanto trabajo durante el invierno, Johnny alquilaba estudios de este estilo y grababa con sus músicos para ayudarles con algo de dinero.

Durante estas sesiones de demos Johnny Cash cantaba una canción 3 o 4 veces y luego comenzaba con otra. Mientras, la banda no tenía mucho tiempo para acoplarse a estas nuevas canciones, así que la instrumentación no era tan buena como para dejarla en una canción oficial. Así que lo que hice junto a John Carter Cash fue sacar la voz de Johnny de ahí y hacer nuevos arreglos e instrumentaciones para estas grabaciones de voz.

¿Cómo fue el proceso de selección y uso de la voz de Johnny Cash de las sesiones de demostración para crear nuevas instrumentaciones?

La parte más complicada fue juntar la voz de Johnny con el metrónomo. Como fueron tomas de demo, algunas veces las tomas se perdían dentro de la forma de la canción. Así que el reto fue organizar las voces para que la nueva banda se pudiera montar con facilidad sobre esas tomas vocales. Intentamos mantener casi los mismos arreglos, sin embargo hubo varios cambios en la instrumentación.

¿Qué criterios utilizaste para elegir a los músicos que colaboraron en este proyecto y cómo influyeron en el sonido final del álbum? ¿Cuánto tiempo llevó todo el proceso?

Quisimos trabajar con los músicos más icónicos de la carrera de Cash. El guitarrista Marty Stuart y el fallecido bajista Dave Roe, el baterista Pete Abbott y otros músicos que vinieron a colaborar como Dan Auerbach de The Black Keys.

El proceso tomó su tiempo debido a asuntos legales, lo fuimos trabajando poco a poco, durante el paso de los meses. Pero lo que más demoró fue organizar todo el material.

¿Cómo fue la evolución de las canciones desde el demo hasta esta versión que tenemos hoy?

Cambiaron muchísimo. Por ejemplo en “Drive On”, Cash para cuando grabó esta canción todavía no había organizado sus líneas para que cuadraran bien en los compases, así que fue un poco raro como sonaba pero era lo que él quería, ya que una versión de esta canción de American Recordings tiene exactamente el mismo desplazamiento.

Así que para nuestra versión el guitarrista Marty Stuart hizo un cambio en los acordes, y le agregó unos sonidos cinemáticos que solamente están en nuestra versión. Así que ese son el tipo de detalles que hacen que estas grabaciones sean totalmente únicas.

Johnny Cash.
Alan Messer.

¿Cómo crees que Songwriter contribuye al legado de Johnny Cash?

Es una pieza que la gente va a amar. La gente tiene muchas ganas de escuchar a Johnny Cash, además hay mucha basura allá afuera. Hace mucho tiempo no escucho cantar a un hombre de verdad. Suena como un hombre real. Creo que definitivamente hay un espacio en la música para él en este momento.