The Beatles: Get Back – El último concierto

El último concierto de la mejor banda de Rock de la historia es recuperado por el director de El señor de los anillos y llevado a la gran pantalla en todo su esplendor

Peter Jackson 

Por  ANDRÉ DIDYME-DÔME

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cortesía de Cinecolor

Los amantes de la música rock nos hemos enfrentado una y otra vez a la misma situación: No podemos escuchar nuestra música a todo volumen, sin encontrarnos con un detractor (nuestros padres, nuestros profesores o un policía), empecinados en silenciarla a como dé lugar.

Paul McCartney, John Lennon, George Harrison, Ringo Starr (y el talentoso teclista Billy Preston) vivieron en carne propia la experiencia, cuando el 30 de enero de 1969, decidieron subirse a la azotea de los estudios Apple ubicados en Saville Row de Londres, para interpretar al aire libre sus últimas composiciones.   

La mayoría de los desprevenidos transeúntes que escucharon su música (ancianos, adultos, jóvenes y niños) quedaron fascinados con Get Back, Don’t Let Me Down, I’ve Got A Feeling, One After 909 y Dig a Pony. Pero otros, sintieron que se estaba generando ruido, molestia y desorden, y acudieron a la policía, para acabar con el improvisado concierto luego de sus 42 minutos de duración.

Estos hechos fueron mostrados de una manera detallada en Get Back, el magnífico documental de Peter Jackson de casi 8 horas de duración, que recuperaba el material audiovisual filmado por Michael Lindsay-Hogg sobre la grabación de Let It Be, el último álbum de la banda, para la que sería la cuarta película de cine protagonizada por los Beatles. 

Ahora, se presenta en las salas de cine de IMAX, el concierto en su totalidad para agrado de todos aquellos que adoramos la música del cuarteto de Liverpool. ¿Para qué repetir un evento del que ya fuimos testigos aquellos que disfrutamos del documental de Jackson, el cual se encuentra disponible en la plataforma de streaming Disney+? 

Por la misma razón por la que muchos no nos cansamos de escuchar una y otra vez la música de los Beatles y por la misma razón que aquellos que amamos el rock luchamos contra sus detractores: Para tener una experiencia extremadamente placentera que consiste en vibrar y estremecerse con la música interpretada por un grupo sin precedentes en la historia de la música, y para vivir esa experiencia de la manera más intensa posible.  El rock no ha muerto y jamás morirá. Larga vida a los Beatles.